Seguridad en construcciones mineras: Gestión necesaria

Gentileza Mutual de Seguridad
Gentileza Mutual de Seguridad

Los altos estándares en prevención de riesgos de la industria minera se han traspasado a la construcción. Con ello, las cifras de accidentabilidad de las contratistas han superado el desempeño de las mismas empresas mineras.
El objetivo trascendental del sector es que la industria alcance los cero accidentes.
El desarrollo de actividades con un nivel de seguridad óptimo no significa necesariamente una pérdida en la productividad, indican los expertos. Es más, seguridad y productividad van de la mano.

Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera

Los altos estándares de seguridad de las empresas mineras han generado que las constructoras ya inmersas en este mundo, eleven sus pautas de prevención de riesgo, convirtiéndose en un ejemplo para todas las industrias, indican los expertos. Un elemento considerable, dada las condiciones de riesgo inherentes de una faena minera. Ejemplo de ello es el hito que registró el año pasado la constructora chilena El Sauce que completó más de 9.600.000 horas hombres sin accidentes con tiempo perdido. La contratista de importantes compañías mineras como Escondida y Codelco, anotó un récord latinoamericano y el mejor indicador de accidentabilidad histórico en Chile, razón por la que fue reconocida por la Mutual de Seguridad CChC en su 18ª Jornada de Prevención de Riesgos de la Cámara Chilena de la Construcción.
¿Cómo se gestiona la seguridad en el desarrollo de estas obras? ¿Cuáles son sus principales indicadores? Desde la Mutual explican que las empresas que trabajan en grandes proyectos mineros que son las empresas de montajes y obras civiles cuentan con indicadores de accidentabilidad bajo el 1%, incluso algunas en 0% durante 2013. En tanto, la tasa de accidentabilidad y de frecuencia de enero a octubre 2013 en la industria minera alcanzó 1,50% y 5,96 respectivamente, mientras que en construcción, 4,69% y 18,60; de acuerdo a las cifras entregadas por la Mutual de Seguridad obtenidas de la circular 2113 de la Superintendencia de Seguridad Social, que homologa las estadísticas de las mutualidades.
Respecto de las licitaciones que se presentan para ejecutar estos proyectos, el director de Cartera de Construcción y Minería de la Mutual de Seguridad CChC, Lino Fernández, indica que el mandante obliga a las empresas constructoras a presentar certificados de buena conducta que corresponden al certificado de indicadores. De este modo, aquellas empresas constructoras con proyectos mineros que hoy están con una tasa de frecuencia sobre 2 (dos accidentes en el año por una dotación promedio de 500 trabajadores) ya quedan en una segunda etapa de selección. Una frecuencia mayor a 2 “es un indicador deficiente en términos de competitividad en la gestión de seguridad”, agrega el experto en prevención de riesgos de obras civiles y minería de la Mutual, Paulo Cruz.
Así, la competencia en términos de gestión de seguridad de cada una de las constructoras que busca ser seleccionada en un proyecto minero, resulta ser un elemento trascendental. De esta manera, los dos mundos la minera como mandante y la constructora como contratista conversan para ejecutar un proyecto minero con los más altos estándares de seguridad posibles. “Tanto la operación minera, como los proyectos de construcción minera, alcanzan niveles de seguridad que son de excelencia. Ahí es donde están los mejores resultados a nivel país”, grafica Fernández. “Dentro del rubro de la construcción, sin dudas, hay empresas que son un ejemplo a seguir, que tienen tasas de frecuencia y tasas de accidentabilidad por muy debajo del promedio. Y esas empresas son grandes empresas constructoras que hoy día se están adjudicando grandes contratos en la minería”, agrega Cruz.

Relación constructora-mandante
Para Cruz las empresas constructoras que se han incorporado al rubro minero han adquirido e internalizado las diversas estrategias de seguridad y salud ocupacional de la gran minería. Sus indicadores demuestran esta situación. Un aprendizaje que nace del conocimiento de los sistemas de gestión en minería y de las exigencias del mandante.
La relación entre ambos actores –empresa constructora y minera es mandato contractual dentro de las bases de licitación de las empresas mineras, en el cual se establecen la base administrativa y las bases técnicas. En las bases técnicas se determina lo que deben hacer y cumplir. Dentro de esta última, se establece si deberán tener un jefe de prevención de riesgo o no, cuáles son sus competencias y se indica el programa de prevención anual de cada mandante. Programa que generalmente está certificado por OHSAS 18.001, también por ISO, por lo tanto las empresas que se adjudiquen las licitaciones están llamadas a dar cumplimiento de esos requerimientos.
Ante esto, según comentan en la Mutual de Seguridad, las empresas constructoras deben considerar de antemano inversiones en seguridad en sus ofertas económicas para adjudicarse un contrato. Además, tienen que considerar que deberán tener un sistema de prevención de riesgos que cumpla con lo que les exige el mandante, que converse con sus propios sistemas internos, de modo que no se lleven dos sistemas paralelos. En este sentido, generalmente, “las empresas constructoras optan por acoplarse al sistema de gestión de las empresas mandantes”, explica Cruz.
Este procedimiento incluye reuniones semanales o mensuales donde las empresas tienen que entregar todos los reportes y hallazgos que se han detectado por el sistema de gestión entre ellos: cómo le han dado cumplimiento a los procedimientos, quién es el responsable y cómo se asignan los recursos para poder cerrar esas desviaciones. Generalmente, dice Cruz, se ven involucrados desde el administrador de contratos hasta el gerente de proyectos, quienes deben explicar el por qué un trabajador se accidentó y qué es lo que están haciendo para que eso no vuelva a ocurrir. “No es el prevencionista el que tiene que ir a hablar, sino el administrador o el gerente de esa empresa constructora que se adjudicó el proyecto, el que tiene que dar las explicaciones a los otros gerentes”, agrega.
Rodrigo Barahona, especialista sénior Sector Minería de la Asociación Chilena de Seguridad, concuerda con que normalmente las empresas constructoras son las que se insertan, cambian sus estándares y los ajustan a las exigencias del mandante “el no cumplimiento de esto les significa la pérdida del contrato. En el mundo minero la seguridad es parte de la ejecución de cualquier tarea”, señala.
De acuerdo con el jefe del Departamento de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de Echeverría Izquierdo Montajes, Fernando Barra, entre las exigencias para poder postular y ser invitado a licitar trabajos en la industria minera se necesita cumplir varias condiciones:
1) Registrar resultados estadísticos muy bajos en los índices de accidentabilidad, índice de frecuencia e índice de gravedad en los últimos tres períodos confirmados por el organismo administrador de la Ley.
2) No reportar accidentes fatales en los últimos dos años.
3) Tener un programa de Prevención de Riesgos y un Sistema de Gestión Ambiental, Seguridad y Salud Ocupacional certificado y funcionando.
“A raíz de esta solicitud realizada antes de efectuar la licitación, es que las empresas constructoras comienzan dos o tres años antes a invertir en materia de prevención de riesgos, incorporando sistemas, programas, profesionales a su empresa para lograr ingresar sin problemas al ámbito minero”, grafica Barra.
Una vez ingresadas a la industria minera, las empresas constructoras empiezan a asimilar los estándares que se manejan en este ámbito y lo incorporan a su sistema de gestión o a su programa de seguridad. Con ello logran un sistema a nivel nacional y continúan invirtiendo en esta materia para lograr mantenerse siempre vigente en esta industria.
De acuerdo con el experto de Echeverría Izquierdo Montajes algunas de las medidas implementadas de prevención de riesgos que se ocupan en la industria minera y que son normalmente asumidos por las constructoras dentro de sus estándares son:
1) El programa SBC (Seguridad Basada en la Conducta), dirigido por un psicólogo laboral.
2) Trabajar con equipos y personal certificado en operación de equipos (grúas, camiones, andamios, equipos eléctricos, etcétera).
3) Sistemas de uso de tarjetas de color para detener trabajos que pongan en peligro a los trabajadores.
4) Programas motivacionales a los trabajadores.
5) Campañas de prevención de riesgos (cuidado de sus manos, protección eléctrica, trabajos en altura, bloqueo de seguridad, etcétera).
6) Control de protocolos o estándares de accidentabilidad grave o fatal.
7) Manual de estándares operacionales.
Desde Ingeniería y Construcción Sigdo Koppers, el jefe corporativo de Salud, Seguridad y Medioambiente, Ricardo Vyhmeister, indica que tienen un sistema de gestión propio que han estructurado sobre la base de estudios y experiencia, el que incorpora también estándares de sus clientes. “Nosotros buscamos aportar valor a la operación. Por esto debemos tener una mirada crítica y respetar las exigencias del cliente al crear nuestros propios estándares, los que están alineados con la política de sustentabilidad que nuestra empresa se ha fijado. Muchas veces podemos proponer caminos distintos, pero la finalidad en materia de seguridad es la misma: proteger al trabajador de que ocurran alteraciones en su salud” agrega.

Bajo la lupa
En cuanto a fiscalización de la seguridad, el ente regulador que cumple con este papel es el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). De acuerdo con el subdirector nacional de Minería de la entidad, Javier Jara, “en general los accidentes se producen más a nivel de operación” que en la etapa de construcción.
Sernageomin, que registra e investiga todos los accidentes mineros, apuntó el año pasado 25 fallecidos por trabajos en la minería (ya sea en construcción u operación), ante lo cual se propuso llegar a la meta de cero accidentes fatales en 2018.
“Tenemos la increíblemente desafiante meta de cero accidentes fatales en la minería. Y, por lo tanto, a pesar de que hemos mejorado mucho, la tarea por delante es mucha aún.
Bajar de 25 a 0 es un desafío grande y ahí no solamente es Sernageomin ni solamente de las empresas, sino que también de los trabajadores. Muchas veces los accidentes pasan por el exceso de confianza”, indica Jara.
“El año pasado se produjo algo particular porque la menor cantidad de accidentes fatales ocurrió en la pequeña minería y una mayor cantidad ocurrió en la mediana y gran minería. Entonces, el esfuerzo de habernos preocupado de la pequeña minería dio resultado y en las grandes, hoy día tenemos un desafío”, señala.
Cada proyecto minero es fiscalizado por el Sistema de Evaluación Medioambiental si es mayor a 5 mil toneladas de mineral por mes de producción o directamente por el Sernageomin si es menor a 5 mil toneladas de mineral por mes de producción. Cada uno debe cumplir con la normativa contenida en el reglamento de seguridad minera dispuesta en el Decreto Supremo N°132 del Ministerio de Minería.
La entidad no solo regulariza los proyectos de la pequeña y mediana minería junto con el cumplimiento de la normativa de seguridad en cada uno de ellos, sino que también se preocupa de aprobar y fiscalizar los Planes de Cierre de Faenas e Instalaciones de la Industria Extractiva Minera para proteger la vida, salud y seguridad de las personas en este procedimiento; entre varias otras funciones. Jara explica que tienen alrededor de 8.000 instalaciones mieras y este año la meta son hacer 12.200 fiscalizaciones (una visita de aproximadamente 1,5 veces por faena al año). Un aumento significativo respecto a las fiscalizaciones realizadas hace cuatro años, comenta la autoridad, ya que antes solo se iba una vez por faena cada dos o tres años.

Productividad
Velar por que las actividades se desarrollen de un modo seguro no significa una pérdida en la productividad, indican los expertos. Desde la Mutual explican que incluso la seguridad es catalizadora de la productividad, porque cuando ocurren accidentes o el entorno del trabajador no es saludable, se generan horas hombre perdidas. El objetivo, entonces, es evitarlas. De acuerdo a Vyhmeister existe un paradigma cuando se habla de que no se puede hacer seguridad en vinculación con la productividad. Ser productivos requiere de un trabajo en conjunto, detalla, de forma que se puedan encontrar las fórmulas para poder simplificar los procesos (hacerlos más productivos), sin dejar de proteger.
Por otra parte, Barra comenta que “cuando logramos entender que prevención de riesgos es una inversión dentro de la compañía y no un gasto como muchos la tildan, y la visión de la empresa está clara y los gerentes están comprometidos, todo es más fácil. La seguridad parte desde la dirección de la empresa. Por ello es relevante la inserción de prevención de riesgos en las áreas educacionales tanto a nivel país como laboral. Con ello tendríamos trabajadores conscientemente seguros y no trabajadores tratando de cumplir las normas para mantener el puesto de trabajo”, concluye.

RECUADRO 1
Maestro Echeverri: un plan motivacional
A modo de motivar a los trabajadores en el tema de la prevención de riesgos, Echeverría Izquierdo Montajes ha hecho parte de su empresa la labor del supervisor en terreno. Así, Rodrigo Poblete, junto al “maestro Echeverri”, personaje que representa a los miembros de la compañía, visitan las obras para modificar las conductas perjudiciales de los trabajadores en sus diferentes faenas. Además, el personaje partió en la minera Maricunga como un sistema de mejoras de conductas a los trabajadores de esa obra y ahora es parte de EI Montajes a nivel nacional, donde realiza diferentes planes motivacionales a los trabajadores y participa activamente en la formación de brigadas de emergencia en los proyectos.

Post Author: admin

Revista Construcción Minera es la nueva publicación técnica de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Co nstrucción (CChC), que además cuenta con el apoyo del Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de Chile (CTES). Su enfoque consiste en el análisis de proyectos de construcción para la minería además de difundir nuevos productos, materiales, servicios, soluciones y sistemas constructivos orientados a este subsector.construcción