Auditorías Energéticas: Eficiencia en la industria

Gentileza IDIEM
Gentileza IDIEM 

El convenio firmado por el Ministerio de Energía y el Consejo Minero implica que las empresas socias de este se someterán a auditorías energéticas independientes que permitirán identificar oportunidades de mayor eficiencia.

En la compañía minera SCM Franke los resultados de la auditoría energética señalan que las posibles medidas identificadas con un VAN positivo para un periodo de tres años podrían alcanzar a un ahorro total de 396 MWh, equivalente a un 0,74% del consumo anual.

Patricia Avaria R.
Periodista Construcción Minera.

Con el objetivo de fomentar la sostenibilidad y los ahorros de consumo, es que en julio de 2014 el Consejo Minero (CM), asociación de las grandes empresas productoras de cobre en Chile, y el Ministerio de Energía, firmaron un convenio de colaboración orientado a impulsar un uso cada vez más eficiente de los recursos energéticos en las empresas que componen esta asociación y a fomentar iniciativas que contribuyan a la innovación y la cultura en el buen uso de la energía, siguiendo las mejores prácticas internacionales en la materia. Este sector industrial es el primero en firmar un acuerdo de este tipo, anticipando la implementación de las normas que se establecerán, respecto de los grandes consumidores de energía, en el proyecto de ley de Eficiencia Energética

En la firma,  el Ministro de Energía, Máximo Pacheco, indicó que la iniciativa viene a concretar un largo trabajo que debe realizar el sector, en el marco de lo que será la próxima Ley. “Chile es un país minero, el 15% del total de la demanda energética del país, y un 39% de la demanda eléctrica, se originan en este sector. Es por eso que esfuerzos como este son fundamentales”, señaló en la oportunidad.

De acuerdo a lo anterior, Roberto Rojas, jefe de la sección de Energía y Sustentabilidad del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales de la Universidad de Chile (IDIEM), cuenta que este convenio tiene por objetivo utilizar recursos sostenibles y equipos eficientes para la producción de la gran minería. “En línea con lo anterior, el IDIEM busca potenciar este tipo de iniciativas con sus servicios de auditorías energéticas, implementación de la norma internacional ISO 50.001, entre otras”.

El convenio suscrito implica, entre otras cosas, que las empresas socias del CM se someterán a auditorías energéticas independientes que permitirán identificar oportunidades de mayor eficiencia relacionadas con mejoras operacionales, mantenimiento, reemplazo de equipos e introducción de nuevas tecnologías. Sobre la base de los resultados de estas auditorías, se preparan e implementan planes de eficiencia energética de corto, mediano y largo plazo, reportando públicamente los avances.

Auditoria energética

Este proceso comprende un análisis detallado de la eficiencia energética de una organización, equipo, sistema(s) o proceso(s). Una auditoría energética puede apoyar una revisión de la energía y facilitar el seguimiento, la medición y el análisis como se describe en la norma ISO 50.001 Sistemas de Gestión de la Energía – Requisitos con orientación para su uso, o puede ser utilizado de forma independiente. Se basa en la medición apropiada y la observación del uso de la energía, la eficiencia energética y el consumo.

Dentro de las actividades principales de una auditoría energética están: caracterización de uso y consumos, donde se identifica el tipo de energía que posee la instalación al ser auditada y sus magnitudes. Luego, se deben estudiar los equipos y procesos de mayor consumo, ya que una vez auditados se pueden implementar las medidas de eficiencia energética.

Terminado lo anterior, se tiene que establecer la referencia a la cual todos los consumos posteriores del proceso se deben comparar, de forma de evidenciar la fluctuación de consumos a través del tiempo y poder verificar si las medidas de eficiencia energética fueron efectivas en la intención de la disminución de consumos. En seguida, se desarrolla la elaboración de indicadores de desempeño energético (IDE) que consiste en mostrar y dar a conocer las variables a ser comparadas año a año. Por ejemplo: consumo energético de electricidad por tonelada de mineral procesado, consumo energético de petróleo por cada paciente en el caso de servicios de salud, etcétera.

