Pinturas y revestimientos industriales: Soluciones especializadas

Foto 1 para abrir

 

Las pinturas y revestimientos industriales cumplen diversas funciones. En el caso de estructuras metálicas ayudan a hacer frente a la corrosión, mientras que en aquellas instalaciones que manejan químicos las protegen de los vapores con ácidos agresivos, posibles derrames o fugas. Por su parte, en instalaciones cercanas al mar, estos productos entregan cuidados de la brisa marina, agua salina, erosión, rayos UV, entre otros.

El uso de un revestimiento bien especificado, puede entregar beneficios tanto a nivel de la seguridad de los operarios, como de la continuidad de las operaciones, gracias a una reducción de paradas de mantenimiento y, por tanto, mayor productividad.

El mercado ha desarrollado una diversa gama de productos cuya tendencia apunta a buscar alta calidad, con un muy bajo nivel de compuestos orgánicos volátiles (VOC), altos sólidos, de secado rápido (fast dry) y con estándares y certificaciones internacionales.

 

Alfredo Saavedra L.
Periodista Construcción Minera & Energía

La industria minera plantea una serie de requerimientos muy específicos dependiendo de las diferentes instalaciones, ya sea por el trabajo que desempeña la misma como también los factores ambientales donde está emplazada. Así, es común ver que equipos, estructuras y materiales de construcción se expongan constantemente a sustancias químicas corrosivas, que deterioran las instalaciones y generan riesgos y costos a la industria. “Lo ideal es considerar estas necesidades desde la concepción de los proyectos, para que las estructuras sean protegidas desde antes que se inicien las operaciones, las superficies se mantengan siempre revestidas y de ser necesario se haga el mantenimiento reemplazando el producto que se aplicó para el sacrificio y así las instalaciones se mantengan sanas, sin necesidad de reparación o recuperación”, comenta Pamela Rivera, gerente comercial de R&R e Hijos y Cïa Ltda., distribuidor exclusivo de Belzona en la zona norte de Chile. Y es que, de acuerdo a las necesidades de los grandes proyectos, los usuarios finales de la minería y las grandes casas de Ingeniería, buscan productos orientados a satisfacer los altos estándares de calidad y que cumplan con un buen desempeño de acuerdo a los servicios exigidos en la industria, aumentando la durabilidad de la infraestructura de los procesos operativos, brindándoles una mayor vida útil a las mismas, lo que en consecuencia disminuye los costos de mantención y aporta a la seguridad de los trabajadores.

Características generales
En la mayoría de las estructuras metálicas, se busca proteger de la corrosión y de otros factores que exigen al revestimiento mayores y avanzadas propiedades. A modo de ejemplo, se encuentran aquellas instalaciones que manejan químicos y que requieren protección de los vapores con ácidos agresivos, posibles derrames o fugas; así como instalaciones cercanas al mar, que deben protegerse de la brisa marina, agua salina, erosión, rayos UV, etcétera. Lo mismo sucede con las estructuras de hormigón, que deben protegerse del impacto, vibración, compresión, ataque químico, entre otras. “El uso de un revestimiento bien especificado, puede determinar: la seguridad de los operarios, la continuidad de las operaciones, menos paradas de mantenimiento y por consecuencia, mayor productividad”, señala Rivera agregando que industrias tan exigentes como la minería requieren que los revestimientos sean duraderos, confiables frente a diversidad de agresiones actuando simultáneamente y que tengan propiedades avanzadas. “Es importante además, que su aplicación tarde el menor tiempo posible, siendo seguros tanto para los aplicadores como para el medio ambiente y que los promedios de fraguado sean acelerados para poner en servicio las instalaciones a la brevedad”, explica la gerente comercial de R&R e Hijos y Cia Ltda. Por tal motivo el desarrollo tecnológico apunta a diversas características como formulaciones con propiedades superiores, utilizando materias primas de mejor calidad y eliminando componentes peligrosos (como solventes inflamables y que alteran los espesores una vez fraguado el producto); disminución de los tiempos de las aplicaciones y desarrollo de productos que sean tolerantes y se adhieran con poca preparación de superficie y/o por rociado, entre otras características.

De acuerdo a los expertos consultados, la protección más usada en minería son los recubrimientos industriales, ya que existe una gran variedad de sistemas que pueden ser aplicados en estas instalaciones, brindando protección para los diferentes ambientes clasificados según la norma ISO 12944–2, donde se especifican los medioambientes y su nivel de corrosividad. “Para cada uno de estos medioambientes existe un sistema el cual puede constar de 2 a 3 capas de recubrimiento, como en el caso de un medioambiente clasificado C5I, el cual indica una corrosividad muy alta (industrial)”, explica Daniel Pinto, ingeniero de Proyectos de la División Industrial de Pinturas Tricolor S.A. El experto agrega a modo de ejemplo que en zonas industriales con alta humedad y atmósferas agresivas, se recomienda un sistemas de tres capas, el cual estaría compuesto por un primera capa rica en zinc, una capa intermedia de un epóxico multipropósito y un acabado de poliuretano para brindar una terminación brillante y con alta retención de color.

Los revestimientos poliméricos son ideales para ciertas aplicaciones complejas, donde existe más de un factor que agrede simultáneamente el equipo o la estructura. Gentileza Belzona.
Los revestimientos poliméricos son ideales para ciertas aplicaciones complejas, donde existe más de un factor que agrede simultáneamente el equipo o la estructura. Gentileza Belzona.

Pinturas y revestimientos
La tendencia apunta a buscar productos de alta calidad, con un muy bajo nivel de compuestos orgánicos volátiles (VOC), altos sólidos, de secado rápido (fast dry) y con estándares y certificaciones internacionales. “Las pinturas con 100% sólidos en volumen, es decir, recubrimientos cuya composición no contiene solventes volátiles, permiten realizar aplicación de altos espesores en un sola capa de pintura. Adicional a esto, se reduce prácticamente a cero la emisión de contaminantes, siendo considerados productos ecológicos para el medio ambiente”, explica Pinto, agregando que las pinturas de rápido secado permiten manipular las piezas en periodos menores y disminuyen los tiempos de repintados entre capas, aportando a la productividad de las empresas metalmecánicas o maestranzas. “En los proyectos de mantenimientos, reducen los tiempos de detención de equipos y estructuras, donde es una necesidad por parte de los usuarios”, señala el ingeniero, quien destaca dentro de la línea Industrial JET, pinturas ricas en zinc, anticorrosivos epóxicos, epóxicos multi-propósitos, epóxicos ignífugos, poliuretanos, recubrimientos Tank Lining y recubrimientos para alta temperatura y para pisos.

Desde Tricolor destacan algunos productos como un imprimante epóxico con promotores de adherencia y pigmento inhibidor de la corrosión para sustratos ferrosos y no ferrosos (Jet Primer Epoxi) y unos autoimprimates epóxicos multipropósitos para sustratos de acero, galvanizado en caliente y concreto, tolerantes a la preparación de superficie limitada (Jet 70 MP y Jet Pox 200, este último además tiene características retardantes de fuego). La empresa también recomienda el Jet Pox SP1000, un epoxi-amina 100% sólido, pensado para sistemas Tank Lining y exteriores en condiciones agresivas, tolerante a preparación de superficies limitadas (óxidos bien adheridos) y a superficies mojadas. “Este producto es muy útil para realizar mantenimientos donde las condiciones ambientales son severas ya que no hay restricción del punto de rocío o humedad relativa”, explican. Adicionalmente, mencionan al Jet Pox High Resistant, por ser un epoxi-amina ciclo alifática 100% sólido que cuenta con gran resistencia química y a la abrasión, útil para estructuras en planta EW-SX en la industria minera, además de entregar protección prolongada en interior de tanques para contención de soluciones químicas, combustibles, hidrocarburos y que cuenta con certificación NSF para contacto con agua potable.

Desde Belzona en tanto, señalan que hay revestimientos poliméricos, que a veces son descartados por considerarse más costosos, pero que son ideales para ciertas aplicaciones complejas, donde existe más de un factor que agrede simultáneamente el equipo o la estructura. Ejemplo de este tipo de solución es un revestimiento protector avanzado para superficies de concreto o metálicas expuestas a condiciones agresivas de abrasión, ataque químico, corrosión, rayos infrarrojos y UV (Belzona 5111 Ceramic Cladding). De acuerdo a Pamela Rivera, gerente comercial de la empresa distribuidora de Belzona en la zona norte, este producto ofrece alta resistencia en contextos de intemperie, superficies expuestas a derrames o salpicaduras de hasta 60°C, aplicable en pisos, paredes, tuberías, estanques, trabajo de estructuras, puentes, entre otros, con durabilidad garantizada superior a siete años. Otros productos destacados son: un revestimiento diseñado para ser utilizado en superficies contaminadas con aceite o mojadas, que puede ser aplicado incluso bajo el agua, ideado especialmente para situaciones donde no se puede realizar una buena preparación de superficie, asegurando una máxima adherencia, protección contra la abrasión-corrosión, agua salina y brisa marina (Belzona 5831) y otro revestimiento activado por calor resistente a la corrosión, diseñado para ser aplicado con mínima preparación de superficie, directamente sobre superficies calientes entre 70°C a 150°C, de modo tal de no detener las operaciones (Belzona 5851).

La tendencia apunta a productos de alta calidad y que cumplan con diversas certificaciones. Ejemplo son revestimientos (como Belzona 5831) diseñados para superficies contaminadas con aceite o mojadas, que pueden ser aplicados incluso bajo el agua que entregan protección contra la abrasión-corrosión, agua salina y brisa marina. Gentileza Belzona.
La tendencia apunta a productos de alta calidad y que cumplan con diversas certificaciones. Ejemplo son revestimientos (como Belzona 5831) diseñados para superficies contaminadas con aceite o mojadas, que pueden ser aplicados incluso bajo el agua que entregan protección contra la abrasión-corrosión, agua salina y brisa marina. Gentileza Belzona.

Recomendaciones
En la minería gran parte de las estructuras son de acero y llevan revestimientos o pinturas de distinto tipo, productos que se han trasformado en un ítem a considerar en los presupuestos de las compañías, principalmente por los aspectos de seguridad y productividad asociados. Ante esto, los expertos consultados recomiendan incluir la especificación de un revestimiento adecuado a las necesidades del proyecto, para que sea aplicado con las estructuras nuevas y antes que las instalaciones empiecen sus operaciones. “De esta forma se asegura una larga vida a la infraestructura, ya que posteriormente solo se le hace un mantenimiento al revestimiento, sin que los materiales sean agredidos por el contexto exigente tanto del trabajo que se realiza como de los entornos donde se emplazan”, explica Rivera. La gerente comercial agrega que si esto no ha sido posible, de igual forma, al momento de detectarse los problemas de mantenimiento, es fundamental “considerar todos los factores tanto ambientales como de las operaciones, las necesidades de protección, resistencia a ataques físicos, químicos, bacteriológicos y las expectativas de durabilidad para seleccionar el producto de revestimiento más adecuado para los requerimientos de las instalaciones”.

Por otra parte, para obtener la mayor duración del sistema, se debe realizar una adecuada preparación de superficie, seguir los parámetros de aplicación de los recubrimientos, además escoger el sistema adecuado para cada ambiente al cual va a estar expuesto el recubrimiento. “En algunos de nuestros productos se puede ser más flexible en el ámbito de la preparación de superficie y en las condiciones ambientales en las que se aplica el recubrimiento, por ejemplo en el Jet Pox SP1000 se puede aplicar hasta -18°C y con 100% de humedad relativa y puede ser aplicado sobre óxido o pintura bien adherida”, detalla Daniel Pinto, ingeniero de Proyectos de la División Industrial de Pinturas Tricolor S.A., agregando que se debe hacer mantenimiento preventivo a las estructuras o instalaciones donde se aplicó un sistema de recubrimiento, siguiendo los parámetros de aplicación indicados en la hoja técnica. “Al ejecutar este mantenimiento se estará extendiendo la vida útil del sistema en aproximadamente un 50%”, señala Pinto. Así, la aplicación de pinturas y revestimientos industriales en las instalaciones mineras resulta un factor estratégico al ser soluciones especializadas.

Post Author: cmineracdt