Minería e Ingresos Fiscales

Álvaro Merino Lacoste Gerente de Estudios de Sonami
Álvaro Merino Lacoste
Gerente de Estudios de Sonami

Como consecuencia de la desaceleración de la economía china, la fortaleza del dólar y las condiciones del mercado, se ha generado una importante caída en el precio de los commodities. La menor cotización en los precios del cobre que hemos observado en los últimos meses, ha impactado en forma significativa en las empresas mineras, particularmente disminuyendo los ingresos, reduciendo los márgenes, generando menor producción, paralizando y postergando la inversión, recortando el empleo y moderando las expectativas de los accionistas.

El año 2015, el precio del cobre cayó en 20%, respecto del valor promedio registrado en el 2014,  lo que ha impactado con fuerza a la minería en su conjunto.

Por cierto que la caída en la cotización de los metales ha afectado a uno de los pilares del desarrollo económico y social de Chile, como es precisamente la minería. En efecto, en los últimos diez años, vale decir el período 2006-2015, este sector productivo contribuyó con el 14% del PIB, generó el 58% de las exportaciones totales del país y aportó el 18% de la totalidad de los ingresos fiscales. Es decir, prácticamente de cada cinco pesos que recibió el fisco uno provino de la minería, alcanzando un monto de  US$ 84.000 millones.

Para dimensionar este relevante aporte, creo oportuno señalar que es equivalente a la sumatoria de los presupuestos del Congreso Nacional, Poder Judicial, Contraloría General de la Republica, más los ministerios de Salud, Agricultura, Minería Medio Ambiente y Secretaría General de la Presidencia.

La caída en el precio del cobre disminuye sustancialmente los ingresos del país, pues por cada centavo de dólar promedio anual que cae el precio del cobre, Chile deja de percibir alrededor de US$128 millones por menores exportaciones y el fisco alrededor de US$60 millones por concepto de excedentes de Codelco y tributación de la minería privada.

En efecto, el año 2014 las exportaciones mineras alcanzaron un monto de US$ 43.600 millones, en tanto que el año pasado llegaron a US$ 34.900 millones, esto es US$ 8.700 millones menos lo que representa una caída de 20%. Si comparamos los envíos mineros del año 2015 con los del 2011 que fue precisamente donde se alcanzó el mayor monto de exportaciones mineras en el período 2006-2015, y el más alto que se tenga registro, se observa una disminución de U$$ 17.800  millones, pues hace cinco años atrás los envíos mineros llegaron  a US$ 52.700 millones, esto es, una caída de  34%.

Adicionalmente, es preciso señalar que el aporte de la minería al financiamiento fiscal fue US$3.044 millones el año 2015, monto que se compara con los US$4.868 millones del año 2014 y los US$14.114 millones del año 2007.

CM 19-Col Merino 1

Por cierto que el año 2016 el aporte de la minería al financiamiento fiscal, que comprende tanto los excedentes de Codelco como la tributación de la minería privada, se verá muy disminuido respecto de lo que observábamos hasta hace algunos años atrás, pues la proyección elaborada por el Ministerio de Hacienda que se consigna en el Informe de Finanzas Públicas es de US$ 2.140. Cabe hacer presente que dicha estimación se hizo con un precio de cobre de US$2.50 la libra, en circunstancias que la cotización promedio el presente año será sustancialmente menor. Tanto es así que el Ministro de Hacienda en un seminario a comienzos de año señaló que los ingresos del cobre para el fisco el año 2016 serán cercanos a cero.

En síntesis, la relevante disminución del precio del cobre impacta significativamente en los ingresos del país y en los recursos fiscales, en otras palabras, el país es más pobre. Esta compleja situación por cierto demandará a las autoridades del Ministerio de Hacienda mucha disciplina fiscal.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders