Indumentaria para trabajadores: Seguridad a la medida

Seguridad P
Gentileza Codelco

La ropa de seguridad tiene usos específicos dependiendo la faena a realizar, cobrando especial importancia en minería, sobre todo en actividades realizadas en alta montaña o en condiciones complejas. El mercado ofrece amplia variedad en ropa técnica, zapatos y diversos accesorios de protección.

En el caso de los zapatos de seguridad, las características más destacadas son su resistencia al impacto de la punta de seguridad y los requisitos de las plantas de los calzados (aislante eléctrico, resistencia a los hidrocarburos, antiestáticos o de uso general).

En cuanto a elementos de protección respiratoria, el mercado tiene desde respiradores que incorporan nanopartículas de cobre inyectadas en la base facial, hasta aquellos que ofrecen facilidad de uso, incorporando varios productos en uno solo.

Alfredo Saavedra L.
Periodista Construcción Minera

De acuerdo a datos proporcionados por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), la tasa de accidentabilidad por accidentes de trabajo fue de 1,68% en el sector de la minería, durante el año móvil a abril de 2015. Las cifras son una radiografía de la constante preocupación que hay en el sector, donde la protección y prevención son fundamentales. Para ello, la indumentaria utilizada por los trabajadores debe salvaguardarlos de los peligros a los que puedan exponerse y por tal motivo, el mercado ofrece gran variedad de elementos, entre los que se encuentran ropa de trabajo, zapatos de seguridad, indumentaria de protección de cabeza, ojos y cara, vías respiratorias, manos, brazos y piernas, en los que se ha ido avanzando tanto en áreas técnicas como de diseño, para entregar productos más personalizados que incentiven su uso por un aspecto estético, a la vez que faciliten la realización segura de las actividades.

Ropa técnica

La ropa de seguridad tiene usos específicos dependiendo la tarea a realizar y cobra especial importancia en minería, sobre todo en faenas en alta montaña o en condiciones complejas. En el caso de trabajos a bajas temperaturas (desde 5 a -30°C) los trabajadores pueden utilizar un sistema de “capas” para protegerse. Por ejemplo, en Garmendia Seguridad Industrial, ofrecen tres capas que protegen de la nieve, viento y lluvia de manera cómoda ya que no son prendas pesadas, lo que permitiría libertad de movimiento. En la primera va una especie de pijama de polipropileno respirable (antibacteriano, desodorante e hipoalergénico), seguido de otro pijama micropolar térmico y liviano. La última capa tiene por función mantener la temperatura corporal y proteger del exterior, además de ser térmica y a prueba de viento y agua.

También hay trajes desechables con capuchas, con tobillos elásticos, tiro reforzado, cierre de doble sentido con cubierta adhesiva reutilizable, puños tejidos, material anti estático y hombros y brazos sin costuras (en el caso de los retardantes de llamas).

Para los expertos es importante que la ropa y trajes cumplan con las certificaciones que respalden sus características de protección (ya sea para propiedades electroestáticas, contra material retroactivo, etcétera), especialmente en aquellos trajes que buscan entregar mayor resistencia a productos como ácidos o químicos.

“Si bien depende de cada labor en particular, ofrecemos a las empresas de la minería, el uso de telas certificadas: desde las normas ISO que aseguran la calidad de la planta de nuestros proveedores hasta las certificaciones especializadas para las telas retardantes de llamas, antiácidos o de alta visibilidad, así como también insumos certificados (hilo para coser, cintas reflectivas, cierres y velcros)”, señala Emilio Díaz, gerente comercial de Trajima Industrial Ltda.

Para cumplir con los estándares de seguridad necesarios, Díaz comenta que en el caso de las telas, las principales pruebas tienen relación con el hilado (si es una fibra natural o artificial, tratada químicamente o con una propiedad inherente como el caso del kevlar). “Otras pruebas muy importantes son la resistencia de las telas y el filtro UV y aquellas relacionadas con la persistencia del color y cuidados, las que proporcionan información imprescindible a la hora de confeccionar una prenda”, explica.

Otro aspecto a destacar en la ropa de seguridad es su característica de visibilidad. La empresa 3M cuenta con un material reflectivo de costura (Scotchlite® Gris Plata 9910i), compuesto por lentes expuestos de gran ángulo retroreflectivo, adheridos a un respaldo de tela durable (100% poliéster) resistente al lavado en seco e industrial, que además posee una imagen holográfica en su cara reflectiva para facilitar su reconocimiento. De acuerdo a información de la empresa, sus usos van desde aplicaciones en ropa de trabajo, chalecos reflectivos y ropa en general en donde se requiera lograr alta visibilidad a través de una cinta de alto desempeño y duración. Según indican en su web, sería de fácil reconocimiento dado su holograma de autentificación. “El material reflectivo de costura Scotchlite® Gris Plata 9910i, debe ser cosido en el lugar deseado con puntada cerrada a no menos de 2 mm de la orilla del género. Se recomienda utilizar hilo 100% poliéster”, señalan en las instrucciones de uso y cuidado.

Los guantes también son parte de la indumentaria de seguridad. El mercado ofrece mejoras en estos implementos de uso común. Desde Garmendia, por ejemplo, indican que nuevas tecnologías de materiales sintéticos, diseños específicos para tareas puntuales y mayor protección, son algunas de las características que tienen los modelos para trabajos de mayor sensibilidad y precisión y para labores de alta exigencia donde las fibras de su material durarían hasta cuatro veces más (Original® y Original 4X de Mechanix, respectivamente). También hay guantes que absorben la vibración mientras se trabaja y unos diseñados que entregan protección específica para la punta de los dedos.

Zapatos de seguridad

Como se mencionó anteriormente, en la industria minera nos encontramos con diversos tipos de ambientes de trabajo, ya sea para ácidos, mantención, térmicos u otro,  en donde las propiedades de los materiales usados en la construcción del calzado, deben lograr ser de altos estándares de calidad para que puedan tener un buen desempeño. “La minería es una actividad que dentro de sus especificaciones solicita calzados con altos atributos, debido a que sus usuarios están expuestos a muchas variables, incluyendo impactos por caídas de objetos pesados”, indica Mauricio Ovalle, subgerente de Ventas de Bata Industrials. Para esto, el mercado ha ido integrando nuevas tecnologías enfocadas a brindar seguridad y confort a los usuarios. Un ejemplo de esto es la colección de botines que presenta Bata Industrials, que apuntan a diferentes tipos de trabajos. “El calzado Performance es uno de los más tecnológicos que hay en el mercado ya que incorpora materiales de alta tecnología en su construcción tales como; OUTLAST,  plantilla antiperforante no metálica, puntera de composite, estabilizador de arco entre otros, mientras que la bota Snow y el botín Trust incorporan cueros hidrofugados (repelentes al agua) y membranas térmicas como Thinsulate, para trabajos a bajas temperaturas, permitiendo para soportar hasta -20°C”, explica Ovalle.

Otros modelos son el botín antiácido “Grinder”, diseñado para trabajos con elementos corrosivos y el botín “Durango” fabricado para trabajos de alto tráfico y ambientes agresivos. “Además de los productos mencionados, estamos con una apuesta al mercado de las damas con zapatos de seguridad de un look moderno, incorporando materiales livianos como Phylon y cumpliendo con todos los estándares normativos”, agrega el ejecutivo.

Otro tipo de zapatos de seguridad para minería es el calzado HI-IBEX, diseñado y certificado bajo normativa  EN 20344 , EN 20345 y AS/NZS2210  con clasificación S3 HRO-SRC-WR para calzados Clase “I”, de la empresa Diadora Utility. El zapato cuenta con puntera de aluminio certificado de 200 Joule  de compresión mecánica que, de acuerdo a su proveedor, reduciría el peso en un 50% del calzado y aumentaría su resistencia contra impactos en un 70% más que los convencionales. “Este producto posee revestimiento impermeable y transpirable repelente al agua en forma externa al cuero el cual no acumula agua o humedad, así como con una suela de goma nitrilo con resistencia al calor por contacto de la suela 300°C de temperatura”, detalla Claudio González, de Diadora Utility, quien agrega que este calzado cuenta con plantillas de protección de kevlar, un material de poliparafenileno tereftalamida, liviano y confiable y que es hasta cinco veces más resistente que el acero. “Nuestros calzados cuentan con sistema de respiración en la suela (patentado por Geox, base tecnológica de Diadora), lo que es una gran ventaja para el trabajador desde el punto de vista de la higiene y comodidad. Además, el que cuenten con protección de kevlar en un 100% en planta les brinda máxima seguridad contra perforaciones o punzonazos (anticlavos)”, detalla González.

Los calzados de seguridad en Chile se rigen por la norma chilena 772/1 que establece los requisitos que deben cumplir aquellos comercializados en el país. “Los más importantes a destacar son la resistencia al impacto de la punta de seguridad y los requisitos de las plantas de los calzados: aislante eléctrico, resistencia a los hidrocarburos, antiestáticos o de uso general”, explica Ovalle.

Elementos respiratorios y auditivos

Otros elementos que completan la indumentaria de los trabajadores, son accesorios pensados para su seguridad auditiva y respiratoria. Y es que en este último ámbito se ven enfrentados a material particulado en el aire, especialmente la sílice, por lo que el uso de respiradores en las faenas se vuelve relevante y necesario.

Desde Masprot destacan el respirador Supreme Plus®, un equipo con filtros del tipo desplazados con conexión bayoneta que, de acuerdo a su proveedor, entrega un mayor campo de visión y mejor distribución de peso. Este equipo incorpora nanopartículas de cobre inyectadas en la base facial que actúan como agente antibacteriano y fungicida. Posee adaptadores para el filtro P100 y el prefiltro M600 para poder trabajar con un equipo de protección mixto (gases, vapores y partículas). Dentro de sus principales características, está su sistema de arnés de ajuste deslizable.

“El arnés de cabeza está fabricado en cinta poliéster, lo que sería más cómodo que los arneses de plástico, además de ser uno de los respiradores más livianos de su tipo”, detalla David Lean, gerente comercial de Masprot. Esta máscara incorpora, además, un intercomunicador (M900 AC) que permitiría al trabajador hablar sin necesidad de retirar sus equipos de protección: ni la auditiva, ni la respiratoria.

Los elementos de protección buscan ofrecer facilidad de uso, razón por la cual hay productos que incorporan varias alternativas en uno solo. Ejemplo de esto es el respirador FF400 de 3M que cubre completamente la cabeza del trabajador, cuenta con una válvula de exhalación (Cool Flow ®) que hace circular el aire, evitando que se empañe el producto y permite una comunicación más fluida con el exterior. De acuerdo a la empresa, está diseñado para proporcionar flexibilidad en sus usuarios en ambientes de trabajo extremos y cuenta con copa nasal en silicona y un visor (lente) amplio que entregaría un gran campo visual, siendo el único respirador de 3M con protector Scotchgard™, que ayuda al visor (lente) a ser resistente ante la suciedad, la pintura y manchas, facilitando su limpieza, incluso durante trabajos de rociado o spray. Además, posee una válvula de exhalación que ayuda a reducir el calor y la acumulación de humedad dentro de la pieza facial.

Otro modelo de 3M es el respirador purificador de aire forzado Júpiter™ que dentro de sus características destaca el hecho de que puede utilizarse con cuatro tipos de filtros (P3, VO+Filtro P3, VO-GA+Filtro P3, Prefiltro opcional: protege el equipo de la entrada de polvo y chispas), así como contar con opción de dos baterías: de 8 y 4 horas. Según indican en la web de la empresa, el respirador cuenta con control electrónico de caudal, alarma visual y audible de bajo caudal y baja batería, para mayor seguridad. Además, este motoventilador sería una unidad de filtración cómoda, robusta y fácil de usar que ofrecería protección contra contaminantes particulados, gases y vapores o frente una combinación de ambos y puede ser utilizado en forma segura sobre 2.000 metros sobre el nivel del mar, con el kit de calibración en altura.

En cuanto a elementos auditivos, 3M cuenta con una diversidad de productos que, además de contar con los audífonos, incluyen un micrófono con el que se puede responder a las instrucciones escuchadas. Esta variante, se encuentra en formatos adosados al casco, tipo cintillo y formato a la nuca. En el caso de los fonos PELTOR® High Attenuation, estos cuentan con canales para música, que evitan el uso de otros dispositivos por debajo que dejan espacio libre, el que permite a veces que el ruido se cuele. Al igual que sucede con la música en los Smartphones, esta se corta en los fonos cuando alguien intenta comunicarse con el trabajador. Estos elementos funcionan con una tecnología electrónica llamada Protección Activa, consistente en micrófonos ubicados en la carcasa externa de las copas de los fonos, los cuales captan el sonido y lo transmiten eléctricamente a unos auriculares ubicados dentro de los fonos. Entre los micrófonos y los auriculares hay un sistema electrónico que analiza la señal recibida y la procesa de manera que el trabajador pueda escuchar en estéreo y con claridad lo que sucede a su alrededor. A su vez, el sistema permitiría atenuar aquellos sonidos que sobrepasan los 82 dB(A), protegiendo al trabajador de niveles de presión sonora que pudieran causarle algún daño auditivo.

Como se aprecia, el mercado ofrece diversas alternativas en cuanto a indumentaria de seguridad para los trabajadores, tanto en ropa, zapatos y accesorios y es responsabilidad de ellos utilizarlas de forma adecuada durante la realización de sus distintas actividades. Es seguridad a la medida.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders