Seguridad y salud exámenes médicos: Ingreso a la minería

Gentileza Mutual de Seguridad de la CChC
Gentileza Mutual de Seguridad de la CChC

 

En 2012, gracias a los planes de capacitación, bajaron en un 14% los accidentes con resultado de muerte en la minería, la tasa de fatalidad más baja de los últimos 20 años.
Para el ingreso a la mina, los trabajadores deben pasar por una serie de estudios médicos, entre los que destacan el de glicemia, electrocardiograma, radiografía de tórax, perfil lipídico, control de signos vitales y antropometría. 
El Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, actualiza mensualmente los datos necesarios para elaborar índices de accidentabilidad e información de producción minera.

Patricia Avaria R.
Periodista Construcción Minera

Según el Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, la minería es una de las actividades productivas en la que los trabajadores están constantemente expuestos al riesgo; sin embargo, en el último tiempo, ha presentado índices de frecuencia de accidentabilidad más bajos respecto de otros sectores del país.
Tras el accidente en la mina San José, ocurrido en agosto de 2010 y que durante 70 días dejó atrapados a 33 mineros a 720 m de profundidad, la industria minera redobló esfuerzos y se dedicó a implementar nuevos métodos para evitar este y otros tipos de incidentes. Capacitaciones más frecuentes e implementación de maquinarias automatizadas para la construcción de nuevos proyectos, son algunas de las estrategias con las que se ha enfrentado el problema entregándole mayor seguridad a los trabajadores que se ven menos expuestos a riesgos, tanto en minas a tajo abierto como subterráneas.
Por su parte, el Estado realizó una agenda de seguridad que implicó un aumento del 62% en el presupuesto del Sernageomin,  que sumó al crecimiento en casi 110% en los recursos públicos para la seguridad minera. Esta situación también significó una mayor fiscalización en los proyectos mineros. 
De este modo, señalan en el Ministerio de Minería que gracias a los planes formativos de seguridad, los accidentes con resultado de muerte en el año 2012 bajaron en un 14%, registrándose la tasa de fatalidad más baja en 20 años. “En los últimos tres años se han capacitado casi 5 mil monitores de seguridad minera, y solo en los últimos 12 meses Sernageomin aumentó en un 53% el número de fiscalizadores, formando a 2 mil 500 nuevos monitores en todo el país, de Arica a Punta Arenas”, indica el subsecretario de Minería, Francisco Orrego.
El subsecretario de Minería, agrega que en el  2013 se pretende “realizar 11 mil fiscalizaciones; es decir, un promedio de una visita por faena y contar con 70 ingenieros inspectores. Lo anterior, acompañado por una estandarización de los procedimientos, incorporación de tecnología y mayores herramientas a los propios fiscalizadores, caracterizado por un trabajo conjunto entre las empresas o faenas y los trabajadores”.
A este objetivo, se añade otro que apunta a “aumentar el número de empresas con el método de explotación en regla; es decir, deben estar de acuerdo con la normativa vigente, especialmente con la Ley de Cierre de faenas ( Ley N°20.551), a través de la Regularización de Proyectos de Explotación,  para controlar  de esta manera las faenas en la que se realiza la labor minera e ir disminuyendo los riesgos en ellas. Para este año nos propusimos la meta de aprobar 800 nuevos proyectos, lo que sumará en estos últimos cuatro años más de 2.700 proyectos aprobados; es decir,  un promedio anual de 675 proyectos aprobados, casi el doble de proyectos que se aprobaron en 2009 y en años anteriores”, señala el subsecretario de Minería.
Para continuar reduciendo las tasas de accidentabilidad habría, al menos, tres claves: capacitación, liderazgo y fiscalización. “Es importante continuar aumentando la capacitación de los trabajadores en esta área, ya que al 2012 más de la mitad de los trabajadores fallecidos tenían menos de un año de experiencia en minería. Pero esto debe ir acompañado de un liderazgo que promueva el autocuidado y la participación activa de los trabajadores en las actividades de capacitación. Otro punto importante es mantener el esfuerzo y cumplir las metas fijadas para este año, en especial en el ámbito de la fiscalización, tanto en su cantidad como en la calidad de éstas”, afirma Orrego. Recientemente acaba de ser aprobado el Título XIV del Reglamento de Seguridad Minera, esta modificación, compromiso del Gobierno,  será una gran ayuda para que nuestros pequeños y medianos mineros  y así puedan cumplir de mejor manera con la normativa de seguridad.   
Además de la fiscalización y la seguridad en la construcción y la producción en los proyectos mineros, tanto los trabajadores de planta, como los contratistas, antes de ingresar a la faena, deben pasar por diversos estudios médicos que constan de exámenes sangre, radiografías, visual, auditivo, entre otros para  trabajar en altura geográfica y resistir químicos en los que están constantemente expuestos los empleados.

