Columna: Ingeniería Contractual, disciplina emergente que fundamenta técnicamente las variaciones de plazo y costo en los contratos de obra en una reclamación

IMG_0720¿Qué es la Ingeniería Contractual?, es común escuchar los conceptos “gestión contractual”, “contract managment” o administración de contratos, cuya base se sustenta en asegurar el cumplimiento de las obligaciones que establece el contrato para que la “obra” se cumpla en plazo, costo y calidad, entre lo principal.

Lo que estos conceptos tienen en común, es que forman parte de la gestión de un proyecto. Por otra parte no existen como formación universitaria estas carreras, en la última década surgieron varios diplomados en administración de contratos impartidos por prestigiosas universidades chilenas, sin embargo ¿que sabemos de la ingeniería contractual?

A nuestro entender la “ingeniería contractual” es la disciplina que provee las herramientas para fundamentar una reclamación, analizando y validando las variaciones en las condiciones, que afectan a un contrato, respecto al alcance contractual originalmente pactado.
Existen diversos estudios que son parte de esta disciplina, los que nos referiremos en el desarrollo del presente artículo, tales como:

  • Estudio de pertinencia.
  • Estudios de impacto en plazo.
  • Estudios de impacto en costo.
  • Estudios de pérdidas de productividad.
  • Estudios técnicos ante cierres parciales o término anticipado de contrato.

Los contratos de construcción, en sus diversas modalidades: sólo de construcción, EP, EPC, EPCM u otro, por su naturaleza, están afectos a variaciones, los que pueden tratarse por la vía consensual, a través de las órdenes de cambio o modificaciones de contrato, o tratarse por la vía controversial, es decir, si no hay acuerdo entre las partes. Respecto a la vía controversial, se hace necesario demostrar que hubo un incumplimiento de alguna de las partes o se generó una situación “controversial” que ocasionó un “daño” (perjuicio), el que se debe “reparar” (indemnizar), para lo cual es relevante determinar su origen y la relación causa – efecto.

Es conocido que las principales causales de controversias en contratos de construcción, por mencionar las más comunes, son las siguientes:

  • Atrasos en la entrega de terreno.
  • Atraso en la entrega de suministros estratégicos.
  • Ingeniería de detalle deficiente o incompleta.
  • Cambios en las especificaciones técnicas.
  • Retraso en los cambios de servicios.
  • Tardía aprobación de permisos por terceros.
  • Características de suelo distintas a las informadas en las bases de licitación.
  • Interferencias en terreno con otros contratistas.

La ingeniería contractual en su esencia responde a las siguientes interrogantes:

  • ¿Existió una variación del contrato?
  • ¿Cuáles son los impactos generados?

La respuesta desde lo técnico se transforma en un estudio, ya sea de pertinencia, de impacto en plazo, en costo o ambos, o de pérdida de productividad.

La particularidad de estos estudios, es que independiente de la parte que lo encargue, sea esta el “contratista” el “mandante” el “abogado” (en representación de las partes) o el “árbitro” (juicio arbitral) el resultados será siempre el mismo.

Respondiendo la consulta a) ¿existió una variación del contrato? la primera fase consiste en establecer la línea base del contrato, esta considera la revisión y análisis de todos los antecedentes de licitación y contrato, tales como: bases, especificaciones, aclaraciones, consultas y respuestas, oferta técnica y comercial, el contrato (documento principal) entre otros. Una vez establecida la línea base se trabaja en la verificación del cambio de condiciones, esta fase considera la revisión y análisis de los registros documentales durante el desarrollo de la obra, tales como, libro de obra, cartas, informes técnicos, estados de pago, modificaciones u órdenes de cambio, entre otros; para determinar y/o validar la existencia de las situaciones en controversias “identificadas por la parte” y así establecer si constituyen un cambio de condición en relación a lo contratado.

Respondiendo a la consulta b) ¿cuáles son los impactos generados? estos son principalmente en el costo y en el plazo. El impacto en costo considera la valorización de los mayores costos directos incurridos para las situaciones controversiales “pertinentes”. Y el impacto en plazo considera la determinación del aumento de plazo, que las situaciones controversiales “pertinentes” habrían provocado en el programa contractual ofertado. Además de valorizar el mayor costo indirecto incurrido.

Otro tipo de estudio que cabe dentro de la ingeniería contractual son los de “pérdida de productividad” cuyo análisis contractual consiste en determinar la disminución de los rendimientos de mano de obra y equipos estimados en la oferta, causado por el cambio de condiciones del contrato y/o por el incumplimiento de la otra parte; una vez verificada y validada la situación o situaciones que provocaron las pérdidas de productividad, la cuantificación se realiza bajo el uso de metodologías tales como Ibbs, measured mile u otro, dependiendo de cada caso.

Por último, cabe destacar que para el desarrollo de estos estudios técnicos de ingeniería contractual es esencial contar con la trazabilidad de la gestión contractual desde el inicio del contrato, ya que los análisis se hacen en base a la historia documentada la obra, constituyendo la “información de la obra” un factor clave de éxito.

Se plantea este artículo como una introducción, porque en próximas ediciones seguiremos abordando temas de ingeniería contractual.


 

Mauricio Charmin O.
Gerente de la División
Elizabeth Parada C.
Jefe de Proyectos
División Ingeniería Contractual & Claims. IDIEM Universidad de Chile

Post Author: cmineracdt

Deja un comentario