Equipos de monitoreo y protección respiratoria: Prevención que salva

Gentileza VICSA
Gentileza VICSA

Cuando los métodos de mitigación de polvo no son suficientes, la sílice comienza a jugar un papel peligroso. La enfermedad asociada a la aspiración de este elemento, es combatida con diversas estrategias, como el uso de máscaras de medio rostro que en minería son conocidas como “la trompa”.

Los respiradores de medio rostro o rostro completo están yendo más allá de la protección respiratoria. Actualmente los equipos incorporan cascos, motores de ventilación forzada, cobre antimicrobiano o intercomunicadores para no quitarse las protecciones para hablar.

La recomendación de los expertos es utilizar estos equipos en todo momento, no solo en la faena  misma en la que se trabaja, porque las partículas en suspensión también se encuentran en las cercanías de esta.

Fabiola García S.
Periodista Construcción Minera

Está en todas partes. En las rocas, montañas, costas, arenas y suelo. Se dice que es uno de los minerales más abundantes de la corteza terrestre. El óxido de silicio o dióxido de silicio -compuesto de silicio y oxígeno- resulta ser inofensivo, pero cuando se presenta como polvo en suspensión se convierte en una amenaza. Es particularmente en las faenas mineras que estas partículas abundan y para mal de los trabajadores, puede que sean imperceptibles.

En la construcción también está presente. El polvo del dióxido de silicio se genera al perforar diferentes tipos de roca, en los movimientos de tierra, alteración de sílice en mampostería o cuando se corta en seco en trabajos de albañilería u hormigón. La más complicada de todas es la sílice libre cristalizada, que se encuentra en el cuarzo, cristobalita y tridimita.

Y, cuando estas partículas llegan a los pulmones tienen el potencial de generar silicosis, incrementar las probabilidades de contraer cáncer al pulmón, tuberculosis o bronquitis.

La silicosis consiste en la acumulación de partículas de sílice en los pulmones que producen cicatrices en los alveolos, lo que impide la oxigenación en la sangre; una deficiencia respiratoria permanente, incurable, irreversible y a veces progresiva, que lleva a la pérdida de expectativa de vida o incluso la muerte.

En 2009 el Gobierno de Chile junto al Ministerio de Trabajo y Previsión Social  y al Ministerio de Salud, implementó el plan nacional para la erradicación de la silicosis 2009 – 2030 (PLANESI), en el marco del programa global de erradicación de la silicosis en el mundo al año 2030 desarrollado por la Organización Mundial de la Salud, OMS, y la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

“En la actualidad, el tema de la protección respiratoria en el ámbito de la minería se encuentra fuertemente vinculado a la implantación del PLANESI”, indica Raquel González, ingeniero de Desarrollo de Aplicaciones división de Seguridad Personal en 3M.

“Cobra relevancia la necesidad de establecer un programa de protección respiratoria, entendido este como una metodología sistemática, que va desde evaluar el riesgo e identificar dónde se requiere el control, hasta un programa de muestreo para asegurar la efectividad de la protección respiratoria. De ésta manera se pretende acabar con la premisa de que la protección respiratoria se cumple con la simple entrega de respiradores a los trabajadores”, agrega González.

La sílice es el material de mayor presencia en la minería, afirman en la industria. Pese a los esfuerzos por reducir el polvo en suspensión, las medidas no eliminan todo el material particulado presente en el medio ambiente y pasa a ser necesario el uso de respiradores en la faena minera tanto en la producción, limpieza y construcción.

De acuerdo con David Lean, gerente comercial de Masprot, en la minería siempre se intenta reducir la contaminación y buscar los medios para reducir las contaminaciones acústicas y medioambientales para entregar el EPP (equipo de protección personal) o el aparato menos complejo. “Antes se utilizaba mucha mascarilla pero la verdad es que esto no sirve para protegerse contra la silicosis o elementos particulados en la minería, por lo cual ya se pasa directamente a colocar un respirador. Hace un año y medio se está mirando mucho al tema de máscaras de medio rostro”, afirma el gerente de Desarrollo de Productos de VICA Safety, Paulo Barriga.

Respiradores de medio rostro

En la mina le dicen “la trompa”. Los equipos respiradores de medio rostro son los más demandados en la industria minera afirman los expertos. Estos son equipos que dependen del entorno, es decir, necesitan un mínimo de 19% de oxígeno en el medio ambiente.

Desde Masprot destacan el respirador Supreme Plus, un respirador con filtros del tipo desplazados con conexión bayoneta, que entregaría un mayor campo de visión y mejor distribución de peso. Este equipo incorpora nanopartículas de cobre inyectadas en la base facial que actúan como agente antibacteriano y fungicida. Posee adaptadores para el filtro P100 y el prefiltro M600 para poder trabajar con un equipo de protección mixto (gases, vapores y partículas). El arnés de cabeza está fabricado en cinta poliéster, lo que sería más cómodo que los arneses de plástico, además de ser uno de los respiradores más livianos de su tipo.

Esta máscara de Masprot-utilizada ya en distintas faenas mineras- incorpora un sistema innovador de comunicación con EPP. Se trata del intercomunicador M900 AC que permite al trabajador hablar sin necesidad de retirar sus equipos de protección: ni la auditiva, ni la respiratoria. Los audífonos stereo conectados al protector auditivo y el micrófono incorporado al respirador junto al parlante micrófono remoto (pera) con botón PPT (pushtotalk) evitan que el operario se exponga a la contaminación y ruido.

“Un intercomunicador por ejemplo se requiere mucho en áreas de concentradoras de minería, la fundición. Chancado también, es un lugar de mucha concentración de partículas y requieren de comunicación también. Pero todos los trabajadores en la minería, estando dentro de la faena o circulando incluso en las calles de la mina, debiesen requerir usar permanentemente un respirador de medio rostro. La contaminación es permanente”, señala Lean.

“Cuando ellos están (los trabajadores) caminando en las calles de la mina creen que ahí están limpios y cuando entran al túnel o a la faena ahí se protegen. Y yo cuando doy mis capacitaciones les digo: ‘Traten de usar el mayor porcentaje del día, aun cuando caminen por las calles, cuando van a baño, cuando van al casino, traten de usarlo porque la partícula está suspendida por todos lados y todo eso genera que se deposite en el pulmón en el largo plazo”, añade Lean.

En VICSA Safety presentan el respirador de medio rostro Elipse con filtros P3 y Euro Line de Steelpro. Elipse destacaría por ser liviano (la máscara y filtros pesan 133 gramos), su diseño ergonómico y baja resistencia a la respiración.

“Hay dos cosas en qué fijarse en una máscara de medio rostro: el peso y la resistencia a la respiración”, comenta Barriga. “Los trabajadores no están solamente con una máscara respiratoria, de repente están haciendo otras faenas como por ejemplo en construcción donde deben usar careta de soldador y estar protegidos; si tienen una máscara muy grande no pueden utilizar una máscara para soldar”, agrega.

Euro Line de Steelpro es un respirador que se puede usar con filtros intercambiables. Su diseño compacto permitiría su compatibilidad con otros equipos de protección y sus filtros estarían equilibrados. Según su proveedor, el sistema de conexión de rosca de los filtros facilita su montaje y desmontaje, y el diseño de su arnés junto con el material termoplástico del respirador lo hacen cómodo y fácil de utilizar. Está aprobado bajo la norma europea EN 140, certificado por el laboratorio alemán IFA y registrado en el Instituto de Salud Pública de Chile.

Un respirador descartable, por el contrario, no sirve para niveles industriales de contaminación ambiental. “Incluso hay mascarillas de papel que no tienen ninguna validez, ninguna certificación, por ende, para lo único que sirven es para proteger al que está al frente tuyo, evitando que las partículas de saliva lleguen al interlocutor o a los alimentos, por ejemplo”, dice Lean.

“Existen otras sí que están certificadas a nivel EEUU o comunidad europea que sí protegen el pulmón, pero se recomienda solo en ambientes de mucha ventilación y, por ejemplo, para personas que hacen aseos industriales, pero no en ambientes mineros donde la partícula que está presente es muy pequeña. Estas mascarillas no aseguran cien por ciento el sello facial, por ende vas a estar respirando partículas”, grafica.

La duración del filtro depende de las condiciones ambientales y del usuario: concentraciones de partículas, tamaño y agitación del operador, temperatura, humedades, etc. Y el reemplazo puede ir de todos los días -como en los lugares de chancado primario, secundario o terciario- a otras áreas que cambian el filtro cada 15 días, por dar un ejemplo.

El trabajador debe estar al tanto de la duración del filtro. En el caso de los filtros de gases  va a llegar un momento en que el carbón que tiene dentro el cartucho se agota y empieza a dejar pasar levemente el aroma del contaminante. En ese momento el usuario sabe que tiene que cambiar el cartucho, explica Lean. Y, para los filtros particulados el material filtrante comienza a acumularse, lo que impide el paso del aire y dificulta la inhalación. Este es el momento en que cada trabajador debe realizar el cambio de filtro.

Masprot también trabaja las protecciones respiratorias llamadas técnicamente PAPR de la firma sueca Sundström. Se trata de equipos motorizados que, de acuerdo a su promotor, otorgan un mayor nivel de protección del orden de “500 veces mejor aire respirable”.

Protección de presión positiva

Desde 3M destacan el equipo purificador de aire motorizado Júpiter junto con la protección integrada de casco. “Las unidades de cabeza Versaflo Serie M de 3M son cascos livianos que brindan buen balance, son compactos y ofrecen una solución de protección integrada: protección respiratoria, facial, ocular y cabeza en un solo equipo, con opción de cobertura de hombros y cuello”. En tanto, el motoventilador de 3M Júpiter es una unidad de filtración que ofrecería protección contra contaminantes particulados, gases y vapores o frente una combinación de ambos. Cuenta con dispositivos de seguridad incrementada: control electrónico de caudal, alarma visual y audible de bajo caudal, colmatación de filtros y baja batería. Además, puede ser utilizado sobre los 2.500 metros sobre el nivel del mar con el kit de calibración en altura geográfica.

Monitoreo

SEGIN presenta el equipo detector de gases ALTAIR, el que entrega un test de respuesta sin necesidad de un segundo detector, cilindros de gas u accesorios gracias a su tecnología XCell Pulse. Al encender el detector este comienza “automáticamente un control de pulso electrónico que activa el catalizador del sensor y la interacción del electrolito y efectúa algunas pequeñas correcciones según los valores previos de calibración. Sucesivamente, el usuario realiza un control de flujo exhalando hacia la entrada del sensor. Un detector de oxígeno incorporado en el sensor, que está activo únicamente durante los controles de pulso y de flujo, detecta la reducción en el contenido de oxígeno en la exhalación. Si los resultados de las dos pruebas son positivos, el detector pasa el test de respuesta”.

En 3M están trabajado en soluciones de supresión de polvo ambiental que incluyen un monitoreo on line, en tiempo real, de las concentraciones ambientales de material particulado. Esto permite a los responsables de salud ocupacional tomar decisiones rápidas y efectivas al respecto, comenta González.

Por otra parte, Innovaxxion diseñó un casco inteligente llamado Casco de monitoreo remoto, el cual transmite información en tiempo real a dispositivos móviles sobre la cantidad de kilómetros recorridos, la caída del trabajador o de un golpe en la cabeza, de modo que se controla de mejor manera el peligro y la posición del operador.

Estas son algunas tendencias en los equipos de monitoreo y protección respiratoria. Prevención que salva.

Post Author: Fabiola Garcia Sanders