“La comunicación debe buscar eliminar la diferenciación entre empresa mandante y empresa contratista”

CM 19-Entrevista en Profundidad P
Claus Bunger, gerente de Soporte de Proyectos en Anglo American

Un trabajo en conjunto entre estos dos actores resulta fundamental para el desarrollo y construcción exitosa de un proyecto. En tiempos donde la productividad y la competitividad son elementos críticos en toda la cadena de valor de la industria, la comunicación y coordinación entre todas las partes, parece ser clave para contrarrestar la coyuntura del sector. “Es ahora cuando debemos demostrar que somos capaces de adaptarnos y mantenernos competitivos en el tiempo”, advierte el ejecutivo.

Alejandro Pavez V.
Periodista Construcción Minera.

La situación en la industria minera es compleja, lo sabemos. Y, de acuerdo a lo que opinan los expertos, aún queda un buen periodo de tiempo para que sea así. Es por ello que hace ya unos años, la productividad y la competitividad se han transformado en ejes temáticos fundamentales para el desarrollo del sector.

Si bien no es la primera vez que la minería experimenta una situación similar, el hecho de que haya surgido después de uno de los ciclos más exitosos, en el caso del cobre, golpeó con fuerza. A partir de ello, una serie de iniciativas, entre seminarios, mesas de trabajo, conferencias, columnas y artículos se han encargado de teorizar sobre el tema y buscar caminos de mejora redundando en una respuesta que, al final de todo, se dirige a estas ya conocidas palabras: Productividad y Competitividad.

A primera vista parecen ser conceptos simples; sin embargo, están cargados de una carga cultural que sería difícil de asimilar, sobre todo cuando se estuvo  tan “acostumbrado” a vivir un tiempo de bonanza. Es por ello que urge atender estos temas y la industria, haciendo eco de este clamor, se ha visto obligada involucrarse directamente y  tomar acciones y estrategias.

En el campo de la construcción de proyectos mineros, la situación es similar. Cumplir, principalmente, con los plazos establecidos, sin excederse de los presupuestos establecidos, representa una prioridad tanto para mandantes, como para contratistas.

De ahí, que la coordinación y la puesta en común de ciertos criterios, son barajadas en la mesa como las principales cartas para soslayar estos desafíos.

En páginas anteriores de esta publicación se han abordado, desde diversas perspectivas, los alcances, desafíos y beneficios de esta relación. En esta oportunidad, volcamos nuevamente nuestra mirada hacia un mandante minero, pero a uno que ha sido parte activa en la generación de iniciativas que apuntan a mejorar la productividad. Se trata de Anglo American, quien de un tiempo a esta parte, ha tenido una labor intensa en la discusión  de este tema, participando en la Mesa de Productividad del Consejo Minero y levantando un proyecto piloto en su planta Las Tórtolas en el que se ha aplicado el manual de Buenas Prácticas en la Construcción Minera, fruto de esta mesa en conjunto con la Cámara Chilena de la Construcción, CChC y su Corporación de Desarrollo Tecnológico, CDT.

Claus Bunger, gerente de Soporte de Proyectos en Anglo American, conversó con Revista Construcción Minera y entregó un análisis de la realidad del sector, destacó la iniciativa que están desarrollando como empresa y abordó la relación de cooperación mutua que debe tener el mandante y el contratista para afrontar el contexto que vive el sector y sacar adelante los proyectos. “Es ahora cuando debemos demostrar que somos capaces de adaptarnos y mantenernos competitivos en el tiempo”, advirtió de entrada.

En términos generales y a partir del ya conocido escenario que vive la industria, ¿cuál sería el diagnóstico que hace al respecto y cómo éste afectaría el desarrollo y/o construcción de proyectos mineros?

Históricamente en la industria minera ha habido períodos como este o incluso más complejos, como por ejemplo el que se dio a fines de la década de los 90. En algún momento se pensó que el nivel alto de precios se mantendría por siempre y eso se tradujo en alzas de costos y en exigencias a la industria minera que en un escenario de precios bajos generan una complicación mayor. El desafío es mirar la industria minera en el largo plazo para hacerla viable, cualquiera sea el nivel de precios. Sin duda, el momento actual es también una oportunidad para buscar mayores eficiencias, controlar costos y aumentar productividad.

En cuanto al futuro, la compañía anunció a principios de este año una serie de medidas destinadas a enfocarse en aquellos negocios donde tiene ventajas competitivas y de esa manera mejorar su balance financiero y sus flujos de caja. Uno de estos negocios es el Cobre, y considera desarrollar el enorme potencial que tienen Los Bronces y Collahuasi, los cuales han sido confirmados como activos estratégicos por sus grandes depósitos y larga vida.

Respecto del desarrollo y/o construcción de nuevos proyectos mineros, en Anglo American estamos estudiando en una etapa conceptual temprana de cómo desarrollar a futuro el Distrito Los Bronces. Cabe mencionar que Los Bronces es una operación con más de 100 años de historia que ha acompañado el crecimiento de la región Metropolitana y, en particular, de la comuna de Lo Barnechea; con capacidad para desarrollar proyectos que incorporan nuevas tecnologías, desarrollan conocimiento científico y realizan grandes aportes a las comunidades que nos acogen. Es una operación minera compleja, de altas exigencias técnicas y que hoy es fuente laboral para más de 6.000 personas.

Frente a este diagnóstico, sin duda, la competitividad y productividad surgen como factores relevantes para optimizar los proyectos; ¿qué acciones están tomando al respecto?

El escenario actual nos plantea una serie de desafíos, por lo que aumentar la productividad y competitividad es fundamental. Es así como en Anglo American nos centramos en seguir en la parte baja de la curva de costos, de manera de permanecer competitivos cualquiera sea el precio, sobre todo considerando que el precio del cobre se comporta de manera cíclica. Es ahora cuando debemos demostrar que somos capaces de adaptarnos y mantenernos competitivos en el tiempo.

Construcción

En el desarrollo de un proyecto minero, ¿qué papel juega, a su criterio, la coordinación o la relación que se da entre el mandante y el contratista? ¿Se practica?

La coordinación entre mandante y contratista (incluyendo ingeniería), facilitada a través de una comunicación efectiva, es fundamental para resolver tempranamente conflictos y a su vez buscar oportunidades de mejoramiento de productividad. La coordinación debe además promover la discusión franca de problemáticas comunes en pos del beneficio del proyecto, que en otras instancias no se analizan. La comunicación debe buscar eliminar la diferenciación entre empresa mandante y empresa contratista, para pasar a un equipo integrado de trabajo que tenga como  objetivo común el desafío de mejorar la productividad.

¿Y cuáles serían los principales retos que deberían sortear mandantes y contratistas para potenciar esta relación y reducir los tiempos perdidos y las futuras controversias?

La efectiva coordinación entre ingeniería, adquisiciones y construcción en reuniones periódicas formales, lideradas por un representante de la empresa mandante, potencian la relación virtuosa entre las partes. De hecho, en el Proyecto Piloto desarrollado por Anglo American esta instancia de coordinación fue establecida como una “Mesa de Productividad” y fue clave para lograr los objetivos planteados.

A partir de su experiencia, ¿cómo evaluaría el trabajo y la preparación de los contratistas para enfrentar el desarrollo de un proyecto? En definitiva, ¿qué es lo que espera el mandante minero de su contratista?

La expectativa del mandante es que se cumplan los objetivos del proyecto en términos de seguridad, costo, plazo y calidad. La contribución del contratista es clave, primero en la planificación temprana de la construcción junto a la responsabilidad del ingeniero y mandante en disponer de la información de ingeniería necesaria, y en segundo lugar realizar una efectiva supervisión de la obra con orientación a la productividad.

Proyecto Piloto

En esta línea, el trabajo que realizó el Consejo Minero junto con la CChC y otros actores del sector respecto de las Buenas Prácticas, apunta a mejorar la productividad de los proyectos, ¿cuál ha sido su experiencia al respecto, a partir del proyecto piloto que han en Las Tórtolas?

El trabajo que Anglo American realiza en términos de productividad es constante y de largo plazo. Desde el año 2013, participamos activamente en la mesa de trabajo conformada entre el Consejo Minero y la Cámara Chilena de la Construcción y su Corporación de Desarrollo Tecnológico CDT, para desarrollar un manual de Buenas Prácticas en la Construcción Minera, que apunta a potenciar el trabajo conjunto y colaborativo entre el mandante y el contratista, buscando convertirse en un real aporte a mejorar la productividad de las actividades de construcción de la industria minera.

Por eso es un orgullo muy grande que un proyecto de Anglo American sea el que ha permitido materializar los objetivos de esta mesa. Una experiencia que nos llena de orgullo y que contribuirá a aumentar el tiempo efectivo de trabajo y por ende a mejorar la productividad de la industria.

¿Cuáles serían los resultados concretos de esta iniciativa?

La conformación de la mesa de productividad, desde el inicio, generó beneficios al proyecto piloto, dado que se analizaron los procesos desde un enfoque distinto al de evaluar rendimientos o avances de obra, con visión en las actividades que no agregan valor a la línea de producción o que constituyen factores de pérdidas de tiempo en la jornada, transversales a los recursos humanos o maquinarias.

La aplicación de Buenas Prácticas, al realizarse enfocadas en las pérdidas de tiempo más incidentes del proyecto piloto, permitió obtener mejora de la metodología de trabajo, abriéndose a soluciones antes desechadas, dado que no se tenía cuantificada la incidencia de los problemas en el proceso, y consecuentemente mejora en los tiempos disponibles para trabajar con aumento de productividad de 20% en mano de obra y 23% en equipos.

¿Cómo cree que adoptará el sector esta iniciativa de las buenas prácticas?

La productividad es fundamental para toda empresa minera, especialmente cuando vivimos una compleja situación económica global, con bajo precio en los commodities. Es por eso que en Anglo American estamos seguros que este proyecto piloto de construcción minera que estamos implementando en nuestra planta Las Tórtolas, será un real aporte para el desarrollo y  mejoramiento de la productividad de la industria minera del pa ra toda empresa, especialmente estra planta Las T minera, por lo que no existen dudas as condiciones de mercado. sobre todo conís.

En síntesis, ¿cuáles serían las principales proyecciones respecto de la productividad y su papel en el mejoramiento de las diversas obras mineras y, en definitiva, en el resurgimiento de la industria?  

Como dije anteriormente, para lograr una mejor productividad es importante proyectarse a largo plazo, buscar mayores eficiencias y controlar costos. Lo anterior es fundamental para seguir siendo competitivos sean cuales sean las condiciones de mercado.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders