Liderazgo La primera regla en seguridad (segunda parte)

Jorge Schwerter Hofmann  Gerente General Excon Construcción
Jorge Schwerter Hofmann
Gerente General Excon Construcción
Cristian Moraga Torres Gerente general Mutual de Seguridad CChC
Cristian Moraga Torres
Gerente general Mutual de Seguridad CChC

Singapur pasó de ser una isla de pescadores, a una de las naciones con mayor ingreso per-cápita en aproximadamente 50 años. Este éxito económico también lo ha sido en Seguridad y Salud en el Trabajo. Es así como alcanzó, en 2014, una tasa de mortalidad de 1,8 accidentes con resultado de muerte al año, por cada 100.000 trabajadores. Chile alcanzó una tasa de 4,5 y el sector construcción, llegó al 8, de acuerdo a las estadísticas de la Superintendencia de Seguridad Social. Singapur, que hoy está en 1,8 –hace poco más de diez años estaba en 4,9 (2004). En Chile es claro que podemos avanzar mucho más.

El plan de Singapur parte de una visión muy clara: “Ser el lugar más seguro para trabajar en el mundo” y, después, avanzar con claridad en la definición de objetivos, planes de acción y responsables. Este es un buen ejemplo de cómo el liderazgo, en su sentido más amplio, puede generar resultados que implican progresos relevantes en muchos aspectos, incluida la prevención de accidentes.

Este ya es el tercer artículo en el que hemos querido avanzar sobre las 7 Reglas de Oro y el programa Visión Zero que la Cámara Chilena de la Construcción ha tomado como estrategia que recomienda a sus socios para construir Cultura de Seguridad. La primera de las reglas es “Declarar y Asumir la Importancia del Liderazgo”. En nuestra opinión esta es la primera en importancia y por eso le hemos dedicado un segundo artículo.

Es que el Liderazgo es clave en todas las materias de gestión integral en cada empresa, pues según sea el compromiso y efectividad de los líderes en la gestión de prevención, dependerán a su vez, los resultados que se logren en esta materia.

Pero, ¿qué es el liderazgo? ¿Cómo se define? y ¿para qué sirve? Es fácil confundirse cuando tanto se ha dicho y escrito sobre esta materia en los últimos años. Existen diversos modelos y teorías que nos hablan de liderazgo; funcional, situacional, participativo, etc. Por eso es que necesitamos aterrizar este concepto en acciones concretas.

Si entendemos el liderazgo como la capacidad para transformar la visión en realidad (Warren Bennis), entonces el liderazgo en Seguridad y Salud en el Trabajo requiere visualizar una cultura de excelencia, que aspire a los mejores resultados y en todos los sentidos, tal como lo hizo y sigue haciendo Singapur. El “Cero Daño” debe ser parte da esta visión.

La puesta en práctica; requiere da un plan estructurado, un presupuesto, una estrategia de cambio, mensajes claros, rigurosidad y mucha persistencia para instalar la seguridad como un elemento central que, en el largo plazo, pasará a ser parte de la cultura del buen hacer de la empresa.

En resumen, debemos integrar la seguridad en todas en todas las materias que significa la gestión de una empresa. Esto, a través de las acciones de liderazgo, en todos los niveles, partiendo del superior. Los beneficios son muchos y en todos los ámbitos. Una empresa con cultura de seguridad, es más productiva, más competitiva, con mayor calidad en sus procesos y con trabajadores más comprometidos y que se sienten valorados.

Para terminar, quisiéramos dejar propuesta una pregunta: ¿Cómo se refleja el compromiso con la cultura de seguridad en los gerentes de sus empresas? Es importante ver acciones concretas, más allá de las declaraciones.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders