Productividad y Comportamiento

Marisol Uriarte Master Black Belt de Six Sigma, Bechtel.
Marisol Uriarte
Master Black Belt de Six Sigma, Bechtel.

Cada proyecto tiene como objetivo cumplir con los plazos estipulados, mantenerse dentro del costo estimado y entregar un servicio que alcance los estándares de calidad esperados por el cliente. Son numerosos los elementos que deben ser considerados para controlar la variación de estos factores y uno de ellos se relaciona con el comportamiento de los trabajadores.

El primer paso es identificar los comportamientos requeridos  para el éxito del trabajo a realizar. El segundo paso analiza cómo influenciar el comportamiento del trabajador a través de la identificación de aquello que lo motiva ya que la productividad se ve impactada por el comportamiento.

Bechtel utiliza el sistema llamado “Liderazgo Basado en el Comportamiento”, conocido por su sigla PBL (Performance Based Leadership), cuyo objetivo es mejorar los resultados del negocio mediante cambios en el comportamiento de sus líderes y trabajadores.

La principal herramienta utilizada por Bechtel se conoce por la sigla DCOM que identifica los 4 componentes principales para crear una organización orientada al rendimiento:

- DIRECCION (D): Un foco claro de los propósitos y metas, considerando visión, misión y valores de la organización.
- COMPETENCIA (C): La capacidad de realizar el trabajo.
- OPORTUNIDAD (O): La disponibilidad de los recursos necesarios para completar la iniciativa y la eliminación de obstáculos.
- MOTIVACION (M): Conductor del rendimiento.

Estos elementos facilitan alcanzar el rendimiento óptimo. A la inversa, si alguno de ellos no está presente los equipos de trabajo se ven afectados según lo muestra la tabla N°1.

La herramienta central de PBL es la llamada ABC por su sigla en inglés  (Antecedents, Behavior and Consequences). Este método considera la identificación/clasificación de los antecedentes (A) como los eventos que ocurren antes del comportamiento, que lo influencian en un 20%, luego define el comportamiento deseado (B) y finalmente identifica las consecuencias (C) que afectarán al trabajador.  Las consecuencias juegan un rol importante ya que generan un impacto del 80%. Los efectos de las consecuencias podrán ser positivos o negativos, inmediatos o futuros, ciertos o inciertos.

Una vez realizado este análisis se recomienda proceder con la retroalimentación en forma inmediata para maximizar las oportunidades de mejora. Las técnicas a aplicar deberían facilitar una comunicación franca y objetiva, sin interpretaciones, en forma específica y medible.

Los líderes invierten tiempo y energía para hacer lo apropiado, creando una visión, definiendo y comunicando la estrategia, estableciendo los alcances del trabajo y haciendo responsable a las personas por los resultados, este esfuerzo debe ser apoyado por el liderazgo basado en el comportamiento del trabajador.

Utilizando PBL, los equipos de alto rendimiento aprenden y utilizan comportamientos y actividades  que los conducen a lograr la eficiencia y eficacia en los resultados. Las personas logran y mantienen altos niveles de rendimiento debido al estímulo y reforzamiento recibido desde sus líderes, pares o subordinados. Una vez obtenidos los comportamientos deseados se recomienda que los líderes reconozcan y celebren el logro, que es el inicio de la fase de motivación.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders