Construcción nuevo sistema de chancado primario de División Andina: Obra en desarrollo

Gentileza Codelco
Gentileza Codelco

Ubicado en la comuna de Los Andes se encuentra el nuevo proyecto de Codelco que permitirá  mantener la actual capacidad productiva y la continuidad operacional de la División Andina.

El proyecto, considera la construcción de una plataforma de 44 hectáreas, a través de la remoción de 59,7 millones de toneladas de material, obra que está siendo desarrollada con equipos mina especialmente adquiridos para ello.

Las obras civiles del chancador primario y silo de material serán construidas bajo la cota de la plataforma Nodo 3.500, quedando en superficie únicamente la techumbre de estos edificios y que darán protección durante el invierno.

Patricia Avaria R.
Periodista Construcción Minera

Con una inversión de US$ 1.464 millones y ubicado en la comuna de Los Andes, se está construyendo el nuevo Sistema de Chancado Primario de División Andina de Codelco (DAND), proyecto que permitirá mantener la actual capacidad productiva de la faena que se encuentra en torno a las 92 mil toneladas de mineral por día, generando cerca de 240 mil toneladas al año de cobre fino, más una producción de molibdeno de 3,9 toneladas.
Entre los años 2018 y 2033 este proyecto permitirá explotar 506 millones de toneladas de mineral, con una ley media de 0,76%, lo que garantiza sostener los aportes que hoy entrega Andina al Estado.
La nueva línea de chancado contemplada por División Andina se instalará en el sector denominado Nodo 3.500, que requiere de la construcción de una extensa plataforma y una serie de obras civiles. Entre ellas, destaca un silo para apilar mineral con capacidad de 70.000 toneladas, que permitirá aumentar la continuidad operacional de la mina en los meses de invierno.  Fernando Ortiz, gerente de proyecto Nuevo Sistema de Chancado Primario, cuenta que esta iniciativa se llevará a cabo porque a fines de 2018 los actuales piques de alimentación al Chancador existente Don Luis, se verán afectados por el crecimiento del rajo. “Ante este escenario, División Andina requiere reponer dicha infraestructura y mantener su capacidad de procesamiento, que permita el traspaso de minerales desde la mina rajo hacia la planta existente”, afirma el profesional.
Actualmente, el proyecto finalizó la ingeniería de factibilidad y las obras tempranas. Tras la aprobación del Directorio de Codelco de septiembre de 2013, en el último trimestre del mismo año, se inició la construcción de las obras principales. Anteriormente y desde el año 2009, se venían efectuando obras tempranas, tales como construcción de terrazas anti-avalancha, obras de remoción del material del Nodo y modificación de cañería sifón.

El proyecto
A cargo de la Vicepresidencia de Proyectos de Codelco, la construcción consta de una primera etapa que consiste en tener operativo el sistema de chancado y transporte de mineral para el año 2019 y una segunda que debe tener operativo un chancado secundario en planta Cordillera para fines de 2021.
El proyecto considera la construcción de una plataforma de 44 hectáreas, a través de la remoción de 59,7 millones de toneladas de material, obra que está siendo desarrollada con equipos mina que fueron adquiridos por el proyecto con este fin (camiones de 300 toneladas, pala hidráulica y cargadora frontal). Esto permitirá contar con la superficie plana donde se construirá en hormigón y estructura metálica el edificio de 50 m de altura y 31 m de ancho, que albergará al chancador primario, además de un silo de almacenamiento e infraestructura mina.
Fernando Ortiz cuenta que el proyecto contempla además 10,5 kilómetros de túneles y una correa regenerativa de 4,2 kilómetros para el transporte de mineral a la planta concentradora existente. Esta correa transportadora es un aporte a la eficiencia energética del proyecto, ya que según explica el profesional, podría generar 3.300 kilovatio-hora (kwh), “contribuyendo a mejorar la eficiencia energética de proyecto”, afirma el gerente de proyecto Nuevo Sistema de Chancado Primario.
Otra de las innovaciones más llamativas de este proyecto consiste en la instalación de un sistema de control de avalanchas que permitirá resguardar todas las instalaciones contempladas en el sector del Nodo 3.500 y, por supuesto, al personal que allí labore.
Este proyecto obtuvo la aprobación de su Declaración de Impacto Ambiental de parte del Servicio de Evaluación Ambiental en septiembre de 2011 mediante una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y un estudio de pertinencia de comienzo del año 2013. Ortiz destaca que es importante señalar que este proyecto no afectaría glaciares, no utilizará más agua en sus procesos de la que se emplea actualmente y tampoco emanará material particulado en suspensión. A ello se suma el hecho que la zona estará en permanente riego y a que por condiciones naturales es un terreno de alta humedad.

Desafíos
División Andina ha operado durante 30 años en la cuenca del Río Blanco con riesgos de avalancha y ha podido levantar un mapa de peligros para sus operaciones. Este proyecto, que viene a instalar infraestructura en la superficie, ha profundizado estos estudios con profesionales de alta experiencia nacional e internacional, lo que permitió desarrollar una ingeniería para proteger la estructura de estos potenciales derrumbes.
Adicionalmente a ello, se tienen identificadas las sendas de avalanchas que están en el entorno del Nodo 3.500, las que serán inducidas en forma temprana por el sistema Gazex (sistemas de desencadenamiento preventivo a distancia de avalanchas) que se encuentra instalado y funcionando. De este modo, la faena podrá operar más días en la época invernal, disminuyendo las jornadas de paralización por motivos climáticos a solo 5 días anuales equivalentes.
Las defensas contra avalanchas constituyen un desafío constructivo importante, partiendo por un muro de 32 metros de altura y 345 de longitud, equivalente a un edificio de once pisos que deberá construirse en la plataforma donde se ubicará el sistema de chancado. Previo a este muro y a 180 metros sobre el nivel de este, se construirán siete estructuras rompedoras de avalanchas de 17 m de altura y 25 m de ancho cada una. Dichas obras, según Codelco, se ejecutarán con tecnología de tierra armada (mecánica de suelo y antisísmico). Asimismo, el ejecutivo de la Vicepresidencia de Proyectos, cuenta que este es un proyecto que contempla instalaciones en la alta montaña donde encontramos condiciones extremas de nieve, bajas temperaturas, menor nivel de oxígeno, lo que se transforma en un gran desafío primero para la construcción y posteriormente para la operación diaria. 

Condición climática
Por otro lado, Ortiz cuenta que construir y operar en Andina es altamente complejo dado las características geográficas del sector; razón por la cual, las obras en superficie se concentrarán en época estival. Los 10,5 kilómetros de túneles requeridos para el transporte de mineral a la planta concentradora existente, significan 3 años de construcción, más el equipamiento e instalación de infraestructura (chancador primario, silo de almacenamiento, estructuras contra avalancha, correas transportadoras, entre otras). A esto agrega que “por el período invernal, en el Nodo 3.500 se tiene considerado no trabajar durante 135 días”. Esto implica que la construcción de las obras del proyecto demorará 8 años.
El gerente de proyecto explica que el almacenamiento de material y equipos se generará en bodegas fuera de los límites de la división a una distancia aproximada de 40 kilómetros, para lo cual se efectuará una coordinación diaria para el transporte de suministro por la única carretera existente hasta la faena, “cumpliendo con todas las normas de tránsito de carga liviana, semipesada y pesada vigentes”.
Asimismo, el proyecto considera la construcción de refugios especialmente acondicionados para enfrentar las condiciones climáticas extremas que se puedan presentar, como es el caso de las nevazones que en algunas oportunidades cortan el acceso hacia las instalaciones por superficie y obliga al personal a un período de encierro mientras transcurre este evento.
Por otra parte, el ejecutivo de Codelco aclara que en los diseños de estructuras, mecánicas, civiles y de arquitectura “se consideran estas situaciones climáticas para asegurar que las instalaciones no colapsen y que el personal se mantenga a salvo”.
De esta forma, el Nuevo Sistema de Chancado Primario constituye un proyecto fundamental para continuar operando y para preparar el escenario con miras a los futuros desafíos que enfrentará Expansión Andina 244. En las próximas ediciones de Revista Construcción Minera abordaremos con profundidad la futura construcción de este mega proyecto estructural de Codelco.

Principales equipos
El Nuevo Sistema de Chancado Primario y su sistema de Transporte de Mineral tendrán una capacidad de tratamiento de 94,5 kt/día nominales. Para ello se ha considerado la instalación de los siguientes equipos:

cm6

Expansión Andina 244
Esta iniciativa es uno de los proyectos estructurales de Codelco que consiste en la expansión de la capacidad de tratamiento de División Andina en 150.000 toneladas por día (tpd) de mineral, pasando desde las actuales 94.000 tpd alcanzadas con el PDA Fase I a 244.000 tpd nominales. Lo anterior se traduce, para los primeros 30 años de operación, en una producción adicional de 343.000 toneladas anuales de cobre fino, lo que llevaría a la faena a producir alrededor de 600.000 toneladas de cobre fino al año.
La expansión considera nuevas operaciones unitarias de chancado primario, transporte de mineral, chancado secundario y terciario, plantas de flotación colectiva, selectiva y lixiviación de molibdeno, así como una planta de filtros con almacenamiento de concentrados, para su posterior transporte y almacenamiento en Bahía de Quintero.
La construcción tomará 6 años debido a su complejidad y la necesidad de construir un sistema de transporte de mineral a través de túneles en la alta montaña. Actualmente se encuentra en etapa de factibilidad.

Ficha Técnica
Proyecto: Nuevo Sistema de Chancado Primario, División Andina
Ubicación: Los Andes
Mandante: Corporación Nacional de Cobre (Codelco)
Gerente de Proyecto: Fernando Ortiz Hernández
Túneles: 10,5 kilómetros
Correa regenerativa: 4,2 kilómetros
Remoción Material: 59,7 millones de toneladas
Muro contra avalanchas: 32 m de altura y 345 m de longitud
Construcción de plataforma: 44 hectáreas
Construcción bajo la cota: Nodo 3.500
Presupuesto: US$ 1.464 millones
Año inicio de Construcción: 2013
Inicio de Operación chancado primario y transporte: 2019

Post Author: admin

Revista Construcción Minera es la nueva publicación técnica de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Co nstrucción (CChC), que además cuenta con el apoyo del Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de Chile (CTES). Su enfoque consiste en el análisis de proyectos de construcción para la minería además de difundir nuevos productos, materiales, servicios, soluciones y sistemas constructivos orientados a este subsector.construcción