Seguir las reglas

Jorge Schwerter 02Cristian Moraga TorresEl año recién pasado, fallecieron 21 personas que estaban empleadas en empresas socias de la CChC, por causa de accidentes del trabajo. Muy lejos de los cero accidentes fatales al que aspiramos todos los que estamos cerca de esta industria. Siete trabajadores estaban directamente empleados en empresas socias y 14 de ellos estaban empleados en empresas contratistas o subcontratistas de las empresas socias. A su vez, de los 21 fallecidos, 6 de ellos fueros a causa de accidentes de tránsito y 15 de ellos fallecieron a causa de distintos tipos de accidentes: caídas de altura, asfixia, aplastamiento, derrumbe, entre otras.
Hasta acá, fríos números para mostrar que 21 trabajadores con nombre y apellido, pertenecientes a alguna familia, empresa, círculo de amigos y otras características que los identificaba como personas, perdieron la vida cunando trabajaban para ganársela. Cada uno de estos accidentes tiene una “buena explicación”, pero tiene una muy “mala justificación”. Esto, porque cada uno de ellos pudo haberse evitado.

Efectivamente, si bien es cierto nosotros no contamos con todos los antecedentes de cada uno de estos accidentes en particular, cuando vemos a través de las 7 reglas de oro todo lo que se pudo haber hecho, estamos seguros de que algo pasamos en alto.

“Si bien es cierto nosotros no contamos con todos los antecedentes de cada uno de estos accidentes en particular, cuando vemos a través de las 7 reglas de oro todo lo que se pudo haber hecho, estamos seguros de que algo pasamos en alto (…) Una condición insegura puede ser el no contar con métodos que monitoreen el desarrollo de distintos trabajos de acuerdo con procedimientos de trabajo seguro”.

 

A modo de ejemplo, sabemos preliminarmente que 7 trabajadores se accidentaron debido a condiciones inseguras en sus lugares de trabajo. Una condición insegura puede ser el no contar con métodos que monitoreen el desarrollo de distintos trabajos de acuerdo con procedimientos de trabajo seguro. La Regla de Oro Nº4 nos ayuda justamente a hacer una buena revisión de los puntos que justamente marcan la diferencia. Así, el líder de la organización puede realizar una serie de actividades que ayudarán a mejorar las condiciones mencionadas como, por ejemplo:

  • Implementar un sistema de gestión de seguridad en el trabajo.
  • Definir un método que permita monitorear la ejecución de las tareas de acuerdo con el procedimiento de trabajo seguro.
  • Tener considerado la presencia de un supervisor con experiencia suficiente en las tareas que impliquen un riesgo de accidente grave o fatal.

Otra condición insegura puede haber sido que no se realizó un chequeo previo de las condiciones del trabajo que se iba a realizar, como también puede ser que la empresa no cuente con personal suficientemente capacitado para detectar los peligros. La Regla de Oro Nº2, nos ayuda en este caso, indicando las acciones que debe realizar el líder para desarrollar este punto. Entre otras acciones, tiene que:

  • Definir un equipo de profesionales de la empresa o externos con gran experiencia en el terreno para confeccionar la matriz de riesgos correspondiente.
  • La matriz debe ser revisada y debe estar adaptada a la realidad de cada proyecto, para que considere las naturales dificultades de cada tarea en particular.
  • La matriz de riesgos debe llegar a la línea de operación a través de alguna herramienta práctica, como por ejemplo, listas de chequeo, permisos de trabajo, etc.

Al revisar estos ejemplos, vemos que nada es de otro mundo. Esto mismo, lo podemos hacer revisando las causas de todos los demás accidentes que han causado alguna muerte por accidente del trabajo. Incluso, en accidentes de tránsito, de los que muchas veces pensamos que no tenemos mucha capacidad de influir, que está fuera de nuestras manos. Sin embargo, lo que nos muestra esta metodología, no es más que una forma ordenada de llevar a la práctica todas las acciones que son necesarias para prevenir los accidentes a través de una buena planificación de las tareas, una ejecución impecable de ellas mediante la preparación del personal que deberá ejecutarla y un buen control por parte de los líderes para así poder prevenir desviaciones y corregir a tiempo lo que sea necesario.

La invitación es para que los líderes de las empresas sean estas grandes o pequeñas, asuman su misión: entender que su trabajo es insustituible cuando se trata de hacer que las 7 Reglas de Oro se incorporen a la cultura de la empresa.


Jorge Schwerter Hoffman,
Director de Empresas
Cristián Moraga Torres
Gerente General Mutual de Seguridad CChC

Post Author: cmineracdt