Sistema de Control de Filtraciones: Productividad en Las Tórtolas

CM 22-Proyecto Nacional P

La construcción de un muro formado por inyecciones de lechada consideró un sistema de control de filtraciones del tranque de relaves de Los Bronces.

El proyecto sirvió de piloto en la implementación del manual de Buenas Prácticas en la Construcción Minera.

Tras el cumplimiento de las medidas aumentó un 20% la productividad en mano de obra y 23% en equipos.

Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera & Energía

Un nuevo proyecto  se ejecutó entre octubre de 2015 y agosto de 2016 en la operación Los Bronces de Anglo American. Se trata del “Sistema de Control de Filtraciones” incluido dentro de la construcción y crecimiento del Muro Este del tranque de relaves en Las Tórtolas, dirigido a cerrar un bajo topográfico ubicado al este de la cubeta de relaves. La obra contó con la ingeniería de Arcadis junto con la participación del consorcio formado por Excon y Soletanche Bachy.

Desde Anglo American compartieron los detalles del trabajo constructivo. El subproyecto “Sistema de Control de Filtraciones” consistió en la construcción de un sistema localizado aguas abajo del muro, destinado a contener las infiltraciones subterráneas producto del crecimiento del depósito a la cota 745 metros sobre el nivel del mar y, posteriormente, derivar estos flujos hacia una piscina de filtraciones.

El sistema contempló dos obras principales:

- Excavación de una zanja cortafuga de 300 m de largo y de 6 m de profundidad, tendiente a captar las aguas más superficiales y las recibidas por el embalsamiento producto de la cortina de inyecciones.

- Construcción de una cortina de inyecciones conformada por tres líneas de inyección de 50 m de profundidad, bajo la zanja cortafuga. Sobre la cortina de inyecciones se perforaron e inyectaron 17.000 metros lineales en los 388 pozos ejecutados en total. La admisión de lechada fue del orden de 373.000 litros.

El proyecto, además, consideró seis pozos con instrumentación (piezómetro estático y sensor de temperatura) y cuatro pozos de monitoreo para toma de muestras, así como también una caseta de instrumentación con sistema de lectura y almacenamiento de datos (datalogger), a lo que se suman los respectivos caminos de acceso.

Desafíos de la faena

En la logística de la ejecución de la cortina de inyecciones, el principal desafío fue coordinar los trabajos de los cuatro equipos de perforación sin generar tiempos muertos. Asimismo, este proyecto interfería con la normal utilización del camino de operación del depósito Las Tórtolas en el centro de la zanja cortafuga. Dado que el tránsito de este camino no se podía interrumpir, se tuvo que generar un bypass para atacar los trabajos de inyección por sector. Por este motivo, además, se evaluó con la ingeniería y se ejecutaron inyecciones desde un costado del camino en diferentes ángulos para impermeabilizar la roca bajo este camino.

Como resultado de las optimizaciones de orden logístico, se logró ejecutar el proyecto en los nueve meses programados, a pesar del requerimiento adicional de más de 1.110 metros lineales en los 67 pozos cuaternarios, ejecutados debido a las condiciones geológicas que se presentaron.

En lo estrictamente técnico, el principal desafío fue que a lo largo de los 300 m de trazado de la cortina se presentaron diferentes litologías de rocas, desde rocas volcánicas a sedimentarias. Algunas de ellas presentaban un alto grado de meteorización y fracturamiento. Este tipo de roca ralentiza los trabajos de perforación, debido a la necesidad de introducción de revestimiento. Además, debido a la alta admisión de lechada en estas rocas de mala calidad geotécnica, se requirió perforar e inyectar adicionalmente con pozos cuaternarios. Con la ejecución de estos pozos cuaternarios, se aseguró la calidad técnica de estos trabajos sobre la base de la ingeniería.

CM 22-Proyecto Nacional 1

Buenas prácticas

A su vez, este proyecto sirvió como piloto del manual de Buenas Prácticas en la Construcción Minera, elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el Consejo Minero y la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT); de manera que participó de una metodología en la que se definió el impacto de una serie de buenas prácticas que en conjunto apuntan a aumentar el tiempo disponible o efectivo de trabajo y por lo tanto, a mejorar la productividad.

A lo anterior, se suma la participación de Anglo American en la Mesa de Productividad del Consejo Minero (CM), por medio de Claus Bunger, vicepresidente de gestión de proyectos de la compañía minera y representante del CM, quien participó tanto de la mesa como del proyecto piloto en la implementación de las buenas prácticas.

En esta línea, se realizaron dos mediciones por parte del equipo de la CDT. El primer registro de “Línea Base” se efectuó entre el 16 y el 19 de febrero de 2016. En esta fase se determinaron las buenas prácticas a seguir según las oportunidades identificadas por la mesa tripartita. Una vez transcurridos 3,5 meses de implementación de las Buenas Prácticas, entre el 30 de mayo y el 2 de junio de 2016, fue ejecutada la medición final en la que se recogieron los datos de las mejoras resultantes en cuanto al aumento de productividad en el proyecto.

Como se mencionó en un artículo anterior de Revista Construcción Minera (edición Nº 19 de agosto-septiembre 2016), se definió aplicar prioritariamente tres buenas prácticas (BPG3, BPG4 y BPG7, tal como se mencionan en el manual). La primera de ellas se relaciona con la Metodología y tecnología (BPG3) para reducir el alto “No Agrega Valor” (NAV) asociado al “atrapamiento” de barras de perforación. Para esta medida, la mesa de productividad analizó la metodología de perforación y realizó una propuesta de mejoramiento a la empresa contratista que fue aprobada por el mandante.

Por su parte, la BPG4, tiene que ver con las mejoras de los procesos de planificación y administración de recursos, cuyo objetivo es reducir la variable NAV asociada a problemáticas de coordinación de terreno.

En tanto, la BPG7 aborda la focalización de charlas de inicio de jornada, seguridad y AST, para reducir las detenciones autorizadas que se observaron asociadas a estas actividades. Para ello, se evaluaron los alcances y la frecuencia de las charlas por parte de la empresa contratista y la compañía minera, para así optimizar su ejecución y calendarización de contenidos afines a problemáticas. También se analizaron características de las AST, para evaluar un formato menos extenso que cubra el mismo alcance requerido por el Sistema de Gestión de Seguridad y Medio Ambiente.

Tras la segunda recolección de datos, se vieron importantes cifras de mejoras (ver gráfico). Por ejemplo, en el caso de las comparaciones de detenciones autorizadas, la medición de línea base mostraba un total de 3:32 horas, mientras que en la segunda medición post aplicación de buenas prácticas el tiempo se redujo a 2:50 horas por jornada.

En cuanto a las comparaciones de NAV tanto en Mano de Obra como en Maquinaria, la primera pasó de un tiempo de 2:49 en la línea de base a 2:23 horas en la segunda medición, mientras que en Maquinarias el NAV pasó de 3:05 horas a 2:30 horas por jornada, en la segunda medición.

Desde Anglo American concluyeron que la conformación de la mesa de productividad generó beneficios, dado que se discutían abiertamente problemáticas comunes en pos del proyecto y que en otras instancias no se habrían analizado. Además, se eliminó la diferenciación entre “empresa mandante” y “empresa contratista” para pasar a un trabajo de “mesa de productividad”. A esto se sumó el análisis de los procesos desde un enfoque distinto al de evaluar rendimientos o avances de obra, con visión en las actividades que no agregan valor a la línea de producción o que constituyen factores de pérdidas de tiempo en la jornada, transversales a los recursos humanos o maquinarias.

“La aplicación de Buenas Prácticas, al realizarse enfocadas en las pérdidas de tiempo más incidentes del proyecto piloto, permitió obtener mejora de la metodología de trabajo, abriéndose a soluciones antes desechadas, dado que no se tenía cuantificada la incidencia de los problemas en el proceso y, consecuentemente, mejora en los tiempos disponibles para trabajar con aumento de productividad de 20% en mano de obra y 23% en equipos”, concluye Bunger.

Ficha Técnica

Sistema de Control de Filtraciones
Ubicación: Operación Los Bronces, Depósito de Relaves Las Tórtolas, comuna de       Colina, Región Metropolitana.
Mandante: Anglo American.
Constructora: Consorcio formado por Excon y Soletanche Bachy.
Ingeniería: Arcadis.
Superficie: 4.500 m2 (zanja cortafuga).
Presupuesto: $ 7.610 millones.
Año de construcción: 2015-2016.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders