Regla N° 7: Involucre a todos

Jorge Schwerter Hofmann  Gerente General Excon Construcción
Jorge Schwerter Hofmann
Gerente General Excon Construcción
Cristian Moraga Torres Gerente general Mutual de Seguridad CChC
Cristian Moraga Torres
Gerente general Mutual de Seguridad CChC

Para que la seguridad sea parte de la organización y se refleje día a día en todas las actividades, es necesario que forme parte de la cultura de la organización. Por eso, hablamos de “Construir una Cultura de Seguridad”. Entendemos este concepto, como los saberes, creencias y pautas de conductas de las personas que pertenecen a una comunidad y que son seguidas por ellos, aunque nadie los esté observando.

Para instalar una real Cultura de Seguridad es clave involucrar a todas las Personas de una organización. Justamente de eso trata la Regla N° 7 de las Reglas de Oro del programa “Vision Zero”, con la que estamos terminando esta serie de columnas.

La Cultura de Seguridad tiene que ver con las personas de una organización y, por eso, es que al menos son tres las reglas dedicadas a las personas: Liderazgo, Competencias e Involucramiento. El principal activo de una organización son sus personas y el conocimiento que tienen. Con esta regla tenemos un claro enfoque para aprovechar este conocimiento.

Necesitamos construir equipos que trabajen integradamente en cada una de las tareas que significa una obra de construcción. Pues nuestra actividad requiere colaboración en muchas situaciones. De la misma manera que motivamos el trabajo en equipo para el avance coordinado de los programas de construcción, debemos buscar cómo aprovechar y desarrollar el potencial de todos los trabajadores para realizar un trabajo seguro. Y lo que no es menor, si alguien no es parte de esta cultura, será siempre más propenso a accidentarse o a causar algún accidente, porque actuará de acuerdo a otros códigos, que no son los de su equipo. Esto es válido, en todos los niveles de la organización.

Hacer esto, implica comunicar a todos los principales aspectos del programa de seguridad de la empresa; estadísticas, principales riesgos y aprendizajes después de un incidente o accidente. También generar espacios de confianza, para que todos puedan reportar situaciones de riesgo que puedan implicar un accidente.

Pregunten a sus trabajadores sobre sus ideas y observaciones en materia de seguridad. Ellos son quienes están más cerca de los riesgos y, por lo tanto, nos pueden contar de primera fuente sobre las situaciones que requieren de nuestra atención. También nos pueden contar si las medidas de prevención están dando resultados y proponer nuevas ideas para seguir mejorando nuestra gestión en seguridad. Para una implementación exitosa de un Plan de Prevención, necesitamos que los trabajadores hayan sido parte de su definición.

La participación de todos los trabajadores, cumple el rol de mecanismo de comunicación, y fuente de conocimiento del Plan de Prevención de una empresa. Es también una herramienta muy eficiente, pues es de bajo costo y alto impacto. Por eso debemos generar mecanismos que motiven el involucramiento, a través de una Cultura de Confianza. Parece casi obvio, para avanzar en seguridad, debemos avanzar en confianza dentro las empresas.

En nuestro país tenemos un importante vehículo para generar participación y son los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad (CPHS). Estos comités, tienen un rol definido por la normativa, y pueden ser un gran apoyo a la gestión de seguridad y mecanismo de participación. En su conformación, los CPHS están definidos como una instancia paritaria, con representantes de la empresa y representantes de los trabajadores. Un CPHS que funciona bien, tiene el apoyo de la empresa, y cumple un importante rol en difusión, capacitación, investigación de accidentes, etcétera.

Como idea final, nos parece importante destacar el valor del Liderazgo, que no solo es la primera regla, sino que cumple un rol fundamental para el desarrollo de las otras reglas. Pues son los líderes los que fijan planes, asignan recursos, dan el ejemplo y generan instancias de participación, involucrando a todos en la organización.

Estas 7 Reglas de Oro, son guías para los líderes. Una ayuda, para que construyamos un plan de seguridad balanceado y para que evaluemos su avance.

Sabemos que el trabajo por el “Cero” es probablemente un trabajo que no tiene un final claro. Pero también tenemos claro que los beneficios de evitar accidentes son inmensurables y se basan en el cuidado y respecto que debemos tener por la seguridad y salud de cada trabajador. Les invitamos y animamos a que sigamos juntos por este camino.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders