Debemos reducir el “Re-Trabajo”

Diego Rojas Herrera, Hub Productivity Manager de Bechtel
Diego Rojas Herrera, Hub Productivity Manager de Bechtel

El re-trabajo es el esfuerzo ejecutado para rehacer un proceso o actividad debido a que fue implementado en forma incorrecta desde un comienzo. Esto obliga a ejecutar actividades innecesariamente más de una vez o bien deshacer un trabajo ya ejecutado. Según lo identifica el Instituto de la Industria de la Construcción de los EE.UU. (Construction Industry Institute, CII), el re-trabajo es uno de los factores más preponderantes en el aumento de los costos y atrasos de proyectos en construcción. Estudios realizados por el CII han revelado que en promedio los costos directos asociados este giran en torno al 5%. De acuerdo a estudios ejecutados en Australia por Peter E.D Love el re-trabajo incluso puede alcanzar el 15% del valor del contrato de un proyecto.  Love afirma también que su costo indirecto puede tener efectos de hasta 5 veces por sobre el costo directo de rectificación.

El re-trabajo, junto con las pérdidas económicas que genera incurre también en gastos de sobretiempo innecesarios o en la necesidad de contratación adicional de recursos (mano de obra y equipos). También produce retrasos en el programa de construcción y disminuye  la calidad del producto final. Desde el punto de vista comercial, lo anterior conlleva a una reducción de las ganancias, perdidas en participación de mercado y reputación, junto a la disminución de productividad y alza de costos.

En un estudio realizado en Australia por Peter E.D. Love junto a David J. Edwards respecto a la relación entre porcentaje del re-trabajo directo en relación al valor del contrato se pudo identificar que los costos directos en proyectos de inversión sobre los 200 millones de dólares australianos (AUD) no superaron el 2%, mientras que los proyectos menores a un millón de dólares australianos alcanzaron el 12%. Esto permite deducir que la inversión en un proyecto es directamente proporcional a la disponibilidad de recursos para evitar el re-trabajo.  Si se asignan los recursos necesarios, el re-trabajo es evitable.

Existe también un factor utilizado en EE.UU. para cuantificar el re-trabajo en un proyecto de construcción. Este se expresa como el factor de re-trabajo total en terreno (su sigla en inglés TFRF; Total Field Rework Factor). Este factor está representado por el cociente entre el costo total directo del re-trabajo en terreno dividido en el costo total de la fase de construcción.

Con el factor TFRF podemos evaluar comercialmente qué partidas generaron los mayores costos en re-trabajo en relación al valor de cada partida del proyecto. Estadísticamente en una evaluación realizada a proyectos de construcción en EE.UU. por la ASCE (American Society of Civil Engineers) se publicó en la “Journal of Construction Engineering and Management”. En este documento se observa el re-trabajo generado identificando como valores de TFRF cercanos a 0,01 de bajo impacto y valores de TFRF cercanos o mayores a 0,1 como de alto impacto.

Este tipo de herramientas y estudios ayudan a determinar mejor los costos sus asociados, pero no lo soluciona ni evita las pérdidas que éste genera. Comúnmente estos análisis se han focalizado mayoritariamente en cuantificar los costos asociados e identificar aparentes causas inmediatas, en vez de identificar las causas raíz.

Para lograr un cambio significativo en los costos de ejecución en los proyectos debemos ir un poco más allá y resolver el problema mediante un programa de reducción del re-trabajo identificando las causas que generan el re-trabajo mediante arboles de falla o espinas de pescado (Fishbone en Six Sigma).  Se recomienda integrar a las personas con mayor experiencia en diseño de ingeniería, construcción en terreno y control de proceso en este programa.

El programa de reducción de re-trabajo desarrollado por el CII plantea las bases para poder identificar, controlar y así eliminar las causas que generan el re-trabajo.

CM 9 Col Bechtel Fig 1

En la figura 1 podemos observar un diagrama de flujo que muestra la dinámica del proceso recomendado para lograr reducir el re-trabajo en los proyectos.

Para disminuir las pérdidas asociadas al re-trabajo, se recomienda generar un plan de acciones correctivas para disminuir sus pérdidas asociadas. El esquema (figura 2) facilita identificar e implementar acciones correctivas que conducirán a disminuir el re-trabajo.

Analizar las causas que provocan el re-trabajo es fundamental para así lograr desarrollar proyectos con mayor índice de productividad y controlar mejor el valor del proyecto en la etapa de estudio, evitando que incremente a niveles no deseados durante la etapa de construcción. Esto generará mayor confiabilidad de los valores estimados en los proyectos y, a largo plazo, incrementará las oportunidades de inversión en Chile. “Hacerlo bien a la primera” debería ser más que un slogan. Para compañías como la mía es nuestra forma de hacer negocios.

CM 9 Col Bechtel Fig 2

Post Author: Fabiola Garcia Sanders