La Industria de Túneles y la formación del Capital Humano

Alexandre Gomes Presidente del Comité de túneles y Espacios Subterráneos, entidad coordinada por CDT
Alexandre Gomes
Presidente del Comité de túneles y Espacios Subterráneos, entidad coordinada por CDT

Es un hecho que el mercado global de túneles y obras subterráneas creció en forma sustancial en las últimas dos décadas. Esto se debe, en buena medida, a la fuerte expansión económica mundial, en particular de los llamados países “emergentes” o “en desarrollo”, donde la necesidad de más infraestructura y aprovechamiento de los recursos naturales, llevaron a un acelerado aumento en la implementación de obras de carácter subterráneo, ya sea para nuevas líneas de metro, conexiones viales, producción de energía o explotación minera.

Es probable también que este mercado siga creciendo, aunque en ritmo más moderado. El Banco Mundial, por ejemplo, indica en su informe anual de perspectivas económicas globales (global economic perspectives, 2014), que los riesgos de las economías desarrolladas (generados por la crisis económica mundial del año 2008) ya se están atenuando y que estos países volverán a crecer, aunque a un ritmo más lento que antes de la crisis. Por otro lado, los países en vías de desarrollo también deberían continuar creciendo, aunque en cierta medida condicionados a su capacidad en implementar las necesarias reformas estructurales para lograr un crecimiento rápido y sustentable. De cualquier forma, aun en un mundo con menores tasas de crecimiento, lo cierto es que la utilización del espacio subterráneo será siempre un aspecto ineludible para cualquier sociedad que quiera modernizarse y desarrollarse, lo que hace bastante fundado apostar que la industria de túneles continuará a tener un rol muy prominente en el futuro.

Ahora bien, Chile es un país con una natural vocación hacia la Tunelería. Basta con considerar que es el país “minero” donde más se usan los métodos de explotación subterránea en el mundo, su morfología presenta obstáculos geográficos naturales importantes que requieren de ser atravesados (ej. la cordillera de los Andes) y centros urbanos que demandan creciente conectividad y servicios. Esto, sumado a lo anterior, hace sin duda importante, por parte de las instituciones público y privadas, la reflexión sobre como el País debería enfrentar en forma estratégica este interesante potencial. Para esto, se requiere de un abordaje holístico y conjunto por parte del sector público y privado, englobando todos los factores relevantes, sean ellos de orden económico, político, legal, ambiental, logístico, educacional y social, entre otros.

Dentro de este contexto, y dada la amplitud del tema, en la presente columna me gustaría entregar apenas una pequeña contribución a esta discusión, subrayando lo que es considerado en forma unánime por la industria internacional de túneles como el aspecto más crítico para la sustentabilidad mundial del sector, además de listar algunas acciones del CTES en este sentido. En particular, hago referencia a la formación y disponibilidad del capital humano necesario para llevar a cabo las crecientes demandas de ingeniería y construcción. En este sentido, se entiende por capital humano el conjunto de las capacidades productivas que un individuo adquiere por acumulación de conocimientos generales o específicos, incluyendo en el caso de la industria de túneles, desde los niveles operarios más básicos, pasando por los técnicos, ingenieros y demás especialistas, hasta los administradores y tomadores de decisión.

La importancia de este aspecto también se hace aún más relevante a la luz del dinámico proceso de globalización del mundo contemporáneo, que se caracteriza por rápidas transformaciones sociales, políticas y económicas, haciendo cada vez más complejos los desafíos para que las naciones puedan alcanzar y mantener los niveles deseados de desarrollo, competitividad y sustentabilidad a lo largo plazo. En el caso particular de Chile, más allá de la cantidad y disponibilidad, también la calidad de este capital humano es imprescindible para que el país pueda desarrollarse plenamente, al ser éste un agente fundamental que incide positivamente, y en forma acumulativa, todas las etapas de desarrollo de los proyectos, mejorando la eficiencia y trayendo innovación a toda la cadena de valor (ej. planificación, ingeniería, “procurement”, construcción y operación). Esta ganancia de productividad y eficiencia es particularmente relevante en un momento en que los mercados se mueven desde una fase de alta inversión de capital a uno enfocado hacia una mejor productividad y competitividad.

Es interesante observar algunos aspectos comunes en lo que respecta a las condiciones para la formación del capital humano, tal como identificados en varios países que han logrado un importante desarrollo e la internacionalización de su industria de túneles:

Se han definido políticas y estrategias país para el desarrollo del capital humano, involucrando las políticas públicas de educación, investigación y desarrollo, así como la cultura de innovación. Asimismo, se ha considerado un escalonamiento menos vertical de los niveles de competencia, invertido fuertemente en la formación de excelencia de profesionales de todos los niveles, incluyendo los niveles básicos (operarios y operadores) y técnicos, además del nivel superior, de investigación y de alta especialización.

Se ha impulsado fuertemente la integración entre la academia, los centros de investigación y la industria, de modo acortar los plazos de inserción efectiva de los profesionales al mercado y fomentar el aumento de transferencia tecnológica e innovación a la industria.

En general, el aumento en la eficiencia, la calidad y la seguridad de las obras se logró con la continua implementación de innovaciones, lo que ha permitido llevar estas industrias a niveles de productividad y competitividad de clase mundial.

La capacidad de implementar innovaciones y mejoras en la eficiencia de los proyectos estuvo siempre marcadamente asociada con la existencia de un mercado dinámico y estable en el tiempo, el que permitió una mejor planificación educacional, empresarial e institucional, con la gradual formación e incorporación de la mano obra y el crecimiento sustentable de las empresas involucradas en el proceso.

Se han establecido políticas de fomento de las empresas locales y/o localmente establecidas, comprometidas con los profesionales (capital humano), el mercado y la industria local a lo largo plazo.

Por lo anterior, está claro que la educación y la capacitación de mano de obra calificada debe constituir una prioridad para la industria de túneles, si es que se espera lograr satisfacer en forma efectiva las crecientes demandas de infraestructura y desarrollo sustentable. Teniendo esto en cuenta, el Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de Chile (CTES-CHILE) está realizando una seria de iniciativas con el objectivo de colaborar en la atracción y formación de los futuros profesionales de la industria de túneles. Entre estas, y a título de ejemplos, se destacan las siguientes:

Concurso Arquitectura Subterránea CTES: programa anual de concursos de anteproyectos para estudiantes universitarios de arquitectura, cuyo tema para la primera versión es “Plaza Subterránea Urbana como Extensión de un Espacio Público en Superficie”.

Encuentro Construcción Universidad (ECU) de la CDT: participación del CTES en este evento dirigido principalmente a estudiantes de carreras técnicas y profesionales del sector de la construcción, con asistencia en el año 2014 de más de 1.500 estudiantes.

Relación CTES-Universidades: plan de acción con el fin de fortalecer la relación del Comité con las Universidades y entes académicos, generando vínculos estrechos y permanentes con Universidades, Institutos Profesionales, Centros de Formación Técnica y otras entidades de educación superior, con el fin de promover la investigación, desarrollo y consolidación de conocimientos en ámbitos de túneles y obras subterráneas.

Memorias de Título: desarrollo de memorias de título de estudios universitarios en el ámbito de túneles y espacios subterráneas.

Cursos de Capacitación: organización de múltiples cursos anuales de capacitación sobre áreas de interés de la industria (ej. Seminario Hormigón Proyectado, Curso NATM Engineer) y participación en capacitaciones organizadas por entidades afines (ej. ICH – Instituto del Cemento y Hormigón de Chile).

Además, se subraya también que el CTES contribuye a la formación técnica de nuestros profesionales mediante la producción de documentos o manuales de recomendaciones técnicas, la organización de seminarios internacionales y de reuniones técnicas periódicas para presentar soluciones o casos particulares que sean de interés general, así como la generación de un centro de Información Técnica on-line, entre otros.

Finalmente, quisiera compartir con ustedes, que la Asociación internacional (ITA-AITES), representada en Chile por CTES, está estableciendo una agrupación de jóvenes miembros (Young Members – ITAYM), para ingenieros y estudiantes con edad inferior a 35 años de edad. Entre los objetivos de esta agrupación, se destaca la creación de una plataforma de “networking” para los jóvenes profesionales y estudiantes, la generación de un puente de comunicación entre las distintas generaciones, la atracción temprana de estudiantes para el sector y la orientación de los nuevos talentos en la industria de túneles. En el ámbito del CTES, se buscará difundir e integrar estas iniciativas a las realizadas por el CTES para los jóvenes ingenieros y estudiantes del país.

Las acciones listadas anteriormente son apenas algunos de los ejemplos del trabajo de CTES Chile en su misión de promover e incentivar el uso de espacios subterráneos. Esperamos poder ampliar cada vez más nuestra integración con el sector público y las diversas instituciones de enseñanza, capacitación e investigación, públicas y privadas, con el objetivo de impulsar la formación de nuestros futuros profesionales del área de túneles.

“Glück Auf”* a todos!

*El término corresponde al histórico saludo de los mineros alemanes, que en traducción libre, significa algo como “Buena Suerte”, expresando la esperanza de que se encuentre mineral en la jornada de trabajo.  Actualmente, también es utilizado como saludo por los “modernos tuneleros” y se ha incorporado al lenguaje cuotidiano de algunas regiones de habla germánica. 

Más información en www.ctes.cl

Post Author: admin

Revista Construcción Minera es la nueva publicación técnica de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Co nstrucción (CChC), que además cuenta con el apoyo del Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de Chile (CTES). Su enfoque consiste en el análisis de proyectos de construcción para la minería además de difundir nuevos productos, materiales, servicios, soluciones y sistemas constructivos orientados a este subsector.construcción