Primer paso
El especialista sénior Sector Construcción de la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS, Rodrigo Barahona, explica que “los exámenes en primera instancia obedecen a estándares internos de la organización, definidos por la exposición de los trabajadores a diferentes riesgos que por la actividad desarrollada se generan en los ambientes de trabajo.
Asimismo, la doctora Coordinador Nacional de Centros de Evaluación del Trabajo (CET), de la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, CChC, María Angélica Barrientos, indica que lo primordial para el ingreso a una mina es “realizarse una evaluación que busca descartar condiciones de salud que pudiesen implicar riesgo en relación a la adaptación que el organismo debe enfrentar. Para esto, en los CET se hace una serie de exámenes, entre los que se puede destacar glicemia, electrocardiograma, radiografía de tórax, perfil lipídico, control de signos vitales, antropometría y control médico”. 
Por su parte, Hernán Hermosilla, gerente de Sustentabilidad de Fe Grande Maquinarias y Servicios (FGMS) plantea que los tipo de exámenes que se realizan por lo general obedecen a una batería de pruebas que están relacionadas con la exposición a la Altura Geográfica y por estándar de alcohol y drogas”. “Una vez que el trabajador ha sido evaluado y se ha concluido que no presenta condiciones que lo contraindiquen, se hacen recomendaciones generales que se deben observar en el pre-ascenso y durante el mismo. Al ingreso a faena, se recomienda idealmente evaluación general en los policlínicos de faena o, al menos, estar atentos a respuesta personal y consultar precozmente ante malestares”, señala Barrientos.

Cuidado intensivo
Respecto de la periodicidad con que  los trabajadores de la mina se deben someter a exámenes de salud, Barahona afirma que “efectivamente por procedimientos del organismo administrador del seguro e interno, se somete a test médicos a los trabajadores cada ciertos periodos dependiente de su edad y exposición al riesgo. Indagaciones médicas relacionadas con exposición al ruido y polvos neumoconiógenos. Se realizan audiometrías y radiografías de tórax para detectar la presencia de hipoacusias (perdida de audición) o silicosis (entendiendo por neumoconiosis, enfermedad ocasionada por depósito de polvo en los pulmones)”. A esto, Hernán Hermosilla, agrega que todo proyecto minero debe contar con un servicio de seguridad  permanente, es por eso que “FGMS por estándar cuenta con un jefe de Sustentabilidad en cada faena, donde presta servicios además de los requisitos contractuales de cada contrato. Lo anterior permite una cobertura de la especialidad durante los 365 días del año”.
Además, Hermosilla agrega que la empresa posee un propio sistema de inducción y capacitación permanente con apoyo de profesionales en prevención de riesgos y psicólogos. “Asimismo, la ACHS nos aporta con un programa amplio en dichas materias”.
En el caso que el trabajador llegue a sufrir algún accidente durante su labor, la doctora Barrientos, afirma que  la situación se debe evaluar de modo de determinar si el origen es laboral o no. En el caso que lo sea, corresponde ser atendido de acuerdo a lo indicado por Ley 16.744 (Norma sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales). “Si su lesión no es de origen profesional, de todas maneras debe ser derivado a atención por su sistema previsional de salud”.
En relación a que las medidas de prevención pueden resultar extremadamente minuciosas, el ejecutivo señala que “la seguridad es una sola, es un solo concepto, y parte desde cada colaborador. Sin duda las empresas abordan el tema según su historia, lo importante es que sea traspasada a todos los niveles de la organización y se pueda culturizar a cada integrante de la organización para que forme parte del trabajo cotidiano”.
Guillermo González, gerente de Clientes Minería y Construcción de la Mutual de Seguridad CChC, agrega que la seguridad industrial siempre será necesaria para velar por el bienestar de los trabajadores. “Si se habla de exageración, puede que ese comentario provenga de otros sectores que no son tan propensos a los factores de riesgo especiales que se observan en minería. Y en este caso, si bien el sector minero no tiene una alta frecuencia de accidentes laborales, un solo accidente podría conllevar una alta gravedad, por lo mismo, -aunque sin exagerar- disponer de un grupo contundente y eficaz de medidas de gestión de riesgo siempre será lo propicio”.
¿Qué es lo que falta para que la tasa de accidentabilidad siga disminuyendo? El ejecutivo de la Mutual dice que tiene que haber mayor capacitación en los distintos estamentos de las organizaciones, lo que de a poco se va observando a medida que las empresas comprenden la necesidad de establecer a la seguridad como una preocupación a todos los niveles. Al mismo tiempo, un mayor compromiso por parte del Estado para darle mayor importancia al tema, no sólo realizando inversiones en momentos claves o cuando ocurren accidentes.
Por otro lado, González dice que la clave para mantener una seguridad adecuada en las faenas mineras, es generar compromisos con todas las empresas contratistas que se desempeñan en las obras, exigiendo índices de siniestrabilidad y acciones permanentes a todas ellas. Es clave que, tanto mandantes como contratistas, compartan la responsabilidad en el tema. También juega un papel importante el Sernageomin, que debería aumentar la frecuencia de sus visitas fiscalizadoras a todos los recintos mineros, indican los expertos.

Productividad
En cuanto a la relación que tiene la seguridad con la productividad en la minería, el gerente de Sustentabilidad de FGMS, plantea que ambas “van de la mano y no en paralelo. Hoy debemos internalizar que los accidentes ya no solo tienen una connotación social y humana si no que enfrentan a las empresas con importantes costos de imagen. Un trabajo seguro, es un desempeño bien hecho y productivo”.
En tanto, el gerente de Clientes Minería y Construcción de la Mutual de Seguridad, afirma que “la relación es clara: a mayor seguridad ocupacional mayor será la productividad de la empresa. Y es que un solo accidente laboral -con todos sus días perdidos- genera una merma importante. Si a eso sumamos que, si no existe una preocupación real por el tema, estos accidentes serán mucho más que uno, por tanto, el impacto en la productividad se incrementa. Una correcta gestión de los riesgos aportará a la productividad en el corto y mediano plazo, pero en el largo, será una base importante para mantener la sustentabilidad de la empresa”. Planteado así, la seguridad con la productividad es “directa, porque  a pesar de los  costos que trae consigo la conformación  de todas las aristas en seguridad, es siempre una inversión a corto y a largo plazo, porque los costos de un accidente -independiente de la envergadura de este- son una pérdida mayor, especialmente si esta significa la pérdida de una vida. El resguardo de la salud y vida de los trabajadores de la minería continuará siendo un tema prioritario”, advierte el subsecretario de Minería, Francisco Orrego.
Orrego cuenta que el impacto de un accidente en la minería es mucho mayor que en las otras industrias, por la interrupción a la operación y por el proceso asociado a multas e investigaciones, lo que  genera un gran costo económico. De hecho, en el 2012 los accidentes con tiempo perdido se tradujeron en un total de 36 días menos de producción, sin contar accidentes fatales. Y, por ejemplo, hablando de la minería del cobre, el costo de perder un día significa, en promedio, más de 500 toneladas no producidas aproximadamente. Una cuestión de cuidado.
En la próxima edición de Construcción Minera se abordarán los otros métodos de seguridad que la minería ha implementado para el ingreso a la mina.

Recuadros

Internacional
De acuerdo a la experiencia internacional, Guillermo González, indica que la minería de Chile cuenta con un alto estándar de seguridad, en comparación al sector internacional, y también frente a los niveles de otros sectores económicos. Dados los factores de riesgo involucrados en la naturaleza del rubro, las empresas mineras consideran a la seguridad como un activo muy presente en sus faenas y en su trabajo en general.
El subsecretario de Minería, dice que la protección en la minería está constituida por diferentes aristas, desde la normativa legal hasta el más mínimo detalle en la protección del tipo de equipamiento de los mineros en las faenas. “Cabe destacar que la gran minería nacional tiene un liderazgo en temas de seguridad, con altos niveles de tecnología incorporada a sus operaciones, que cumple con los estándares del primer mundo, como los que están en Australia, Canadá y Estados Unidos”.

Recomendaciones
Algunas recomendaciones, previo al ascenso son:
Comer liviano la noche previa al ascenso, al igual que el desayuno.
Evitar el consumo de alcohol desde 24 horas previas al ascenso.
Postergar el ascenso si está enfermo en especial con cuadros respiratorios como resfrío, gripe, faringitis, etc.
Evite fumar o al menos disminuya la cantidad que fuma desde el día anterior y durante su permanencia en altura  geográfica.
Dormir al menos 8 horas previo al ascenso.
Durante el ascenso:
Beber abundante líquido, en especial agua mineral sin gas.
Durante la permanencia en altura geográfica:
Si debe realizar esfuerzo físico, hágalo de a poco.
Se recomienda beber al menos 2.5 litros de agua y/o bebidas no alcohólicas, no gasificadas.
Se recomienda que en las comidas prefiera arroz, cereales, fideos, carnes blancas y evitar el consumo excesivo de frituras, cerdo y derivados, huevo, mantequilla y carnes rojas.
No comer grandes cantidades de alimentos de una sola vez.
Abríguese, de modo de evitar la exposición al frío.
En caso de desarrollar su trabajo con exposición al sol, debe utilizar bloqueador solar con factor protector mayor  a 30 en las zonas expuestas del cuerpo.
No consumir medicamentos para dormir ni para orinar
Si es portador de alguna enfermedad crónica, no debe suspender los medicamentos indicados por su médico.

Sernageomin
Sernageomin, recopila mensualmente, a través de las Direcciones Regionales, las informaciones estadísticas de producción y de accidentes en los formularios establecidos por el Servicio, para la actualización permanente de los índices de accidentabilidad e información de producción minera. Para conocer de los resultados de los diversos programas que se han puesto en marcha y la evolución de los índices de accidentabilidad.

Subsecretario Orrego certifica nuevos monitores de seguridad
En el contexto de contar con faenas más seguras y sustentables, el subsecretario de Minería, Francisco Orrego, hizo entrega de certificados de Monitores de Seguridad Minera a 63 trabajadores de faenas artesanales del Valle del Aconcagua que se capacitaron gracias al Programa de Capacitación y Transferencia Tecnológica, PAMMA, del Ministerio. Los cursos fueron ejecutados a fines de 2012 por Sernageomin, con una duración de 40 horas, y además de entregar certificación contemplaban becas por asistencia y elementos de protección personal, como cascos y zapatos de seguridad, entre otros. “Consideramos de vital importancia la capacitación de los propios trabajadores de las faenas mineras, tanto artesanales como pequeñas, pues serán ellos quienes gracias a sus conocimientos podrán velar por su propia seguridad y la de todos quienes laboran en ellas”, indica el Subsecretario, Orrego.

Post Author: admin

Revista Construcción Minera es la nueva publicación técnica de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Co nstrucción (CChC), que además cuenta con el apoyo del Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de Chile (CTES). Su enfoque consiste en el análisis de proyectos de construcción para la minería además de difundir nuevos productos, materiales, servicios, soluciones y sistemas constructivos orientados a este subsector.construcción