Clúster Minero: Promoviendo oportunidades

Carlos Ramírez Leaño Presidente CChC CalamaResponder a los nuevos desafíos de la industria minera, la que cada vez es más exigente y competitiva, es una realidad actual, frente a ello se buscan diferentes instancias a través de la innovación, de nuevas tecnologías y formación de capital humano que debe ser capaz de adaptarse a un  sector de constante cambio y desarrollo.

Por lo mismo, es de gran importancia el encadenamiento empresarial y como gremio creemos en este crecimiento constante del sector, característica fundamental del Clúster,  encadenando a su paso un mayor número de empresas establecidas en su territorio de influencia y, tal como lo ha desarrollado el programa regional Clúster Minero, que responde al mandato de gobierno, que escogió a la capital minera como una de las regiones piloto, al concentrar cerca del 25% de los proveedores de la gran minería a nivel nacional y que a su vez concentra el mayor número de participación en nuestra ciudad, Calama.

Este programa sienta las bases para posicionar a la región de Antofagasta como un polo de innovación en minería, a través de la articulación público-privada, entregando una mirada de sustentabilidad de largo plazo. Es en esta línea, que se ha priorizado una Hoja de Ruta al año 2025 con un portafolio de iniciativas que concentra los esfuerzos para mejorar el entorno de negocios a la industria de los proveedores de la minería.
Para focalizar el trabajo dirigido por esta agenda de corto, mediano y largo plazo se han definido cuatro ejes estratégicos que son: incentivar los encadenamientos de los proveedores con la industria minera y otros sectores productivos; impulsar el desarrollo de nuevos emprendimientos tecnológicos; fortalecer una plataforma de servicios tecnológicos aplicado a las necesidades de la industria y formar capital humano para el trabajo. Todo un esfuerzo para generar dinámicas de mayor crecimiento e inversión en la región.

En ese contexto hay oportunidades de cambiar en la estructura productiva regional y replantearnos el modelo del negocio minero, desde una eficiencia operacional, que esté orientado hacia una estrategia que permita a los proveedores pymes y mandantes a hacer cosas distintas en un mercado dinámico y cambiante  que evoluciona, por esto es tiempo que nuestra región aproveche estas oportunidades. Ejemplo de ello es promover que se genere un centro de investigación minero metálico y no metálico en Calama.

Sin duda que las oportunidades no son fáciles y en algunos casos cuesta entender que un escenario de baja en los precios de los comodities, la región en la que predomina la minería tenga oportunidades, tal vez menores que años atrás, pero afortunadamente siempre existen, por lo mismo nuestros empresarios locales han demostrado su alta capacidad de adaptación hacia las nuevas tecnologías políticas, tecnológicas e industriales, lo que significa que han conquistado y desafiado espacios competitivos.

“Se hace cada vez más importante y necesario que las empresas y pymes se profesionalicen y asuman que la competencia es global, deben pensar y actuar como una compañía con pretensiones internacionales. Asimismo, es prioritario que se cumpla con un Plan de Ruta que coloque en el centro de las conversaciones el emprendimiento, el conocimiento técnico y las relaciones coordinadas con las grandes empresas mineras y los entes generadores de desarrollo, tal como lo están haciendo diferentes organismos en la región”.

Respecto de las acciones necesarias para impulsar el clúster regional, creemos que es necesario que el Gobierno plantee una estrategia de desarrollo minero con un fuerte componente territorial, centrado en la segunda región, como zona predominantemente en minería, para esto se torna necesario sensibilizar a las autoridades acerca de la importancia de fortalecer las empresas de nuestra localidad, especialmente de Calama.

Por lo mismo, se hace cada vez más importante y necesario que las empresas y pymes se profesionalicen y asuman que la competencia es global, deben pensar y actuar como una compañía con pretensiones internacionales. Asimismo, es prioritario que se cumpla con un Plan de Ruta que coloque en el centro de las conversaciones el emprendimiento, el conocimiento técnico y las relaciones coordinadas con las grandes empresas mineras y los entes generadores de desarrollo, tal como lo están haciendo diferentes organismos en la región.

Hoy el clúster minero transita a una nueva fase con la creación del Comité de Desarrollo Productivo, dando continuidad a este modelo económico, concretando su institucionalidad con visión de largo plazo para aportar a una minería virtuosa, inclusiva y sustentable con sello regional, que mantiene una misión de largo plazo, con una visión concreta, que es ser la capital regional de la innovación en materia de minería y por eso nos hemos planteado la misión de levantar una industria de servicios tecnológicos a partir de las capacidades y competencias que tenemos en la región

Es importante que sigamos trabajando para que esta sea una región minera reconocida como tal, donde estén las universidades especializadas en minería, las casas matrices de las grandes compañías. Antofagasta será una mejor región cuando no viva solo de la extracción del recurso, sino que también de los encadenamientos productivos y se logre una mejor calidad de vida.

Por todo lo anterior, podremos seguir potenciando el desarrollo de un clúster minero, caracterizado por proveedores innovadores con grandes capacidades tecnológicas y que se encuentran en nuestra zona, lo que a su vez permitirá el crecimiento de empresarios locales. Esto, en definitiva, permitirá avanzar innovando en tecnología y mejores prácticas, capacitando, reduciendo costos y promoviendo nuevas oportunidades.


Por: Carlos Ramírez L., Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción Calama.

Post Author: cmineracdt

Deja un comentario