Información, Personas y Acción; Gestión, Productividad y Seguridad

Jorge Schwerter 02Cristian Moraga TorresDurante las últimas ediciones hemos buscado conectar los desafíos que todo gerente tiene para sacar adelante sus empresas y proyectos, con el objetivo de avanzar hacia el cero daño en los trabajadores. Es claro que para tener una gestión exitosa, se requiere de habilidades gerenciales múltiples, que deben ser bien combinadas, para así lograr cumplir los diversos objetivos de una empresa. Es de este modo como se debe trabajar en la cultura de seguridad, para evitar accidentes, y este trabajo debe estar integrado a la operación normal de cada obra, faena y empresa.

Para profundizar nuestro análisis, nos estamos apoyando en uno de los modelos del profesor Henry Mintzberg, que ordena el trabajo de los gerentes en tres planos: la información, las personas y la acción.  En nuestro último artículo, revisamos cómo la información actúa como un elemento clave para que nos vaya bien en nuestras tareas y también para avanzar en una operación segura, que evite accidentes para todos los trabajadores y, a su vez, potencie los resultados sustentables. En esta oportunidad continuaremos con “las personas” y “la acción”. El trabajo eficaz de un gerente requiere conectar estos elementos.

LAS PERSONAS
Ejercer la gerencia en el plano de las personas, requiere una actitud distinta del gerente, en relación al plano de la información. Respecto de la información, el gerente la utiliza para “lograr el cumplimiento de mi equipo”. En el plano de las personas, el gerente busca “lograr el compromiso”. En general, los gerentes ayudan a que se ponga en uso la energía que existe de modo natural dentro de las personas. El gerente apoya a otros a hacer que las cosas ocurran. Son las otras personas las hacedoras.

Ser responsable del desempeño de otros es mucho más que dar ordenes, pues la autoridad formal es una fuente muy limitada de poder. Lo que en realidad pasa, es que el gerente se vuelve dependiente de que otros hagan las cosas, ejecuten las tareas de terreno, los que muchas veces están en lugares alejados. Para lograr terminar una obra a tiempo, cumpliendo los costos y sin accidentes, necesitamos (dependemos) que cada miembro de la empresa tenga la información necesaria y toda la motivación por los objetivos comunes.

Los líderes ejercen este liderazgo con las personas como individuos, uno a uno; con equipos; y con toda la unidad u organización a través de la construcción de la cultura organizacional.

Algunas de las tareas de todo gerente eficaz con las personas son: motivar, apoyar, generar participación, acompañar y entrenar. A su vez, deben armar y conservar equipos, esto implica crear lazos y resolver los conflictos. El líder hace al equipo y es un ejemplo para ellos.

Establecer y fortalecer la cultura es una tarea muy importante, ya que la cultura permite modelar comportamientos individuales y colectivos. Por eso, es que estamos convencidos en la necesidad de crear una Cultura Seguridad. ¡Las grandes empresas siguen siendo aquellas con grandes culturas!

Si los gerentes administran mediante la información (conceptualmente a distancia) y con las personas (más cerca, personalmente, con afectividad); entonces, en un tercer plano administran la acción de manera directa, más activa y concreta.

“El gerente no puede estar en un pedestal, fuera del contacto con la operación, limitado a pronunciar estrategias para que el resto de las personas las implementen. Los gerentes tienen que salir y descubrir lo que ocurre, y una manera de hacerlo es participar de proyectos concretos”.

LA ACCIÓN
En el ámbito de la acción, los gerentes eficaces abogan por el cambio, administran y dirigen proyectos nuevos, “apagan incendios”, hacen acuerdos, etcétera.

¿Qué significa que un gerente sea una persona de acción? Al fin y al cabo, es poco lo que los gerentes realmente “hacen” en la línea de la misma construcción: no doblan los fierros, no manejan la máquina, no instalan el tablero, etc. Hacer en el contexto de la gerencia, es acercarse a la acción, tener claro por qué las cosas se hacen de una cierta manera para que sean seguras, efectivas y eficientes. Así que el gerente, como “persona de acción”, es en realidad la persona que “logra que se hagan las cosas”, pero no de cualquier manera. Tiene que ser del modo en que  en la empresa se pensó, se planificó y se le dio forma para tener una empresa sustentable.

El gerente no puede estar en un pedestal, fuera del contacto con la operación, limitado a pronunciar estrategias para que el resto de las personas las implementen. Los gerentes tienen que salir y descubrir lo que ocurre, y una manera de hacerlo es participar de proyectos concretos. Así, no solo se controla el avance de la obra y el cumplimiento de los resultados, sino que también se tiene mejor información sobre los riesgos que efrentan día a día los trabajadores y la efectividad de los planes de prevención. Un gerente y líder no presente, no está ejerciendo realmente el rol como corresponde.

Al final, resulta claro que para hacer bien nuestro trabajo, no podemos concentrarnos solo en algunas prácticas. Tenemos que integrar los distintos roles, buscando el equilibrio, de la misma manera en la que tenemos que integrar los distintos objetivos, buscando potenciar las distintas líneas de trabajo. Así podremos cumplir nuestros objetivos de negocio, incluyendo en ellos, de manera integrada y no aislada, los desafíos en seguridad.

Con el inicio de un nuevo año, se definen nuevos objetivos y activan planes de trabajo. Nos parece una buena oportunidad, invitarlos a revisar sus programas de Prevención de Riesgos. ¿Cuáles son las metas en esta materia? ¿Cómo se conectan las metas de seguridad con los desafíos de producción y operación? ¿Están asignados los recursos necesarios para ejecutar planes que sean coherentes con estas metas? ¿Están las personas bien informadas? ¿Conocen los gerentes lo que pasa en terreno? Con estas preguntas, nos despedimos y esperamos que el 2018 sea un avance concreto en la disminución de accidentes y así avanzar con Visión Zero. Felices Fiestas para todos y un muy buen 2018.


Por:

Jorge Schwerter Hoffman, Director de Empresas

Cristián Moraga Torres, gerente general Mutual de Seguridad CChC

Post Author: cmineracdt