Regla N° 2 Determinar los peligros y riesgos

Jorge Schwerter Hofmann  Gerente General Excon Construcción
Jorge Schwerter Hofmann
Gerente General Excon Construcción
Cristian Moraga Torres Gerente general Mutual de Seguridad CChC
Cristian Moraga Torres
Gerente general Mutual de Seguridad CChC

Para poder avanzar hacia el cero daño, cuya primera regla hemos comentado en artículos anteriores de Construcción Minera, debemos conocer cuáles son los riesgos que están presentes en cada una de nuestras obras y actividades, que es la regla número 2. Desde ISSA Minning nos recomiendan dos fuentes de información: la investigación de todo accidente e incidente y la elaboración de buenos mapas de peligros.

Respecto de los mapas de riesgos o peligros, debemos elaborar una rigurosa lista de estos, valorando su impacto y probabilidad de ocurrencia. Después, debemos trabajar en la mayor cantidad de riesgos, pero poniendo énfasis en aquellos más críticos, para establecer las medidas de control adecuadas, en rigor, establecer la forma segura de ejecutar las labores necesarias para hacer el trabajo requerido. Supervisar el trabajo, pues la seguridad depende de la implementación de los procesos productivos y las medidas de control de los respectivos riesgos, es fundamental en esta etapa.

No se nos debe olvidar el orden correcto. Siempre es mejor eliminar un riesgo, que proveer elementos de protección a los trabajadores sobre riesgos que pueden ser evitados. Ahora, si no es posible evitar los riesgos, siempre podemos disminuirlos (gestionarlos) y en este caso, sí debemos proveer a nuestros trabajadores con las medidas e implementos de control necesarios para evitar daño en caso de accidente o exposición a factores de riesgo.

Una vez que hemos determinado nuestros riesgos y definido los planes para gestionarlos, es muy necesario involucrar a toda la organización. En primer lugar, en las reuniones de gerentes debemos tratar esta materia, así comprometemos a los líderes con estas líneas de trabajo. Al mismo tiempo, es muy importante transmitir los principales riesgos y sus planes a todos los trabajadores, y a los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.

Una fuente muy importante de información y aprendizaje son los mismos accidentes y enfermedades laborales. Debemos generar ambientes de trabajo que promuevan un reporte amplio y profundo de todos los accidentes, incluyendo aquellos que no producen lesiones, pero que bien podrían haber tenido graves consecuencias.

Como recomendaciones prácticas está el desarrollar sistemas estandarizados de reporte de incidentes y de investigación, promover y nunca castigar el reporte de todo incidente que pueda haber ocasionado un accidente. Un sistema de reporte que pone foco en el real levantamiento de situaciones de riesgo, es fácil de entender y  llenar. A diferencia de lo que ocurre cuando el foco está puesto en la burocracia y el llenado de papeles.

Dentro de lo lamentable que puede resultar un accidente, siempre nos queda la posibilidad de aprender respecto de lo ocurrido y, para ello, debemos buscar llegar a la causa raíz que ocasionó el accidente. Siempre vamos a encontrar la falla o error humano, por eso es que una buena recomendación es buscar cuáles son los factores y contexto que influye ya sea facilitando o dificultando la ocurrencia de este error o falla.

Los mapas de riesgo son esencialmente dinámicos y tenemos que tener en cuenta que su real aporte estará dado por el uso que le demos. Si las actividades que se realizan son cotejadas con las medidas de control establecidas en éste, el que a su vez es mejorado y enriquecido con las lecciones aprendidas, podremos decir que estamos sacando el real provecho que de él se espera.

Finalmente, cabe mencionar que compartir la información con otras empresas, sean proveedores o incluso competidores, es también una buena práctica, pues amplía el universo de información y casuística a la cual podemos acceder para determinar los riesgos y peligros. Por eso es que estamos convencidos que para avanzar en seguridad debemos fomentar la confianza y colaboración en todos los sentidos.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders