La motivación como una herramienta para mejorar la productividad

Marisol Uriarte Master Black Belt de Six Sigma, Bechtel.
Marisol Uriarte
Master Black Belt de Six Sigma, Bechtel.

 

Las empresas pierden miles de millones de dólares cada año por tener trabajadores no comprometidos. Esta es la conclusión de un informe técnico recientemente elaborado por The Ken Blanchard Companies, titulado “A Business Case for Optimal Motivation” (Fowler, et al.) (Un Caso de Negocios para la Motivación Óptima). En éste se estimó que dicho factor cuesta a las organizaciones US$ 350 mil millones anuales en la pérdida de productividad. Además, las organizaciones gastarán entre US$ 750 mil y US$ 1 mil millones durante 2015 para solucionar un problema cuyo origen muchas de ellas desconocen, establece el informe. Dada esta información, es fundamental identificar los motivos por los que el compromiso de los empleados cae a niveles de desconexión que afectan la productividad.

La búsqueda de las causas raíz plantea una pregunta interesante: ¿cómo podemos hacer que la gente se comprometa con nuestro ambiente de trabajo? Para responder esta pregunta, citaré a los expertos en liderazgo y compromiso (Fowler, Zigarmi y Houson), quienes en 2007 comenzaron a hacer estudios de la conducta, relacionados con este tema. Ellos identificaron una trilogía que debe trabajar en conjunto, en la que la energía de la organización, más la dedicación al cliente y la pasión del empleado por el trabajo se deben considerar para un liderazgo efectivo. La premisa es que un trabajador comprometido no es suficiente; lo que se requiere es un empleado que sea apasionado por su trabajo. El estudio identificó el proceso de evaluación personal que lleva a lograr este estado.

El proceso comienza con el reconocimiento de la actitud del trabajador con respecto a su experiencia laboral, seguido de la necesidad de sentirse seguro en el ambiente de trabajo y la búsqueda del bienestar personal. Dadas estas circunstancias, la persona define cómo él o ella debería actuar, determinando así sus intenciones, lo que dará lugar al comportamiento que la persona tendrá dentro de la organización. Se identifican las siguientes intenciones: trabajar de manera colaborativa, ser parte del equipo, realizar un trabajo de alto nivel, usar esfuerzo discrecional y permanecer en la compañía.

En Bechtel nos apasiona la excelencia, hacemos nuestro trabajo bien la primera vez y comprendemos que el desempeño y la motivación tienen un rol fundamental en la productividad. Nuestro único activo es nuestra gente, por este motivo, parte de nuestro trabajo es motivar enérgicamente a nuestra fuerza laboral, una tarea que realizan los líderes de nuestra organización. El liderazgo visible, el establecimiento objetivos claros que fijen los estándares más altos de ejecución y el fomento del trabajo en equipo mediante una comunicación abierta, son elementos que aplican en terreno y en oficinas para mantener un alto desempeño al mismo tiempo que realizamos nuestro trabajo de manera segura.

La comunicación también es una herramienta para motivar a los empleados a mejorar el desempeño. Creemos que un trabajador que conoce las expectativas de la empresa se siente más involucrado y parte del proceso. En Bechtel, las herramientas que usamos incluyen un proceso de gestión del desempeño, encuestas para saber cómo estamos y All Hands meetings. Para los trabajadores no manuales que están en terreno, el equipo de gerencia entrega los objetivos mediante un proceso de gestión del desempeño que se realiza en toda la compañía y discute regularmente el avance de los individuos en aquellos objetivos. También trabajamos para escuchar las opiniones y preocupaciones de los empleados mediante encuestas y reuniones lideradas por el Gerente General, en donde colegas de todos los niveles tienen la oportunidad de hacerle preguntas en forma directa.

Fomentamos la capacitación, lo que tiene un impacto en los resultados en un nivel tanto personal como de la organización. Los colegas pueden reforzar su conocimiento mediante la Certificación Bechtel y mejorar sus habilidades ya sea mediante cursos en línea en nuestra herramienta de aprendizaje Bechtel University o en clases presenciales con instructores que les ayudan con las habilidades blandas esenciales.

También es importante considerar que los empleados necesitan un equilibrio entre su vida personal y el trabajo, con el fin de que se desempeñen de manera óptima. Bechtel ofrece actividades en donde los empleados pueden participar con sus familias y colegas organizadas por el Club de Empleados y el comité de Responsabilidad Social de Bechtel. Además, la participación en actividades tales como los torneos deportivos internos o el voluntariado para mejorar la vida de otras personas reúnen a nuestros equipos y luego los empleados transfieren este espíritu al lugar de trabajo.

Cuando los Empleados sienten que la organización en la que trabajan contribuye a su bienestar, ellos también demuestran su compromiso. En 2014, los empleados posicionaron a Bechtel Chile entre unas de las 50 mejores empresas para trabajar en Great Place to Work Survey®.

En Bechtel comprendemos que la calidad de la motivación diaria de las personas determinará la calidad de su energía, vitalidad y bienestar, al mismo tiempo que realizan su trabajo. Promovemos nuestros valores y adoptamos nuestros compromisos; hacemos saber a nuestros empleados que ellos son parte de una organización que evoluciona mediante la comunicación de las expectativas y escuchando sus opiniones. Esta es nuestra manera de lograr mayor productividad, un desempeño prolongado y los resultados que buscamos. Sabemos que cuando las personas crecen, también lo hace la organización.

Fuente: A Business Case for Optimal Motivation

Autor entrada: cmineracdt