Planta geotérmica Cerro Pabellón: Energía natural de la tierra

Gentileza Enel Green Power Chile

La obra, actualmente en ejecución, se ubica en la segunda región de Antofagasta a una cota de 4.500 metros sobre el nivel del mar, siendo la primera en su tipo construida a tal altura.

El proyecto estará compuesto por un sistema de generación a condensación (flash) de 40 MW y de una planta binaria con una capacidad de 10 MW adicionales. Además, considera once plataformas de perforación para pozos de producción y pozos de reinyección, entre otros elementos.

La planta Cerro Pabellón será capaz de producir cerca de 340 GW/h al año, equivalente a las necesidades de consumo de unos 000 hogares y la energía generada será inyectada al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Alfredo Saavedra L.
Periodista Construcción Minera & Energía

Ubicada en pleno altiplano andino, en la comuna de Ollagüe, región de Antofagasta, se encuentra la planta Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica de América del sur y la primera de su tipo (tecnología binaria) en el mundo en ser construida a una cota de 4.500 metros sobre el nivel del mar. Con una inversión aproximada de 320 millones de dólares para su construcción, esta obra será capaz de producir cerca de 340 GW/h al año, equivalente a las necesidades de consumo de unos 165.000 hogares chilenos, evitando así la emisión anual a la atmósfera de más de 166.000 toneladas de CO2. La planta, de propiedad de Geotérmica del Norte SA (GDN), sociedad controlada en un 79,24% por Enel Green Power Chile Ltda. y con una participación del 20,76% de ENAP, se compone de dos unidades con una capacidad instalada bruta durante la primera fase de 24 MW cada una, pero con la ventaja de poder generar de manera continua, para una capacidad instalada total bruta de 48 MW.

Sobre el proyecto

La principal característica de Cerro Pabellón es el tipo de energía que utilizará. Y es que la geotermia es una energía limpia, que no emite gases contaminantes a la atmósfera durante su proceso de generación y además, es sustentable porque depende del calor de la tierra, por lo que no se agota si es manejada adecuadamente. Además, dentro de las principales ventajas de esta fuente de energía es que genera no contamina y posee un factor de planta superior al 90 por ciento.

En el caso de Chile, hay un alto potencial de desarrollo de este tipo de energía limpia como lo han hecho países como Italia e Islandia, entre otros. Nuestro territorio cuenta con cerca de 115 sitios termales eventualmente aprovechables para generar energía geotérmica, y las estimaciones más conservadoras del potencial geotérmico alcanzan los 3000 MW. Además, Chile posee el 10% de los volcanes totales del mundo y dentro de Sudamérica, tiene casi el 60% de potencial geotérmico en esta zona, dada la ubicación de nuestro país en el Cinturón de Fuego del Pacífico.

La geotermia es una tecnología armónica con el medio ambiente, ya que el mismo fluido geotérmico que se extrae de la tierra es devuelto al reservorio mediante un sistema de reinyección. Desde la empresa, además, indican que se trata de energía autóctona y segura, pues al encontrarse en el mismo país que la produce, no se ve afectada por coyunturas internacionales (políticas o económicas) que arriesguen el suministro.

En cuanto al proyecto en sí, al momento de identificar el lugar donde emplazar esta obra, las características geocientíficas del área de Pampa Apacheta (Cerro Pabellón) y algunos indicios de fluidos de altas temperaturas, impulsaron la realización de una campaña de exploración profunda durante los años 2009-2010. Tras un resultado exitoso que confirmó la presencia de reservorio geotermal, se dio paso al diseño de construcción del proyecto.

Así, a comienzos del año 2015 se inició la etapa de construcción de la planta de generación eléctrica (en una instalación de 136 hectáreas aproximadamente), que consta de dos unidades con capacidad de 24 MW cada una. Según señalan desde la empresa, el plan de desarrollo considera la perforación de nueve pozos (inyectores/productores/contingentes), el tendido de la línea eléctrica de transmisión de 73 kilómetros aproximadamente y la instalación de una planta de tipología ORC (Organic Ranking Cycle). La etapa de construcción  tiene un peak de cerca de 700 trabajadores, número que disminuirá a 30 en la etapa de operación.

El proyecto considera además once plataformas de perforación para los pozos, así como una red de tuberías, red de caminos internos y obras auxiliares para su funcionamiento. El complejo incluirá 20 pozos geotérmicos de entre 1.900 m y 2.700 m de profundidad. “La geotermia se genera extrayendo calor de la tierra a través de pozos profundos por los que viaja el fluido geotérmico a alta temperatura. Esa energía calórica se transmite hacia la superficie y la fuerza que genera el vapor se aprovecha para impulsar una turbina capaz de mover un generador eléctrico. Este fluido se transporta a la planta de generación, donde se convierte en energía mecánica y luego eléctrica”, explican desde Enel Green Power. Posteriormente, en una segunda fase, el fluido que ha bajado su temperatura, es devuelto al reservorio mediante pozos destinados a la reinyección. “El fluido geotérmico que se saca de los pozos (que no es apto para uso en regadíos ni consumo humano o animal, debido a su alto índice de minerales) es reinyectado al reservorio, asegurando así la sustentabilidad natural del sistema geotérmico, y por tanto, de la generación de energía”, detallan desde la compañía, agregando que la solución técnica para Cerro Pabellón no provoca impacto al medioambiente.

La energía generada se inyectará al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) a través de una línea de transmisión de 220 kV de circuito simple que se extenderá por 73 km desde la planta a la subestación El Abra.

Proyecto Cerro Pabelón

Futura ampliación

La ampliación del proyecto Cerro Pabellón consistiría en aumentar la potencia generadora de energía eléctrica de la central a través de la puesta en marcha de una nueva planta de generación de tecnología binaria (compuesta por dos unidades denominadas 3 y 4), que aportaría una potencia neta de generación de 50 MW (25 MW cada unidad).

Como se mencionó anteriormente, en la actualidad, la central comprende una planta binaria con capacidad total de 48 MW y, dentro del proceso lógico de búsqueda de optimizaciones operacionales, se requiere aumentar esta cifra mediante la implementación de las ya mencionadas unidades de generación, junto a un sistema de separación de fluidos y una zona de acople/almacenamiento (área temporal).

El objetivo del proyecto es optimizar el aprovechamiento del reservorio geotérmico almacenado en Pampa Apacheta, mediante la instalación de las nuevas unidades, con el consecuente aumento de la producción de energía de la central geotérmica.

La central Cerro Pabellón se encuentra actualmente en construcción, con fecha para comenzar sus operaciones durante el primer semestre de 2017. Según su mandante, la vida útil del proyecto está calculada en alrededor de 50 años y se transformará en la primera iniciativa de energía geotérmica de Sudamérica y en el más avanzado de GDN, además de que permitirá mejorar el conocimiento de la industria geotérmica en el país y generar el efecto de demostración al ser el primer proyecto en utilizar este tipo de fuente renovable de energía.

 Experiencia del mandante

En Chile, Enel Green Power actualmente opera un portafolio de plantas que tienen una capacidad instalada combinada de cerca de 600 MW, de los cuales 340 MW corresponden a energía eólica, 154 MW a fotovoltaica y 92 MW a hidroeléctrica. Además, la empresa tiene actualmente proyectos en ejecución por unos 600 MW, que llevarán la capacidad instalada total de la empresa en el país, a cerca de 1.200 MW.

En Italia, la compañía opera plantas de energía geotérmica con una capacidad instalada de más de 760 MW. En Estados Unidos, Enel Green Power cuenta con una capacidad instalada de 72 MW, incluyendo la planta de Stillwater, en Nevada, la primera en combinar la capacidad de generación continua de la energía geotérmica a media entalpía con ciclo binario, con un sistema fotovoltaico (26 MW) y uno solar termodinámico (2 MW).

Post Author: Fabiola Garcia Sanders