Rampura Agucha: El rey del zinc

Internacional P
Gentileza M&C – Atlas Copco

El mayor yacimiento de zinc del mundo está ubicado en Rajastán, India. Sus reservas alcanzan los 103 millones de toneladas métricas.

Su programa de expansión busca incrementar la producción de la mina subterránea que tiene una vida útil estimada de 25 años.

La mina presentó desafíos como zonas de fallas, resistencia de la roca, agua en las minas, entre otros.

Adaptación: Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera
Fuente: Revista Mining & Construction (M&C) N°1 2015 – Atlas Copco

Rampura Agucha es la mayor mina de zinc del mundo. Así lo afirma Hindustan Zinc Limited (HZL), compañía propietaria de este yacimiento que se encuentra a 230 kilómetros al norte de Udaipur, en el estado de Rajastán, en la India. Su capacidad de producción de mineral alcanza los 6,15 millones de toneladas métricas (TM) por año.

Se trata también de la mina que tendría la mejor reserva en su clase de zinc-plomo por su ley de 15,9 por ciento. En el año fiscal 2015 produjo 698.232 TM, lo que incluye 640.845 TM de concentrados de zinc y 57.387 TM de concentrados de plomo. En tanto, las reservas y recursos de esta mina se estimaron al 31 de marzo de este año en 103 millones de toneladas métricas.

Las operaciones Rampura Agucha son tanto a rajo abierto como subterráneas. La mina subterránea ha iniciado sus operaciones con una visión de funcionamiento sostenido a través de altos estándares en seguridad, medio ambiente y eficiencia con la mejor tecnología, informan en la compañía.

Como parte de su programa de expansión, van a incrementar la producción de la mina subterránea a 3,75 millones de TM por año. El proyecto incluye un eje de producción de 950 metros de profundidad, dos rampas desde la superficie, dos pozos de ventilación y una planta de relleno de pasta. Entre las instalaciones tecnológicas de la mina destacan un radar de estabilidad de taludes, sistema de despacho de camiones y simuladores.

HZL, una subsidiaria de Vedanta Resources, es en la India una potencia en zinc, plomo, plata y cadmio con una producción anual que supera los 16 millones de toneladas extraídas en cinco operaciones mineras. Pero las minas Rampura Agucha y Kayad se robaron la atención cuando la compañía se dispuso a responder a los actuales desafíos en términos de eficiencia, productividad y seguridad.

En los últimos cinco años, Rampura Agucha (RA), ha hecho gradualmente la transformación de mina a cielo abierto a mina subterránea. Hoy, ambas técnicas operan simultáneamente. La operación a rajo abierto, hasta una profundidad de 372 m con una flota de equipos de perforación de Atlas Copco que incluye FlexiROC D50, D55, D60 y D65, y la minería subterránea que es realizada por debajo de ese nivel. Juntas producen unos 6,25 Mt/año.

Praveen Kumar Jain, jefe local en Rampura Agucha Mines, explica: “Tenemos una meta de 6,25 millones de toneladas por año de la mina a cielo abierto y 3,75 millones de toneladas por año de la mina subterránea lo que pensamos lograr para 2018 o 2019. Hasta ahora nuestro progreso ha sido muy positivo”.

La compañía ha introducido técnicos con experiencia internacional y probada capacidad y hoy está discutiendo activamente la introducción de máquinas automatizadas para perforación de producción. La mina cree que más mecanización y automatización aumentará el nivel de seguridad y precisión, y aumentará así la productividad, haciendo más eficientes las operaciones.

Con Panidis, jefe de operaciones subterráneas y Deon Joubert, jefe de ingeniería, ambos de la mina subterránea, proponen más computarización como una manera de mejorar la seguridad en las minas y aumentar a la vez la productividad; sin embargo, la capacitación es fundamental. “El entrenamiento de nuestros operadores es un proceso que no tiene fin porque la tecnología cambia y progresa constantemente”, señala Panidis. A ello, Joubert agrega que los “operadores bien entrenados son la clave para minimizar el tiempo de inactividad y mantener la seguridad lo más elevada posible”.

Tanto la mina a rajo abierto como la subterránea, están altamente mecanizadas con tecnología de punta. La operación a rajo abierto incluye perforación, voladura, carga y acarreo. Los residuos producidos del rajo se vuelcan en una ubicación designada y el mineral, en la trituradora primaria por diferentes tipos de equipos como excavadoras de 34 a 6,5 CUM y dumpers de 240 y 95 toneladas. La minería subterránea se lleva a cabo usando el método de perforaciones profundas por niveles.

En cuanto al procesamiento, los concentrados de zinc y de plomo producidos en Rampura Agucha se transfieren a sus hornos de fundición. Los residuos generados en el proceso se almacenan en el estanque de relaves. La base del estanque está completamente sellada por una capa de suelo impermeable en la parte inferior. Después, el agua del relave se recicla para así mantener vertido cero.

El proceso de Kayad

El yacimiento de plomo-zinc en Kayad es un proyecto “greenfield” en el borde oriental del pueblo de Kayad, 9 km al sudoeste de la ciudad de Ajmer. Una vez desarrollada, la mina planea producir un millón de toneladas por año. La geología se caracteriza por gneises y migmatitas con capas superpuestas de cuarcitas, silicatos calcáreos y esquistos de cuarzo y mica.

Aunque la operación minera en Kayad ha sido un proceso relativamente simple comparado con otras de HZL en Rajastán, Balwant Singh Rathore, Manager General asociado, dice que ha habido algunos desafíos. “El desarrollo inicial de la mina se puso en marcha en 2010 y en los estratos débiles toda la excavación del portal debió ser hecha con excavadora y camión, sin el uso de explosivos. En algunos lugares, se debió usar una quebrantadora de roca para aflojarla. También la rampa, que tiene 70 m de longitud, fue hecha sin uso de explosivos”, detalla.

Otro desafío fue controlar la carga máxima por detonación para minimizar las molestias de los habitantes cercanos. El resultado fue que tomó unas 20 horas completar un ciclo de trabajo.

Hoy, con una rampa de 250 m terminada, los equipos mecanizados se han hecho cargo y un ciclo lleva unos 975 minutos (16,25 horas).

Kayad utiliza el método de excavación por subniveles y usa una flota que comprende equipos de perforación de frentes Boomer 282, Scooptram ST1030, Minetrucks

MT436B y MT5020, y equipos de perforación de pozos largos, Simba 1254. Estos últimos, que son las principales unidades de producción, están especialmente adaptados al tamaño pequeño y mediano de las galerías y equipados con perforadoras de martillo en cabeza para perforar pozos de 51–89 milímetros. El sistema de posicionamiento del equipo permite adaptarlos a una gran variedad de tareas de perforación de producción incluyendo perforación anular en diferentes ángulos, pozos paralelos y raiseboring para chimeneas de diámetros reducidos. Aunque estas máquinas se han desempeñado bien, Rathore dice que un nivel de automatización mayor sería bienvenido.

“Más automatización y mecanización traerán más seguridad y precisión, aumentando así la productividad y haciendo más eficiente toda la operación”, indica.

En cuanto a los equipos, para asegurar el funcionamiento sin problemas de los modelos de mantenimiento, Atlas Copco estableció un Centro de distribución y entrenamiento en Bijaynagar, distrito de Ajmer, que provee partes a todas las obras de HZL en Rajastán, así como entrenamiento con simuladores a los operadores.

En el presente, el centro ofrece entrenamiento en simulador a los operadores de Boomer y cargadores con el objetivo de aumentar la productividad en las minas.

K C Meena, jefe de unidad Mina Kayad, enfatiza la necesidad de hacer la operación más segura, productiva y redituable. “La minería masiva está al orden del día y es por eso que los equipos controlados por computadora llevarán la minería en la India a nuevas dimensiones”, señala.

Jain agrega que la transición actual de minería a rajo abierto a minería subterránea en Rajastán es un ejemplo de una tendencia global en crecimiento. “Afortunadamente, es posible usar equipos de grandes dimensiones en la minería subterránea y eso está ayudando mucho”, dice. “Además, el desarrollo de los niveles de competencia y un compromiso permanente con la comunidad local son también factores que hoy son parte central de nuestra industria”, agrega Jain.

Este fue un vistazo a la mina Rampura Agucha y al proyecto Kayad de la India. El rey del zinc.

HZL: “Nuestro foco estará en automatizar al máximo nuestras actividades de minería”

Sunil Duggal, deputy CEO de Hindustan Zinc Limited, en entrevista con M&C comenta cómo se proyectan en términos de productividad.

¿Cómo describiría usted los desafíos que enfrentan las operaciones mineras de HZL?

Hemos estado produciendo 9 millones de toneladas de mineral, tanto de minas a cielo abierto como subterráneas en la India. Ahora la minería a cielo abierto se va reduciendo y estamos desarrollando la subterránea en RA.

Estamos trabajando en la rampa de acceso y casi hemos llegado a la veta de mineral que es de ley muy alta. Para aumentar el contenido de metal de 1 Mt a 1,2 Mt necesitamos aumentar el volumen de mineral de las minas subterránea de 3 Mt a 16 Mt. Esto deberá venir de las Minas de Rampura Agucha, Kayad, Rajpura Dariba, SK y Zawar. Por lo tanto, nuestra producción de mineral tiene que crecer cinco veces en un período de otros ocho años.

¿Ha sido satisfactorio el desempeño en las minas de RA y Kayad?

En Kayad ha sido satisfactorio. Hemos sido capaces de alcanzar la veta de mineral antes del tiempo establecido. En RA, había una cantidad de desafíos tales como zonas de fallas, resistencia de la roca, agua en las minas, etc. En los dos últimos años en RA hemos tratado de encarar y encontrar soluciones para estos desafíos. Ahora hemos ubicado las personas adecuadas en el lugar y también hemos traído profesionales de fuera de la India para ayudarnos a encarar los distintos problemas y llegar a la veta lo más rápido posible. Confiamos en llegar a tiempo.

¿Qué clase de tecnologías piensa que se usarán en el futuro?

En los próximos años el foco estará en automatizar al máximo nuestras actividades de minería, especialmente la subterránea. Primero que todo, debemos poder seguir el estado de salud de las máquinas automáticamente con la supervisión y con el sistema de adquisición de datos (SCADA) para saber cómo está funcionando cada máquina en todo momento. También nos gustaría un sistema para monitorear la eficiencia de cada máquina a través de su producción.

Nos gustarían sistemas para monitorear la ventilación en la mina junto con el nivel de filtraciones y emisiones de gas. Todas estas cosas ayudarán a llevar las operaciones de minería a un nivel superior y son muy importantes para la seguridad de la gente.

¿Qué ha logrado HZL en los últimos cinco años?

Una de nuestras referencias es que cada año estemos superando los récords del anterior en término de los metros de desarrollo. Entre tanto, tenemos el orgullo de haber estado a la altura de los avances tecnológicos que se han introducido en la industria de la minería. Esto nos ha ayudado a usar las máquinas de última tecnología muy eficazmente y a mantener los costos de desarrollo bajo control.

¿Cuáles han sido las iniciativas más importantes que han tomado recientemente?

La conservación ambiental ha sido un tema muy importante para nosotros. Por ejemplo, en nuestras minas a cielo abierto nos hemos unido a compañías de infraestructura e inmobiliarias para aprovechar el estéril. También estamos comprometidos con muchos trabajos de reforestación, cero vertidos y conservación del agua que es un recurso tan precioso en Rajastán.

Mientras tanto, muchas de nuestras iniciativas giran en torno a la seguridad de nuestra gente. Revisamos los informes de nuestros socios, incluido Atlas Copco, para asegurar que los incidentes se reduzcan al mínimo posible. Hemos trabajado duro para introducir una cultura de la seguridad a través de la mentalidad responsable de cada persona involucrada en la minería.

Ficha técnica
Rampura Agucha
Ubicación: Rajastán, India
Mandante: Hindustan Zinc Limited (HZL)
Tipo de minería: a rajo abierto y subterránea
Productos: Concentrados de zinc y plomo
Producción: 6,15 millones de toneladas por año
Vida útil estimada: 25 años

Post Author: Fabiola Garcia Sanders