Regla N°5: Utilice únicamente materiales y maquinarias seguras

Jorge Schwerter Hofmann  Gerente General Excon Construcción
Jorge Schwerter Hofmann
Gerente General Excon Construcción
Cristian Moraga Torres Gerente general Mutual de Seguridad CChC
Cristian Moraga Torres
Gerente general Mutual de Seguridad CChC

Si queremos tener seguridad en el trabajo, debemos generar lugares de trabajo seguros. Parece básico y obvio lo que estamos diciendo, pero muchas veces pasamos por alto verificar cómo está el lugar de trabajo, y comenzamos a desarrollar otras acciones en Prevención de Riesgos. Si bien para la construcción de una Cultura de Seguridad, debemos desarrollar estrategias integrales, que nos permitan avanzar en distintas dimensiones, lo que no podemos olvidar es que debemos primero estar seguros de eliminar o disminuir al máximo los factores de riesgo en el origen (lugar de trabajo).

Este es justamente el principio detrás de la Regla de Oro N° 5, del programa Vision Zero de ISSA Mining: “Utilice Únicamente Materiales y Maquinarias Seguras”. Tal como lo mencionamos, este programa considera reglas en cuatro ámbitos: Tecnología, Lugar de Trabajo, Reglas y Personas; y es así como esta regla está directamente relacionada con los ámbitos de Tecnología y Lugar de Trabajo. En una mirada amplia, se refiere a equipamiento, maquinaria y lugar de trabajo.

La mejor forma de prevenir riesgos, es eliminarlos. Para esto, es clave que las condiciones del lugar donde desarrollamos una obra, las maquinas, y equipos que utilicemos sean los más seguros para cada proceso. La seguridad y salud en el trabajo debe estar incluida en la planificación, compra de nueva maquinaria, definición de procesos y procedimientos, instalación de la faena, desarrollo de la construcción, mantención de equipos y en la desinstalación de la faena.

Este año ha sido declarado como el “Año de la Productividad” y, sin duda que la Prevención de Riesgos, bien entendida y aplicada, se puede transformar en una gran herramienta para la productividad, pues:

– Tecnología segura y procesos bien diseñados, nos permiten una producción permanente, un avance de la obra a buen ritmo y sin interrupciones que se puedan generar por un accidente o incidente.

– Por otra parte, si no fijamos altos estándares en las primeras definiciones, estamos en esos momentos generando causas de posibles errores, suspensiones de trabajo y, lo que es peor, todos los costos económicos y humanos que se derivan de un accidente.

– Lugares de trabajo seguros, nos permiten proteger el capital más importante de nuestras empresas: El Capital Humano. Son también generadores de buenos ambientes de trabajo y motivación para los equipos.

Para evitar accidentes y enfermedades profesionales, lo mejor es tener en cuenta los posibles riesgos de una obra, desde la fase de planificación, durante la instalación inicial, en la definición de los equipos a comprar. Debemos siempre considerar procesos seguros de construcción. La  tecnología y maquinaria que compremos debe ser segura tanto en su operación como mantención. Ruido, polvo, golpes eléctricos, sobrecargas y muchos otros, son todos riesgos que se pueden evitar o disminuir de buena manera si aplicamos esta Regla N° 5.

Resulta evidente que todas las reglas están relacionadas, y se potencian mutuamente. En este caso, está claro que no podremos tener lugares de trabajo libres de riesgo, ni maquinaria segura, si no existe un claro compromiso del líder (Regla N°1). Mediante lineamientos claros, definiciones de estándares, asignaciones de presupuestos y muchas otras medidas, los líderes van haciendo realidad la generación de lugares de trabajo seguros. Es evidente que en la construcción, en que cada proyecto tiene una vida muy corta, esto es aún más importante. Es muy difícil en un corto tiempo corregir errores de base y si estas malas prácticas se reproducen en cada obra que vuelve a comenzar, con equipos de trabajo que no se conoce bien, se arrastra un ambiente inseguro y un proceso de baja productividad que no es evidente para la mayoría.

Es así como debe existir un orden en las medidas de protección y esto debe ser entregado por las gerencias. Las soluciones técnicas son anteriores de las soluciones organizativas, aunque no sean más importantes. A su vez, los elementos de protección personal son la última barrera, después de haber tomado medidas para eliminar los riesgos en el origen del proceso productivo o de construcción. Por otra parte, solo cuando la estrategia de la empresa es clara en materia de prevención, y los líderes están comprometidos con la seguridad, vamos a ver coherencia en las decisiones técnicas que parten por una buena planificación. Es así como se instala la Cultura de Seguridad, en la cultura de la organización, a través de un potenciamiento permanente entre las medidas técnicas, los sistemas de gestión y los elementos organizacionales que son el resultado de una buena planificación de los procesos productivos y que, al final, dan vida a las acciones diarias correctas.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders