“Los proveedores tienen mucho que aportar con innovación y con tecnología porque son los especialistas”

Roberto Lecaros P
Roberto Lecaros Director sponsor del Comité de Productividad y Costos de la Aprimin

 

Desde la asociación implementaron el modelo de productividad aplicado al plano de los proveedores de la industria minera. Los resultados obtenidos fueron muy similares al estudio de Buenas Prácticas en la Construcción Minera, de modo que se cuantificaron los desafíos para mejorar en esta temática.

Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera

A comienzos del segundo bloque del tercer seminario Productividad en la Construcción de Grandes Proyectos Mineros, organizado por la CDT, el director sponsor del Comité de Productividad y Costos de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería, Aprimin, Roberto Lecaros, entregó la visión de los proveedores.

Lecaros indicó que la asociación elaboró un modelo de trabajo bajo la perspectiva de los proveedores de la industria minera. De ese modo, la agrupación, paralelamente ejecutó un estudio en el que se enfocó en lo que tiene que ver con productividad de las personas, porque es un tema transversal en todos los asociados de Aprimin y en los clientes mineros.

De acuerdo con Lecaros se centraron en tres pilares: el sistema de turnos, los requisitos para los trabajadores y la improductividad de la jornada. En cuanto al sistema de turnos empezaron a evaluar alternativas para mejorar la eficiencia horaria y flexibilizar su distribución. Respecto de la sobredotación, señaló que “muchos aspectos relacionados con sobredotación especialmente en exigencias administrativas, las faltas de organización de los procesos entre el cliente y el proveedor generan un requerimiento adicional de personas”, precisó. En esa misma línea, añadió los temas de polifuncionalidad ya que “en Chile es difícil ejecutar tareas específicas” con el mismo personal y la sobrecalificación “porque se exige una calificación curricular con experiencia para desempeños de función que muchas veces están por encima de lo que se requiere”.

En tanto, el tercer pilar tiene que ver con la improductividad en la jornada en cuanto al tiempo que se está trabajando versus el tiempo que no se trabaja o es calificado como improductivo. En este último punto Lecaros detalló que los resultados obtenidos fueron muy similares al estudio de productividad de la CDT. En una medición de tiempo real que hicieron con varios de sus asociados en distintas actividades promediando el tiempo de las jornadas (8, 10 y 12 horas) obtuvieron el número
final 51% versus 49 porciento.

“La mitad del tiempo o la mitad de las horas de la jornada son efectivamente trabajadas, la otra mitad son respecto del ingreso, traslado, planificaciones, etcétera. Tenemos que ponernos un desafío para ir acortando esos tiempos que no agregan valor o esos tiempos de soporte que se pueden hacer más eficientes”, añadió.

Con todo, decidieron concretar un proyecto piloto para lo cual ya formaron su primera mesa de productividad con Codelco Andina, con el el objetivo de buscar una mejora que sea transversal, para así poder traspasar esto a otras áreas productivas de Andina y a otras faenas mineras.

Finalmente, el experto concluyó que los resultados del taller “fueron interesantes porque nos ayudan a focalizar los esfuerzos en aquellos aspectos que nuestros asociados ven mayor valor agregado”. En entrevista, Roberto Lecaros expuso una mirada general de la industria bajo la perspectiva de la asociación y sus proveedores asociados.

¿Cuáles son las herramientas o iniciativas que entrega la asociación para el desarrollo del sector?

Aprimin al ser una corporación que está íntimamente ligada con la minería, muchas veces como contratista y como proveedores de productos y servicios, hace las gestiones gremiales, tiene contactos con las compañías mineras, con el gobierno, con otros gremios, como el Consejo Minero, como Sonami, en la medida de ayudar a mejorar índice de productividad, a reforzar aspectos desde el punto de vista laboral, ayudar del punto de vista de mejorar la innovación en la industria, en aportar desde el punto de vista de tener una industria más sustentable, etcétera. O sea, todos los aspectos que tienen que ver con innovación, sustentabilidad, productividad, mejora de costos y mejora de relaciones laborales. En todos esos aspectos Aprimin ayuda a sus asociados a lleva a cabo estas gestiones con la industria minera.

Y eso ha estado muy ligado también a esta mesa de trabajo que han tenido que hacer por los tiempos de crisis que está viviendo la minería.

Claro, en estos tiempos de crisis lo que están haciendo los proveedores es justamente trabajar en conjunto con las mineras para lograr innovación, crecimiento, mejoras de productividad. Esa es la manera de aportar.

¿Cuál ha sido el papel del proveedor en la industria y cómo han aportado con tecnologías e innovación a la productividad?

Los proveedores tienen mucho que aportar con innovación y con tecnología porque son los especialistas. Muchas veces el proveedor es el especialista del equipo minero, el especialista del producto que ocupa la minera, es el experto en el servicio que se otorga y por lo tanto dentro de esa especialidad, las empresas de Aprimin innovan e incorporan tecnología que ayuda efectivamente a mejorar los índices de producción de nuestros clientes.

¿Qué lugar ocupa el desarrollo de la tecnología?

Es fundamental la labor de los proveedores. Si ustedes ven la evolución de equipos mineros, de servicios, de productos, en los últimos diez años la evolución tecnológica ha sido inmensa y las mejoras de productividad en camiones, molinos, equipos de chancado, palas, correas, etc. ha sido notable al incorporar
tecnología que finalmente va ayudando a las mejoras de productividad.

¿Cuál es la proyección que hacen de la industria?

Como Aprimin hemos vivido ciclos de la industria minera durante muchos años. Ciclos de precios altos, ciclos de precios bajos y por lo tanto sabemos cómo responder y cómo trabajar en estos momentos donde el precio del cobre por ejemplo está en niveles mucho más bajos de lo que estaba hace uno o dos años atrás. Por lo tanto, nosotros tenemos la confianza de que es una industria con una mirada de largo plazo, en la cual estos ciclos son buenos para aprovechar de trabajar en los aspectos de productividad que estamos viendo ahora. Y con eso, ayudar y empujar para que exista crecimiento, para que la industria del cobre siga siendo una industria potente a nivel mundial y que mejoremos nuestra competitividad con respecto a otros países mineros del mundo.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders