Mina Dacita: Ampliando El Teniente

Gentileza Codelco
Gentileza Codelco

El proyecto de la división de Codelco El Teniente fue recientemente inaugurado en diciembre de 2015. Su operación permitirá ampliar la vida útil de este yacimiento por unos diez años más.

La construcción destinó un total de 3,5 millones de horas hombre con un plazo de ejecución aproximada de 4,5 años, en los cuales no se registraron accidentes.

Destaca la construcción de la sala de Chancado por sus dimensiones, además de 18 km de túneles, el montaje de 570 toneladas de estructuras, la utilización de 41.000 m3 de hormigón para obras civiles, entre otras.

Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera

“Son pocos los proyectos que terminan a tiempo, dentro del presupuesto estimado y, sobre todo, sin accidentes con tiempo perdido relevantes. Eso es un hito y un logro insuperable”, señaló Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de Codelco, en la inauguración de Mina Dacita a mediados de diciembre de 2015.

En la División El Teniente, Región del Libertador Bernardo O’Higgins, se encuentra este proyecto ubicado a un costado de la mina en operación Reservas Norte. El objetivo principal de esta obra es reemplazar los sectores en agotamiento de la Mina Teniente 4 Sur y Pipa Norte. Así, Dacita –después de Pacífico Superior y Recursos Norte–, corresponde a uno de los últimos proyectos antes del inicio de la explotación del Nuevo Nivel Mina, con una inversión de 280 millones de dólares.

Según informó la Gerencia de Comunicaciones de la minera estatal, la incorporación de la nueva mina, que tiene una vida útil hasta el año 2026, permitirá a División El Teniente sumar 39 millones de toneladas de reservas, con una ley de 1,17% y un aporte de 17 mil toneladas por día.

Luego de las obras tempranas, los trabajos se iniciaron en noviembre de 2013 y finalizaron en 2015, en un plazo de ejecución de aproximadamente cuatro años y medio. Las faenas principales fueron la preparación minera en los niveles de hundimiento, producción, acarreo, ventilación, infraestructura de talleres, oficinas, subestaciones eléctricas y la construcción de sala de chancado al interior de la mina.

Mauricio Larraín, gerente general de El Teniente, apuntó que este es un buen ejemplo de un trabajo colaborativo en el cual se entendieron los objetivos comunes. “Lo que hemos hecho en el último tiempo es trabajar en la excelencia operacional”, añadió. Una fórmula que les ha dado resultado dice relación con optimizar los tiempos y producir más con los mismos recursos.

Así, el ejecutivo se refirió además de la interacción permanente en cada uno de los actores que participan, respecto a escuchar a los contratistas, determinar en qué aspecto influyen en su desempeño y qué cosas deben también ellos mejorar.

Desde El Teniente, Julio Cuevas, gerente de Proyectos, entregó a Revista Construcción Minera los detalles de esta obra.

Proyecto

“El desarrollo de Mina Dacita no fue sencillo”, dijo Cuevas. “Desde sus inicios era reconocido por sus buenas leyes, pero las características del macizo rocoso y su fragmentación constituían un desafío para su explotación”, agrega. El proyecto debió llevar a cabo una serie de estudios de ingeniería, análisis de alternativas y métodos constructivos para finalmente definir la infraestructura requerida para su operación. Posteriormente en su etapa de construcción, una buena planificación y un equipo de proyectos comprometido fueron la clave para concretar el proyecto.

Además de las obras de desarrollo minero, el proyecto implementó en el interior de la  mina una “moderna” sala de chancado, controlada directamente desde la ciudad de Rancagua, con una altura de 56 metros, similar a la Catedral de Santiago o a un edificio de 15 pisos, que cuenta con una nave de descarga de camiones, nave del chancador, nave de servicios y tolva de descarga, junto con dos buzones por donde el mineral desciende hasta el Ferrocarril Teniente 8, para finalmente emerger a la superficie a través del nuevo cruzado ferroviario construido por el proyecto. El chancador giratorio permitirá procesar además mineral de minas contiguas a Dacita, como por ejemplo del sector Reservas Norte.

En cifras generales el proyecto consideró el desarrollo de 18 kilómetros de túneles, el montaje de 570 toneladas de estructuras, la utilización de 41.000 m³ de hormigón para obras civiles y 470 toneladas de explosivos para el desarrollo de los 17.000 m³ de excavación de la Sala de Chancado entre otros, además el montaje de casi un kilómetro de nueva vía férrea e infraestructura eléctrica asociada, con 5,6 mega watt de potencia, con un total de 3,5 millones de horas hombre dedicadas para su construcción.

Sala de chancado

Una de las constructoras que participaron en la ejecución del proyecto fue Gardilcic. Desde la empresa, Rodrigo González, gerente general y Job Martínez, jefe de estudios, compartieron los detalles de su participación en la obra.

Su trabajo consistió en preparar la mina en cuanto a desarrollos horizontales y verticales, a fin de que la Mina Dacita entrara en producción. Las faenas incluyeron una serie de obras entre las cuales se destacan carpetas de rodado de hormigón H-70, puntos de extracción de mineral, piques y sistemas de traspaso de mineral.

En paralelo ejecutaron la sala de chancado de 56 m de alto. Esta construcción implicó excavar 16.782 m³ de material, equivalente a unas 50.000 toneladas, para habilitar cuatro naves (descarga de camiones, chancador, servicios y tolva de descarga).

El uso de dos tipos de grúas dentro de la sala de chancado les permitió tener avances que mejoraron su eficiencia, afirmaron los contratistas.

Finalmente, participaron en las obras civiles y montaje del chancador giratorio. “Uno de los elementos que nos enorgullecen en la Mina Dacita, es que fuimos parte desde el inicio de la preparación de esta mina. Es así como en el año 2013 iniciamos los desarrollos horizontales en los niveles de hundimiento, producción, transporte y subniveles”, señalaron.

Con todo, las obras de esta constructora terminaron en junio de 2015.

CM18-Proyecto Nacional 1
Gentileza Gardilcic

Desarrollo de túneles

De acuerdo con Cuevas, en total, se desarrollaron 18 kilómetros de túneles, para los niveles de hundimiento, nivel de producción, nivel de acarreo y subnivel de ventilación, además de las obras civiles asociadas; muros, puntos de vaciado, de extracción y sistemas de traspaso. El desarrollo de los túneles se realizó con el método convencional, con desarrollo y fortificación a la frente. La fortificación fue del tipo PMS (perno-malla y shotcrete) y las buenas condiciones geomecánicas permitieron alcanzar un buen ritmo de trabajo, sin registrar mayores inconvenientes por eventos sísmicos.

Desde la constructora Gardilcic comentaron que se realizaron perforaciones mecanizadas con jumbos electro-hidráulicos, mientras que la extracción de las marinas se efectuó con cargadores de bajo perfil LDH y camiones Dumper. También, se implementaron equipos robotizados para la proyección de shotcrete.

Desafíos constructivos

Desde Codelco, Cuevas afirma que proyecto Dacita fue construido a un costado de la mina en operación Reservas Norte, por lo que la gestión de interferencias fue un gran desafío para la concreción de las obras de infraestructura de este nuevo sector productivo. “El apoyo de la Gerencia de Minas en su rol de cliente y del resto de la organización de la división el Teniente fueron claves para el éxito del proyecto”, añade.

Otro gran desafío constructivo y a la vez uno de los grandes logros del proyecto, fue la ejecución de la Sala de Chancado en un período de dos años. La excavación de la sala comenzó en octubre de 2013, el desarrollo de las obras civiles se inició durante 2014 y el montaje y puesta en operación del equipo chancador finalizó a mediados del 2015, un hito para la División El Teniente y un precedente para futuros proyectos, como el proyecto Recursos Norte que también considerará Chancado en Interior Mina.

Cuevas precisó que para alcanzar este objetivo la planificación fue clave, una forma ordenada y compartida por todo el equipo del proyecto, incluyendo a contratistas, Inspección Técnica de la Obra y con un alto involucramiento.

En Gardilcic comentaron que en las excavaciones aplicaron su experiencia en desarrollo de túneles (más de 550 kilómetros realizados) y en la construcción de cavernas. “Esta fue de alta complejidad por la calidad de la roca enfrentada”, detallaron.

Respecto a las obras civiles y montaje del chancador, “sin duda que fue un enorme desafío técnico y humano, en donde tomamos importantes decisiones que nos permitieron asegurar los plazos y realizar la obra en los términos del proyecto”, indicaron. Un elemento fundamental para los montajes fue incorporar una grúa de 100 toneladas al interior de la mina subterránea, siendo esto un hito clave dada la envergadura de este equipo. Con ella realizaron montajes y maniobras que aseguraron la obra.

Finalmente, respecto a los hormigones diseñaron un programa que les permitió trabajar en paralelo varios componentes de la sala de chancado y además combinar con obras de montaje.

Seguridad

Como se mencionó anteriormente, tras la ejecución del proyecto no hubo accidentes que lamentar. Cuevas comentó al respecto que en la Gerencia de Proyectos están convencidos de que los accidentes simplemente no ocurren, sino que se construyen, por lo tanto es posible prevenirlos. Este cambio de paradigma implica un cambio de actitud frente los riesgos y requiere un fuerte liderazgo, como también la presencia permanente en terreno, con una política de tolerancia cero, en donde cualquier condición o acción insegura implica la detención inmediata de una actividad, dijo. “La planificación es clave, esta vez orientada a los riesgos asociados a cada tarea, definiendo las medidas de control necesarias para evitar accidentes e incidentes y realizando a través de lo que denominamos el ART o Análisis de Riesgos de la Tarea, un revisión del antes, durante y después de toda labor en donde se examinan los riesgos asociados a la actividad a ejecutar, con el objetivo de que cada trabajador identifique y ponga en práctica todos los procedimientos y estándares de seguridad necesarios para el desarrollo seguro de su trabajo”, detalló. Asimismo, para fortalecer el control, implementaron un sistema permanente de monitoreo en línea a través de cámaras de seguridad, con supervisión 24/7, que en caso de detectar alguna acción insegura advertía inmediatamente por radio al supervisor de la obra.

Mina Dacita favorecerá el desarrollo de todo el Distrito Norte de División El Teniente. Un proyecto que cumplió sus objetivos.

Fracturamiento Hidráulico
Para el pre-acondicionamiento de Dacita se implementó la técnica de fracturación hidráulica o fracking. Julio Cuevas explica que la técnica de Fracturamiento Hidráulico (FH) consiste en la generación y propagación de fracturas en el macizo rocoso por medio de la inyección de fluidos a presión a través de tiros de sondaje, previo a la etapa de hundimiento. Esto permite aumentar la frecuencia de fracturas en el macizo rocoso, optimizando el proceso de extracción y facilitando el control de la sismicidad. En División El Teniente, para mineral en roca primaria como es el caso de Dacita, el pre-acondicionamiento a través de FH sería una práctica recomendada y utilizada frecuentemente.

Ficha Técnica
Mina Dacita
Mandante: Codelco.
Construcción: Salfa, Gardilcic, Aura, Chesta.
Ingeniería: JRI, Amec.
Presupuesto: US$ 280 millones.
Año de construcción: 2011 – 2015 (incluye obras tempranas).

Post Author: Fabiola Garcia Sanders