Seminario de productividad: Desafío de todos

CM 21-Especial P

En el encuentro se entregó la visión de distintos actores de la industria sobre la productividad, con la participación de expertos pertenecientes tanto a la esfera pública como privada. 

El año de la productividad, un desafío de todos. Así se tituló el seminario realizado el pasado martes 18 de octubre en el que se analizaron, a través de diversas visiones, los desafíos que enfrentan la construcción y minería en materia de productividad.

El encuentro organizado por la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) en conjunto con el Comité de Contratistas Generales de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), se llevó a cabo en el auditorio de CChC, donde se reunieron más de 70 profesionales y especialistas del sector construcción y minero.

La jornada contó con la participación del presidente de la CDT, Carlos Zeppelin, quien en su discurso inaugural destacó que si bien en los años anteriores el foco de este encuentro se colocó principalmente en los proyectos de construcción para minería, está muy claro que el mejoramiento de la productividad se convirtió en un desafío vital y transversal para todos los sub sectores de la construcción, desde la edificación hasta las obras de infraestructura y montaje. “Es más, hoy el mejoramiento de la productividad es un tema país. El 2016 ha sido declarado el año de la productividad y como CDT nos pareció indispensable generar esta instancia para abordar los aspectos que involucra esta materia en nuestra actividad”, resaltó.

Por su parte, Ramón Yávar, presidente del Comité Contratistas Generales de la CChC, recalcó el objetivo de mejorar la productividad en la industria “porque en ella se conjugan los más diversos actores y elementos como mandantes, constructoras, trabajadores, tecnologías, logística, insumos y capacitación, entre muchos otros. Si bien estar preocupados, o mejor dicho ocupados, de la productividad debiera ser una tarea permanente, es en los tiempos de desaceleración económica cuando tenemos que dedicar nuestro mayor esfuerzo a impulsar este concepto”.

Primer bloque

La jornada convocó a los principales protagonistas en materia de productividad, dando el inicio de las charlas Andrea Butelmann, consejera de la Comisión Nacional de Productividad. Luego fue el turno de Juan José Donoso, asesor económico de la Confederación de la Producción y Comercio (CPC), quien expuso la visión del gremio.

Según el planteamiento del asesor, se requiere trabajar en cinco pilares:

————————–

1. Más competencia
2. Más eficiencia
3. Más oportunidades
4. Más certeza jurídica
5. Más innovación

El primer bloque culminó con la presentación del vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán. “El diagnóstico o los desafíos en productividad primero y antes que nada: falta de estándares que permitan aumentar escala, prefabricar e industrializar y mayor competencia, deficiencia en la gestión de proyectos desvinculación entre diseño y construcción, déficit de competencias de capital humano, baja eficiencia energética y baja adopción de métodos avanzados de gestión”, afirmó el vicepresidente de Corfo.

Segundo bloque

En tanto, en el segundo bloque se entregaron visiones complementarias a través de las charlas de relatores del MOP, Sigdo Koppers S.A., Anglo American y SINAMI.

En primera instancia, Juan Manuel Sánchez, director general de Obras Públicas del Ministerio de Obras Públicas (MOP), expuso sobre la nueva institucionalidad, el Plan Chile 30/30 y las modernizaciones del ministerio.

Luego fue el turno de Cristián Brinck, gerente general Ingeniería y Construcción de Sigdo Koppers S.A., quien habló de la productividad en el marco de los contratistas generales. El experto dio su perspectiva de la mala productividad en el país y entregó tres claves para mejorarla:

1. Poner el foco en las disputas. Puesto que han aumentado los conflictos en las relaciones con los mandantes, si se logra centrarse en las discusiones va a disminuir la agresividad de la relación y por ende mejorará la productividad.

2. Capacitar a supervisores y capataces. A juicio de Brinck, estos trabajadores son menos eficaces hoy de lo que eran en otros tiempos y han perdido profesionalismo. Para ello propone que se empoderen y responsabilicen por la prevención de riesgos, la calidad de las obras que producen y la productividad.

3. Los trabajadores. En un país donde los ingresos son desiguales ¿qué incentivo tiene un profesional de obra para esforzarse en el trabajo si gana poco e independientemente de lo que hace? Para ello sería favorable un esquema de incentivo. Si trabaja bien, merece compartir el beneficio.

Más tarde, Claus Bunger, gerente de Soporte de Proyectos en Anglo American, trató el tema de la productividad con la visión de la industria minera. El ejecutivo se refirió al estudio de Buenas Prácticas en la Construcción Minera, elaborado por la CChC, el Consejo Minero y la CDT en 2015, que fue aplicado al Sistema de control de filtraciones del muro este del tranque de relaves en Las Tórtolas, Los Bronces durante 2016.

Bunger señaló que pese al corto plazo de aplicación de las Buenas Prácticas, al realizarse enfocadas en los tiempos más incidentes para el proyecto (en las pérdidas específicamente), se lograron importantes beneficios como:

a) Mejora de la metodología de trabajo, abriéndose a soluciones antes desechadas, dado que no se tenía cuantificada la incidencia de los problemas en el proceso.

b) Mejora en los tiempos disponibles para trabajar y aumento de productividad de 18% en mano de obra y 20% en equipos.

Por último, Miguel González, director Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores de Montaje Industrial, Obras Civiles y Actividades Anexas (SINAMI), cerró el segundo bloque con el papel de los trabajadores. “Cuando hablas de productividad en el mundo del trabajo, significa que la empresa te quiere explotar. Y cuando por el lado empresarial la productividad no es buena, es porque el trabajador es flojo. No hay diálogo”, expuso el líder sindical.

Panel de discusión

Al término del seminario se realizó un panel de discusión, moderado por Juan Carlos León, gerente general de la CDT y los relatores del segundo bloque, quienes debatieron sobre los objetivos y desafíos concretos que aspira el sector en base a la productividad.

Consultado por los contratos y el atrincheramiento que se da en la relación mandante-contratista Cristián Brinck indicó que cuando se participa en una propuesta se tiene entre 20 y 30 días para elaborar una oferta en base a la información proporcionada y aprobar el borrador. En ese plazo se tiene que entender de qué se trata, cerciorarse de elementos que se deben entregar para hacer el trabajo y cotizar. Normalmente, comentó Brincks, el cliente llama pidiendo borrar comentarios en el contrato y al final resulta muy común adquirir (por parte del contratista) un contrato con un derecho mínimo a objetar.

“Cuando está desbalanceado el equipo sufre. El trabajo de todas las partes que intervienen en un proyecto en favor a un resultado común. Si el cliente confecciona un contrato difícil de cumplir, no favorece la estructuración del equipo y si no hay equipo la productividad sufre indudablemente”, apunta Brincks.

En línea con lo anterior, Claus Bunger entregó su parecer con la perspectiva del mandante. “Creo que hay una conversación entre las empresas que no es perfecta entre el departamento legal y el departamento de proyectos. Hay algunas barreras que de alguna manera imponen ciertas características a los contratos que van alineadas con el mismo proyecto. Porque en definitiva un buen contrato es aquel que reconoce los riesgos del proyecto y de alguna manera encuentra el equilibrio entre los riesgos que toma el mandante y los riesgos que toma el contratista. Si ese equilibrio de riesgo no está balanceado evidentemente que ese contrato va a generar problemas en su ejecución”, precisó Bunger.

Finalmente fue el turno de Miguel González, a quien se le preguntó cómo miran los trabajadores esta relación entre mandante-contratista. “Cualquier trabajador, más allá del sindicato, cuando está trabajando y hay un clima favorable se siente identificado y obviamente va a poner lo mejor de sí para participar en la iniciativa”, apuntó.

Así concluyó el encuentro “El año de la productividad, un desafío de todos”, correspondiente a la continuación del Seminario Productividad en la construcción de grandes proyectos mineros, que la CDT realizó durante tres años consecutivos.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders