Lubricantes para equipos mineros: Buscando la durabilidad

Gentileza Enex S.A.
Gentileza Enex S.A.

Los lubricantes tienen como función disminuir el roce y el desgaste de las distintas partes de un equipo minero en movimiento.

Estos aceites deben contener un especial contenido de aditivos detergentes y dispersantes, para tener la capacidad de limpiar de la superficie todas esas partículas y, a su vez, mantenerlas en suspensión para evitar la formación de lodos.

La principal recomendación es recurrir a un lubricante que, además de cumplir con las exigencias mínimas de catálogo para equipos mineros, puedan responder a los requerimientos de eficiencia y optimización de recursos de la maquinaria pesada utilizada en minería.

Patricia Avaria R.
Periodista Construcción Minera.

La minería es una actividad intensa en uso de maquinaria. Es por ello que, para protegerla, sus piezas requieren ser recubiertas con un lubricante industrial especializado, con el fin de disminuir el roce y el desgaste tras el movimiento, particularmente en un ambiente con excesiva cantidad de polvo y partículas como el minero. Y es que en dicho escenario, las diversas partículas dispersas en el ambiente, penetran hasta llegar las entrañas metálicas del equipo, produciendo un “efecto de lija” que incrementa el desgaste de las piezas. Por esta razón, los lubricantes deben contener un especial contenido de aditivos detergentes y dispersantes, para tener la capacidad de limpiar la superficie y, a su vez, mantenerlas en suspensión para evitar la formación de lodos.

Otra característica fundamental de este tipo de lubricantes, específicamente los utilizados en los sistemas de transmisión, dice relación con la capacidad de soportar extrema presión y altas temperaturas. Los engranajes que comúnmente forman parte de estos sistemas están sometidos a fuerzas extremas, con el riesgo de presentar elevado roce y desgaste, alcanzando altas temperaturas y con el riesgo de que el material falle. Es por ello que deben contener aditivos de extrema presión y de excelente calidad, así como la capacidad de soportar altas temperaturas y esfuerzos sin disminuir considerablemente su viscosidad (viscosidad HTHS).

Juan Miguel Tala, jefe de producto de marketing lubricantes de Copec, destaca que se debe escoger correctamente un lubricante para cada equipo minero, ya que al darle un buen uso, “se pueden obtener diferentes beneficios, tales como: ahorro de combustible, extensión de la vida útil de los componentes, menos generación de aceite usado, por nombrar algunos de los beneficios que, por ejemplo, podemos obtener al pasar de un lubricante mineral a uno sintético”. A esto, Luis Vega,  Business Developer Mining & B2B de Total, agrega que “cuando hay una mala decisión de lubricación genera una falla catastrófica en un equipo o instalación y esta trae consigo costos elevados de reparación y/o pérdida de productividad”.

En el caso de los derrames, la contaminación de los suelos y fuentes de aguas son una preocupación y se debe considerar planes de contingencia para el control y remediación de las áreas contaminadas. Otra estrategia, generalmente recomendada cuando el riesgo de derrame es alto o se trabaja en zonas muy sensibles a la contaminación, es usar lubricantes biodegradables. Esto último se está transformando en una tendencia global y tanto las autoridades ambientales como las organizaciones que operan faenas, están demandando su uso.

Por último, Justo Verdejo, subgerente Ventas Industriales Lubricantes de Enex, destaca que la principal recomendación es recurrir a un lubricante que, además de cumplir con las exigencias mínimas de catálogo para equipos mineros, puedan responder a las exigencias de eficiencia y optimización de recursos de la maquinaria pesada utilizada en el sector y pueda seguir rindiendo de manera óptima en las condiciones extremas que presentan diariamente las faenas mineras; donde el clima, la temperatura y las largas jornadas de trabajo ponen a prueba los equipos y sus componentes.  Esto reduce las paradas inesperadas o mantenciones de emergencia disminuyendo la intervención del personal en los distintos puntos de lubricación. “Muchas máquinas de la industria no se detienen para lubricarlas, ya que el costo de su detención es muy alto, por lo mismo se lubrican en funcionamiento, y esto siempre es un riesgo para el operario que está haciendo esa maniobra”, señala.

La necesidad de la industria es clara. Con maquinaria en óptimo funcionamiento, las diversas labores, operacional y de construcción, serán más productivas. De ahí, es que el rol de un lubricante que se ajuste a los requerimientos específicos de los equipos, resulta clave. A continuación, una mirada alguno de los productos que ofrece el mercado.

Lubricante para molinos
CM 19-Maquinarias 1
Desde Copec destacan a Gear Shield Synthetic, un aceite de alta viscosidad para engranajes abiertos. Este lubricante asegura una película tenaz en los flancos de trabajo de los engranajes abiertos de toda aplicación que involucre molinos estacionarios rotatorios. El aceite base combinado con aditivos resistentes a la oxidación y aditivos EP, lograría que sus cualidades de protección se vean mejoradas. Asimismo, este se puede aplicar por spray. Está diseñado para emplearlo en todos los equipos automáticos de lubricación.  Desde la empresa, cuentan que el producto es transparente, mejora la limpieza exterior del molino, disminuye la fricción y por ende el consumo energético, también disminuye la temperatura de operación y las vibraciones. Su característica diferenciadora es su capacidad de ser bombeado a -18°C sin la necesidad de un calefactor.

A la fecha este producto ya está siendo utilizado en mineras del país con resultados muy satisfactorios.

Lubricante sintético para compresores de aire
CM 19-Maquinarias 2
Otro lubricante que destaca Copec es el Mobil SHC™ Rarus, utilizado para compresores de aire que trabajan en temperaturas extremas y con tasas altas de rendimiento. Este lubricante sintético es especialmente apropiado para los compresores de tornillo rotativo, donde  ofrece  tres grados de viscosidad (ISO 32, 46 y 68). Además, entregaría estabilidad a la oxidación y resistencia térmica que combate la formación de lodo, barniz y depósitos en los equipos. Según su proveedor, en una prueba propia usando un compresor a 130° C, se comparó el rendimiento de los aceites de la serie Mobil SHC™ Rarus a la de cinco de los principales para compresores. Estos habrían demostrado tener el doble e incluso el triple de vida útil del aceite en comparación con los demás aceites comprobados. También, la empresa destaca que los intervalos entre cambios de aceites prolongados que ofrecen los lubricantes para compresores de aire, ayudarían a limitar la interacción de los empleados con los equipos y mejoraría la seguridad del trabajador.

Dispensador
CM 19-Maquinarias 4
La Empresa Nacional de Energía, Enex S.A. y su línea de Lubricantes Shell, destaca su nueva generación de su dispensador automático Tactic EMV. Justo Verdejo, subgerente de Ventas Industriales Lubricantes asegura que “con este sistema se podría ahorra en consumo del producto, también disminuiría el trabajo manual, reduciendo la exposición de los trabajadores y fomentando su seguridad ocupacional”.
La tasa de lubricación es independiente de la temperatura ambiente dentro del rango recomendado de temperaturas de operación (-10°C a +50°C). En comparación, la tasa de lubricación de lubricadores accionados por gas varía con la temperatura y presión. Además, la presión constante aplicada por los lubricadores accionados por gas sobre la grasa provocaría que se separe el aceite de la grasa, endureciendo la grasa remanente, lo que hace que a menudo sea imposible de bombear. La unidad de mando de Tactic EMV solo aplica presión intermitente durante períodos breves de tiempo (funcionamiento eléctrico). La permanente presión aplicada por los dispensadores de gas es particularmente perjudicial cuando se experimentan temperaturas bajas o elevadas. En cambio, el período de aplicación de grasa de los dispensadores es independiente de la temperatura ambiente y presión, manteniendo una entrega constante de grasa en el tiempo, cumpliendo con el periodo programado de duración para la recarga establecida al momento de programarla.

Asimismo, posee una interfaz digital con pantalla LCD y pulsador. Dispone de una señal de luz con visibilidad de 360°, ya que rodea toda la unidad motriz, lo que ayudaría a confirmar el adecuado funcionamiento del dispositivo a distancia.

Para vehículos mineros
CM 19-Maquinarias 3
Liqui Moly, ha desarrollado lubricantes de motor Diesel especiales para el uso en vehículos de faena minera. Estos son el TOP TEC TRUCK 4350 5W-30 y el TOP TEC TRUCK 4050 10W-40. Ambos son lubricantes de tecnología sintética diseñados para brindar una adecuada protección contra el desgaste, la corrosión interna, el cizallamiento (corte) del aceite a altas temperaturas, la formación de lodos negros y también permitirían reducir el consumo de combustible y las emisiones de gases contaminantes; siendo aptos para vehículos con sistema DPF. Estos lubricantes ofrecen una adecuada rentabilidad a través de una notoria reducción en el consumo de combustible, máximos intervalos de cambio de aceite y la reducción de detenciones por mantención no programada de los vehículos de carga. Todo esto validado al contar con la aprobación de las normas técnicas y certificaciones de fabricantes más exigentes. “Siempre es importante someter a la evaluación de un experto el requerimiento de un lubricante, de acuerdo al tipo de aplicación que se requiera y, de esta forma, asegurar que durante el servicio no presentará una falla grave que pueda poner en riesgo la seguridad de los operadores ubicados en el lugar de trabajo; como puede ser por ejemplo al momento de elevar una carga”, afirman desde la empresa.

Lubricantes sintéticos
CM 19-Maquinarias 5
La empresa Shell  de Enex S.A. cuenta con los lubricantes sintéticos hechos a partir de gas natural o Gas to Liquid (GTL), uno de ellos es la serie Rimula que, según el proveedor, permitirían obtener beneficios en términos de productividad, ya que estos podrían reducir el consumo de energía y duplicar las horas de trabajo de la maquinaria antes del próximo cambio de aceite (por ejemplo, desde 250 a 500 horas en camiones de minería). El Shell Rimula R6 LM – 10W-40, se caracteriza por ser un aditivo de tecnología con bajo contenido de cenizas sulfatadas (“Low-SAPS”) reforzados por un sistema antidesgaste. El poder de protección estaría mejorado con un aceite base de tecnología sintética, lo que implica un rendimiento superior en el motor y el lubricante. De acuerdo a su proveedor, los beneficios claves del producto serían las bajas emisiones que ayudan a controlar la obstrucción de los filtros del escape y trampas (sistemas DPF y SCR), ahorros de mantenimiento extendiendo intervalos de cambio de aceite, buen desempeño frente al desgaste y limpieza y versatilidad. Es recomendado para la mayoría de las marcas de motores diesel de trabajo pesado y gas natural.

En tanto, el Rimula R5 LE – 10W-30 se caracteriza por aditivos de tecnología con bajo contenido de cenizas sulfatadas (“Low-SAPS”) que incrementan la compatibilidad con los últimos sistemas de control de emisiones entregando además ahorros de energía. El poder de protección está mejorado con un aceite base de tecnología sintética que incrementa la actividad de los aditivos entregando ahorros de combustible sin comprometer la vida útil del lubricante. En tanto, el lubricante Rimula R4 L – 15W-40, incluye tecnología de aditivos con bajo contenido en cenizas Low SAPS, protegiendo los motores modernos de bajas emisiones incluso en las condiciones más severas de conducción. Su formación de bajo contenido en cenizas protegería los filtros de partículas y el catalizador de los últimos motores de bajas emisiones.

Ahorro y biolubricantes
CM 19-Maquinarias 6
Según, Luis Vega, Business Developer Mining & B2B de Total, los requerimientos técnicos y operativos en la industria y especialmente en una como la minería, siguen evolucionando y esto trae consigo la necesidad de que los proveedores de soluciones de lubricación evolucionen a la par con sus ofertas de productos o servicios. De acuerdo a lo anterior, la empresa Total destaca dos de sus tecnologías “fuel economy” y los lubricantes “biodegradables”. Este sistema introduce una formulación específica de productos que permitiría un menor gasto de combustible gracias a una reducción de la fricción entre las partes mecánicas de los equipos, tanto en el motor como en el tren de mando. Está formulada para ofrecer protección al motor de los vehículos, mejorar su funcionamiento, incrementar sus prestaciones y ahorrar combustible. Se utiliza actualmente en muchos tipos de vehículos (automóviles, vehículos pesados, etc.) y maquinaria industrial (maquinaria agrícola, ingeniería civil, etc.).

En tanto, la tecnología de “biolubricantes” ha sido desarrollada para actividades donde existe un riesgo directo sobre el medio ambiente, si existe alguna fuga o perdida accidental de producto. Estos productos utilizan en su manufactura aceites básicos compuestos por vegetales o esteres sintéticos. Asimismo, estos permitirían reducir las pérdidas mecánicas de energía, el desgaste de piezas debido a la fricción, proteger los componentes de la corrosión, aumentar la estanqueidad y prevenir la fuga de contaminantes y sedimentos. Se puede utilizar en: maquinaria de extracción, de construcción, para movimiento de tierras y de draga y limpieza.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders