Editorial

Productividad: La gran oportunidad

 

No es un secreto que los grandes proyectos de construcción para la minería atraviesan un complejo momento de “vacas flacas”. No ha pasado tanto tiempo desde 2011, cuando el precio del cobre alcanzó un promedio anual de US$ 3,99 la libra e hizo ilusionar a muchos con un largo período de abundancia que incluiría una lluvia de mega obras para esta industria. Sin embargo, cuando este ítem presenta en agosto pasado un promedio de apenas US$ 2,30 la libra y uno de los principales mandantes anuncia un fuerte “ajuste de cinturón”, aquellas épocas de opulencia parecen lejanas, remotas.

Este escenario bajo ningún aspecto se puede soslayar. Pero aún los momentos más difíciles se transforman en oportunidades de mejora. De hecho, el vicepresidente de Proyectos de Codelco, Gerhard von Borries, al exponer en el seminario Productividad en la construcción de grandes proyectos, organizado por nuestra Corporación de Desarrollo Tecnológico, sostuvo en una de sus primeras frases que: “Me alegra esta situación de ajuste, porque nos obliga a ser más eficientes al momento de concebir y ejecutar un proyecto”. En alusión directa a que los tiempos de abundancia restan protagonismo a sobrecostos e incumplimiento de plazos, algunos de los típicos vicios de la ineficiencia.

Esta mirada de la cuprífera estatal permite reforzar al menos dos conceptos que ganan terreno en los últimos meses. En primer lugar, si bien existe coincidencia en que la productividad en la ejecución de obras debe ser uno de los aspectos prioritarios, en épocas de presupuestos escuálidos la productividad se transforma en una herramienta imprescindible. Es decir, la crisis se transforma en terreno fértil para ser más productivos. En esta línea, en segundo término se confirma la convicción del mandante en avanzar en las distintas aristas vinculadas con la productividad. Ya no quedan dudas, que el éxito en esta materia solo se logra a través del compromiso y esfuerzo de todos los protagonistas: Mandantes, contratistas, oficinas de ingeniería y proveedores, entre otros. Aún más, confirmando que este camino de trabajo conjunto es definitivo hace algunas semanas se presentó el Estudio Buenas Prácticas para la Productividad en Minería, una iniciativa nacida de la labor mancomunada del Consejo Minero y de la Cámara Chilena de la Construcción, y elaborada por nuestra Corporación.

La enseñanza parece ser clara: unir esfuerzos y aprovechar oportunidades. Un sendero que también recorre revista Construcción Minera, que se encuentra decidida a explotar al máximo cada instancia de encuentro para fortalecer su posicionamiento y estrechar lazos con sus lectores. Por ello, nuestra publicación tendrá una participación destacada en la próxima feria Edifica – Expo Hormigón – Conexpo, porque especialmente esta última mostrará una serie de novedades en maquinarias orientadas a la ejecución de proyectos para minería.

Entonces, el desafío consiste en superar un momento complejo con esfuerzo y creatividad
para detectar oportunidades de mejora. Así, estaremos mucho mejor preparados para los tiempos
de bonanza.

Marcelo Casares Z.
Gerente de Comunicaciones

…………………………………………………………………………………………………

Portada

Post Author: Fabiola Garcia Sanders