También se debe hacer un diagnóstico e identificación de brechas operacionales, donde se establecen las potenciales mejoras a la operación de los equipos que puedan implicar un nulo costo para el mandante. Asimismo, se tienen que identificar las oportunidades de mejora energética para obtener la reducción de consumos por parte de los equipos.

Rojas cuenta que “las medidas de eficiencia energética entran a un proceso de priorización, en donde se toman sus características principales, como inversión, indicadores económicos (VAN, TIR), y otros como tiempo de implementación, impacto en la operación del proceso, ciclo de vida de las medidas, si la medida disminuye el consumo de energía, y otros criterios importantes para el mandante, para luego crear un ranking y así priorizar las medidas a implementar”.

Por último, se desarrolla el plan de implementación en donde se toman las medidas de eficiencia energética y se incluyen en un plan a través del tiempo para incorporarlas según factibilidad presupuestaria del mandante.

Caso Franke

La Sociedad Contractual y Minera Franke (SCM Franke) de KGHM corresponde a un proyecto emplazado en el sur de la región de Antofagasta, a 80 km al sureste de Taltal y 65 km al norte de Diego de Almagro. La faena comenzó sus operaciones en el año 2009, incluye la explotación de dos rajos: Franke y China, con una tasa promedio de mineral procesado de aproximadamente 11.100 ton/día y tiene vida útil hasta el 2017. El proceso es lixiviación en pilas dinámicas, extracción por solventes y electro obtención (LX/SX/EW). La producción durante 2014 fue de 19.915 toneladas de cátodos de cobre.

El IDIEM desarrolló una auditoria energética en la minera de capitales polacos, con el objetivo de identificar las posibilidades de reducir los consumos energéticos de los procesos mediante la implementación de mejoras en la operación de las etapas de producción con baja o nula inversión y nuevas tecnologías eficientes de medio o alto costo.

En esta línea, Rojas cuenta que las actividades comenzaron durante el mes de mayo de 2015, con el análisis de antecedentes para luego comenzar con las visitas a terreno y reuniones con actores claves de la mina durante el mes de junio y julio. Se realizaron análisis preliminares en todas las etapas de la mina, tanto campamento como área seca (todo el proceso hasta chancado) y áreas húmedas (planta de SX y EW), para luego enfocar los esfuerzos en las áreas de mayor potencial energético.

De acuerdo a lo anterior, se inspeccionaron los procesos de extracción de roca y transporte hacia el chancado primario, para luego revisar, mediante mediciones de variables eléctricas el funcionamiento del chancador primario, los chancadores secundarios y las correas transportadoras de mayor consumo eléctrico. Luego, se revisaron las salas eléctricas, el funcionamiento de las diversas bombas de alta potencia y sus arranques para el proceso de extracción por solventes (planta SX). Además, en las instalaciones de EW se inspeccionaron las tecnologías y equipos de mayor potencia, esto con el objetivo de captar y dar a conocer donde se puede ahorrar en el proceso.

De acuerdo a los resultados de la auditoria, se estimó que en el área de la planta seca las medidas con VAN positivo pueden alcanzar una disminución anual de 396 MWh, equivalente a 0,74% del consumo anual. En el área húmeda no se identificaron oportunidades de aumento de la eficiencia energética pues la tecnología utilizada por SCM Franke es la más eficiente disponible en el mercado. En el campamento no se identificaron medidas con VAN positivo.

KGHM reconoce que la gestión de la energía es fundamental para el éxito y desarrollo sostenible de sus proyectos y operaciones. “El costo de la energía ha sido uno de los principales insumos para nuestras operaciones y en general en esta industria minera, por lo mismo siempre se ha puesto mucha atención a su gestión tratando de lograr las mayores eficiencias, con los beneficios de reducir costos y los efectos sobre el medio ambiente”, explica Luis Contreras, Gerente Ambiente y Responsabilidad Social de KGHM en Chile.

 

 

Autor entrada: cmineracdt